martes, octubre 01, 2019

Salmo 119:1-72


Antes de seguir con la traducción y comentario del Salmo, coloco lo que hasta ahora he traducido de modo que sea más fácil una lectura continua y que sea más evidente el acróstico. Este salmo, como quizás sabes, lleva en hebreo el orden del alef-bet (alefato o alfabeto hebreo), así que en español he ido siguiente nuestro alfabeto:

A
1- A los de camino recto,
que avanzan en la Palabra del Señor:
Dios los bendice.
2- A los que viven de acuerdo a sus testimonios, 
y han invertido todo en buscarle: 
Dios los bendice.
3- Aquellos que no hacen maldad
y se conducen por sus caminos.
4- Acatar tus preceptos
has mandado.
5- ¡Ah, si se enderezara mi vida
para cumplir tus decretos!
6- Así no sentiría vergüenza
de observar tus mandamientos.
7- Alabaré con diligencia
cuando aprenda tus justos juicios.
8- Atenderé a tus enseñanzas
¡Nunca me abandones!

B
9- ¿Blanquearía el joven los caminos de su vida?
¡Claro que sí! Guardando tu Palabra.
10- Buscarte con todo me he propuesto
No permitas que me desvíe.
11- Bien grabados en mi mente
están tus dichos,
pues no quiero pecar contra Ti.
12- ¡Bendito eres Señor!
Enséñame tus decretos.
13- [mi] Boca anuncia
todos los juicios de tus labios.
14- Bonanza y alegría me dan tus testimonios,
¡Más que todas las riquezas!
15- Buscaré tus caminos,
Meditaré en tus preceptos.
16- Bienestar y deleite encuentro en tus decretos,
No olvidaré tus palabras.

C
17- Concédele a tu siervo larga vida,
y guardaré tu Palabra.
18- Cubiertos están mis ojos,
Descúbrelos, así podré ver 
las maravillas de las Escrituras.
19- Camino de paso en esta tierra,
no escondas de mi tus mandamientos
20- Con gran anhelo y todo el tiempo,
mi alma desea tus juicios.
21- Confronta al arrogante y al malvado,
pues se han apartado de tus mandamientos.
22- Corre de mi la vergüenza y el desprecio,
pues me mantengo fiel a tus testimonios.
23- Conspiran contra mi los poderosos,
aún así tu siervo medita en tus decretos.
24- Consuelo e instrucción
son tus testimonios,
¡En ellos me deleito!

D
25- Del polvo se pega mi alma,
reanímame con tu Palabra.
26- De todos mis planes te di cuentas
¡y me respondiste!
Enséñame tus decretos.
27- Dame discernimiento para caminar en tus preceptos
y meditaré en tus maravillas.
28- De angustia transpira mi alma
¡levántame con tu Palabra!
29- De la senda engañosa apártame,
muéstrame tu gracia en tu Palabra.
30- Decidido estoy a caminar en tu fidelidad,
afírmame en tus juicios.
31- De tus testimonios me he aferrado,
no permitas que sea avergonzado.
32- [me] Desplazo rápidamente 
por el camino de tus mandamientos,
porque has ampliado mi manera de pensar.

E
33- Enséñame Señor, cómo se recorre el camino de tus decretos,
y lo seguiré hasta el final.
34- En tu Palabra hazme entendido,
y me concentraré en obedecerla.
35- Encamina mis pasos por tus mandamientos,
¡no disfruto nada más!
36- Expande mi mente con tus testimonios,
y aléjame de ganancias mal habidas.
37- En tus caminos se preserva mi vida,
¡Aparta mis ojos de disparates!
38- Edifica a tu siervo con tu Palabra,
pues solo a Tí te doy honra.
39- El pensar que seré avergonzado me aterra,
¡Líbrame! ¡Qué buenos son tus juicios!
40- En tu justicia encuentro vida
¡Cómo deseo tus preceptos!

F
41- Favoréceme con tu gran amor, Señor,
Y sálvame de acuerdo a tu Palabra.
42- [al] Fastidioso podré responder,
Pues confío en tus caminos.
43- Fija en mi boca, cada día, la Palabra de Verdad, 
Pues en tus juicios espero.
44- Fielmente guardaré tu Palabra, 
¡Todos los días de mi vida!
45- Firme he sido en buscar tus preceptos,
Por eso puedo caminar con libertad.
46- Frente a gente de poder
hablaré de tus testimonios,
¡No me avergonzaré!
47- ¡Feliz con tus mandamientos!
Los amo.
48- Fuente de felicidad son tus decretos,
Amo tus mandamientos,
a ellos levanto mis manos.

G
49- Garantízame que recordarás lo que prometiste a tu siervo,
esas palabras son mi esperanza.
50- Grande es mi miseria, pero este es mi consuelo:
Que tu Palabra me vivifica.
51- Groserías y burlas me lanza el arrogante,
pero no me he desviado de tu Palabra.
52- Grabados tengo tus juicios desde hace muchos años,
y me lleno de consuelo, Señor.
53- Gran indignación es lo que siento, por los malvados
que se olvidan de tu Palabra
54- Grité tus decretos como canciones,
mientras estuve exiliado.
55- Guardaré tu Palabra, Señor,
en las noches recuerdo tu Nombre.
56- Guardar tus preceptos,
¡eso es lo que me corresponde!

H
57- He dicho: “El Señor es mi herencia”,
guardaré tu Palabra.
58- He buscado tu Presencia con todo,
Se bondadoso conmigo por tu Palabra.
59- He pensado en mi forma de vivir,
y decidí volver a la ruta de tus testimonios.
60- Hasta apresuré mis pasos,
y no me he atrasado en vivir por tus mandamientos.
61- Hordas de malvados me rodean,
pero no he olvidado la Palabra del Señor.
62- He despertado a medianoche para agradecerte,
porque tus juicios son justos.
63- [me] He aliado con todo el que te reverencia,
y con aquellos que viven por tus preceptos.
64- He visto que tu amor bondadoso cubre la tierra,
enséñame tus decretos. 

I
65- Incúlcame tu bondad, Señor,
de acuerdo a tus promesa.
66- Impárteme conocimiento y dame buen discernimiento
Pues confío en tus mandamientos
67- Insistí en desviarme del camino y me afligí,
ahora me sostiene tu Palabra
68- Instrúyeme en tus decretos,
Eres bueno y me haces bien.
69- Insolentes me atacan con sus mentiras,
Aún así estoy determinado a vivir por tus preceptos.
70- Insensibles se han vuelto en su necedad
En cambio yo en tu Palabra me deleito.
71- ¡Increíble! Pero ser avergonzado me hizo bien,
así me enfoqué en aprender tus decretos.
72- Inspirarme en las Palabras de tu boca 
me hace más bien que tener mucho dinero.
 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto cortesía de Masha Manapov

No hay comentarios: