Mostrando entradas con la etiqueta Vida Cristiana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vida Cristiana. Mostrar todas las entradas

jueves, febrero 01, 2018

Piensa 02

Piensa y deja que otros piensen.
Juan Wesley

Sí, es cierto: pensar no es fácil. Ponerte a evaluar diferentes situaciones, sentarte a ver cuáles son las opciones que tienes por delante, ver quiénes piensas deben involucrarse... etcétera y... etcétera. Por eso preferimos esos manualitos que nos ponen las cosas en pasos, o seguir nuestro “corazón” (lo llamamos “corazonada”).

Pero, si me permites recomendarte que lo pienses bien: ¿en cuántas ocasiones no te has arrepentido de haber aceptado los atajos que te propone la vida en vez de dedicarte a seguir el proceso real de algo?

Piensa en la cantidad de gente que está siendo engañada en este momento simplemente porque no quiere pensar (exactamente: no quiere), o porque no quiere darle un poco de cabeza a lo que se le está diciendo. Eso aplica a la religión, aplica a la ciencia, aplica al entretenimiento (que también es usada como una maquina de lavado de cerebro masivo, pero eso es otro tema).

A pesar de lo que se cree, la Palabra de Dios nos insta a pensar, comprobar, examinar, las cosa antes de hacerlas o creerlas. Es mentira que Dios quiere que seas un zombie, y es mentira que Dios quiere que creas ciegamente. ¡O sea, man! Dios creó el cerebro, el pensamiento, nos dio la capacidad de idear cosas e implantó las pistas para que ciertas cosas sean descubiertas a su tiempo. ¿Crees que Dios no querría que pienses? Si crees eso, estás mal... Y bueno, ¿por qué no ver lo que dice la Palabra al respecto?

Esto es Cristo a un maestro de la ley:
“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas." Marcos 12:30 (NVI)

¿Con toda tu mente? Es que el cambio que Dios quiere para nuestras vidas no puede ser impensado, al contrario: debe arropar nuestra mente. Ok... Sigo... ¡Me emocioné, eso pasa!

“... comprueben lo que es bueno.” Efesios 5:10 (NVI)

“Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo. Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. Más bien, sean ustedes *santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó…” 1 Pedro 1:13-15 (NVI)

El Salmista alaba diciendo: “Mi boca hablará con sabiduría; mi corazón se expresará con inteligencia.” Salmo 49:3 (NVI)

“Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia.” Proverbios 3:13 (NVI)

“... no sean niños en su modo de pensar. Sean niños en cuanto a la malicia, pero adultos en su modo de pensar.” 1 Corintios 14:20 (NVI)

“Corro por el camino de tus mandamientos, porque has ampliado mi modo de pensar.” Salmo 119:32 (NVI)


Es decir, un cristiano que no piensa es una imposibilidad.
Ahora bien, no quiero que esto se confunda con que pienses propongo que todo el que es creyente, debe ser educado. Conozco mucha gente educada que no piensa (más de los que quisiera admitir). De hecho, la forma en que educamos puede ser una forma de "no-pensamiento", atrapándote en formatos que te dicen "fuera de aquí no hay nada mas". Tampoco quiero que se confunda con "todo cristiano debe estar bien informado", porque ya dije que puede pasar con poseer mucha información. Que todos los cristianos fuesen educados y muy informados, es un ideal, pero también es algo que no es en realidad posible, y eso podemos discutirlo en el recreo.

Ahora, se puede ser no educado y no informado, y aún así pensar. Lo que te llevará a ser educado e informado de la manera correcta. Porque no estoy hablando de elevar tus conocimientos al nivel de Einstein, sino en que seas una persona capaz de tomar buenas decisiones.

¡Ah, buenas decisiones! Esa es la definición bíblica de sabiduría.
Ahora, cuando se habla de tomar buenas decisiones creemos que eso solo incluye no tomar decisiones pecaminosas, pero la verdad es que se refiere a la toma de buenas decisiones en todos los aspectos de nuestras vidas. No puedes ser totalmente sabio sí cada vez que te enamorases desperdicias tu dinero o dejas de ir a tu trabajo o abandonas una meta por la que habías trabajado mucho, aunque no robes no mientas no adulteres o no te lleves el semáforo en rojo: eres un necio.

Así que, el tomar buenas decisiones es un conjunto, y requiere que nuestra mente se envuelva en un constante proceso de pensamiento.

Pero nada... Voy a comer... Seguiré mañana... ¿Cool?
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

jueves, enero 18, 2018

Lo Que Se Necesita...

Estuve pensando en nosotros, los que ministramos, y todas las cosas que no somos, y que nunca seremos pero que creemos que atraen gente (créeme... ¡yo vengo de ahí!)

El mundo no necesita otro rockstar, popstar, ni "wrestling-star"... ni...
Hay buenos actores en Hollywood, y buenos cantantes de musicales en Paris, Broadway, República Dominicana y otros lugares. Tambien hay muchísimos "stand-up-comediants" (si es que esa es una palabra). Lo que necesitamos, y desesperadamente: es gente profundamente conectada con Dios, que sirva de ejemplo y haga discípulos.

¡Oh, qué trabajo más difícil! Pero... ¡vamos a apuntarnos!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons


martes, enero 09, 2018

HUIR

En "dominicano" decimos "juir" por huir, y "salir juyendo" por "salir juyendo", que es la reacción humana más común cuando las cosas no salen como esperamos... huir. Pero, si estás ejercitando tus dones o haciendo algo para Dios y la extensión de su Reino, algo que quizás entiendes es tu llamado, recuerda que vivimos haciendo la voluntad de Dios justo en la intercepción del dominio de las tinieblas. ¡Hay oposición! Lo más natural es que las cosas no siempre salgan como esperamos. Habrán quejas, distracciones, fracasos, discusiones... etcétera... y... etcétera.

Por eso, nuestro ejercicio de la obra de Dios debe siempre acompañarse con el ejercicio de comunicarnos constantemente con Él, eso nos dará la templanza de permanecer, sin huir, hasta que Dios haga el resultado favorable.

Jesús dijo que en el mundo
tendremos aflicción.
Y está claro que, en un mundo contaminado de locura, se les acusará de locos a los que vayan en contra la corriente.
Pero Jesús también dijo:
"Confíen...
yo he vencido al mundo."
Y si Él venció... nosotros también venceremos (Romanos 8:37)
Permanece.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

jueves, enero 04, 2018

Primario

¿Cuáles son tus instintos primarios?
Es decir, ¿cómo reaccionas cuando
tienes miedo,
te sientes atacado,
pasa algo que no te gusta,
estás feliz,
tienes dinero,
no tienes dinero pero...
lo que tienes es muchas deudas,
estás ocupado,
no hay nada que hacer,
te decepcionan,
te alagan..?
¡En fin!
Lo que sale de ti en situaciones específicas, cuando no puedes controlar el resultado o cuando no estás en control o cuando pasa algo inesperado... ahí (he notado) es que se sabe que carays hay dentro de ti...
Y no me refiero solo a situaciones específicamente negativas, también me refiero a momentos en que la vida nos favorece, cuando lo positivo es la norma... ahí... también...

Puedo ser buen cristiano cuando tengo todo bajo control, pero eso... veremos: si las cosas salen de lo que puedo controlar. Hay que enfocarse entonces en reacciones específicas que surgen en situaciones específicas (buenas, malas, positivas o negativas o máso...), y activar el simulador de modo que entreguemos el control a Dios cuando no podamos controlar(nos), en lo que está (o no está) pasando. Eso sí podría garantizar qué lo qué...

Por ejemplo, ¿cuándo reconocen tus éxitos, te pones arrogante o disfrutas y luego vuelves a ti? O cuando no puedes hacer algo para lo que te habías preparado, ¿asumes lo que hay a pesar de sentirte levemente triste y luego retomas la compostura? Cuando ganas un dinero que no estabas esperando, ¿lo desperdicias o te vuelves loco? Y otras preguntas por esa línea...

... y activar el simulador de modo que entreguemos el control a Dios cuando no podamos controlar(nos), en lo que está (o no está) pasando. Eso sí podría garantizar qué lo qué...

------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

martes, septiembre 16, 2014

El Desierto

En el lenguaje bíblico el desierto es el lugar donde somos purgados, limpiados, es donde cambia nuestra imaginación, es donde nos transformamos en "pueblo". ¿Qué hay en el desierto? Nada, es el mismo paisaje que solo cambia cuando hay alturas repentinas (montañas) o cuando el viento hace surcos en la arena (lo cual se ve muy bonito pero después de par de horas caminando: ¡harta!). Dos colores papá (o mamá): el azul del cielo con algunas gamas y el color de la arena con... algunas gamas. ¡Es lo mismo todo el tiempo! Sin embargo, es el lugar donde debemos ser llevados para poder desprendernos de nuestras ilusiones y enfocarnos en... Dios.

Unos cientos de años después de que el cristianismo explotó y el desierto ha sido sacado del imaginario cristiano. Unos años de cristianismo próspero y el desierto es considerado el peor de los lugares. Nos olvidamos que "Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto..." (Mateo 4:1), el verso continua con la razón: "...para ser tentado por el diablo." What!!? ¿Cómo así? Así...

Quizás necesitamos eso: una lección en caminar en el desierto.
Un unplugged: solo la voz de Dios, sin ilusiones, ni efectos especiales, solo dos... colores.
¿Será el desierto más grande que el Espíritu nos lleve en nuestro recorrido por el desierto donde el yo debe morir, y nosotros nos... neguemos?
Think about it!
Bye!
 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common
 

domingo, enero 19, 2014

16- Inconscientes

Buenos, hay muchas cosas que me llaman la atención, entre esas ésta:
Casi todo lo que hacemos le aplicamos cierto nivel de consciencia, menos las cosas rutinarias...
Esas no... esas... la hacemos con más inconsciencia que conciencia.
¿Por qué? Porque no requieren que nuestra mente esté encendida, que todos los "cables" de nuestro cerebro estén mandando señales, ese trabajo se puede hacer en automático y ni siquiera requiere habilidad "extra-curricular".

Lo que me llama la atención es que nuestra vida cristiana se vive más con inconsciencia que conscientes de lo que hacemos y de los resultados y por qué lo hacemos y poniendo nuestra mente, activando todos los "cables" de nuestro cerebro para que estén mandando señales a todo nuestro ser.
Todo nuestro ser...
¡Ah! Esa es la forma en que Dios quiere que le amemos: "con todo tu corazón, con todo tu ser, con toda tu mente..." (Mateo 22:37) No es algo que puedes vivir en automático, requiere mucho más de nosotros, requiere consciencia.
Piensa en eso.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Commons