viernes, febrero 08, 2019

Mente y... ¿Riñones?

Cosas del Corazón 04

El Salmo 7:9 es bien conocido en español por la versión bíblica más popular entre los cristianos protestantes (que ya no "protestan", by the way), que lo traduce así:
"Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón." (RV60)

Las traducciones de un lenguaje más contemporáneo lo han hecho de manera similar:
"tú eres un Dios justo que examina el corazón y la mente."
(Reina Valera Contemporánea)
"Pues tú miras lo profundo de la mente y del corazón, oh Dios justo."
(Nueva Traducción Viviente)
"Dios justo, que examinas mente y corazón..."
(Nueva Versión Internacional)

Lo que todos han mantenido es la dupla "corazón-mente", que también se usa en inversión: "mente-corazón". Desde que iniciamos esta especie de serie, he dicho que la intención es ver cómo lucirían algunos versículos en donde aparece "corazón" en hebreo usando el significado que el término tiene dentro de la Biblia Hebrea (mente, pensamientos, voluntad); y, en el caso particular de este versículo, es que "corazón" ("levot" en el versículo, que significa "corazones") ha sido traducido como "mente", efectivamente, pero la palabra que en la mayoría de las versiones  ha sido traducida como "corazón" en este versículo es "riñónes" (chelaiot), que en muchos de los casos en que aparece en el Antiguo Testamento significa: "consciencia, emoción, sentimiento". Un ejemplo interesante es Jeremías 12:2:
"Te tienen en la punta de la lengua, pero te mantienen lejos de su corazón." (RVC)

La palabra usada para "corazón" aquí vuelve a ser "riñones" (siempre aparece en plural), es decir que, una traducción literal del versículo sería: "cerca estás de su boca, pero estás lejos de sus riñones." Pero "riñones", como expresión de la interioridad del hombre, es tan raro para nosotros que el versículo sería incomprensible si lo dejamos tal cual, y lo que se ha hecho en la mayoría de traducciones del Salmo 7:9 es que, para no tener que usar "corazón y el corazón", se ha tenido que recurrir a "mente", a pesar de que en la mayor parte de los versículos donde "corazón" (לב ,לבב, "lev, levav") aparece se ha traducirlo literalmente, es decir como "corazón" y ya... meh....

Es raro... Aunque no creo que impida que el versículo sea bien interpretado si se usa "corazón y mente" (después de todo expresamos la interioridad y el sentimiento con "corazón"), quizás debamos aplicar esas decisiones a la traducción de otros versículos.

¿Qué sugiero, aparte de no tener a Dios lejos de tus "riñones"?
Una decisión comprensible sería traducir "riñones" sino como "el interior", dándole el amplio rango que la palabra tiene en el hebreo. Así:
"[eres un] Dios justo, que examinas la mente y [nuestro] interior"

Básicamente: ¿qué hay que Dios no pueda escanear? ¡Nada! No hay nada que Dios no pueda saber, conoce lo que piensas, y lo que sientes, por eso su ayuda es más efectiva.

¡Qué tengas un buen fin de semana!

 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

1 comentario:

Josueph Alexander dijo...

Hay que darle mucho corazón a eso.. Digo MENTE :p

EXCELENTE!