martes, febrero 12, 2019

¿Arriba o De Nuevo?

La conversación que Nicodemo tiene con Jesús es... puramente rabínica. Si has leído alguna historia o enseñanza con conexión con algunos de los famosos rabinos judíos, te vas a dar cuenta que no es... random, ni Jesús se va por las ramas, ni Nicodemo está tan en el aire... es como si siguiesen las reglas de una conversación que ronda en su profesión: ser rabinos.


Nico (si me permiten llamarle así a Nicodemo) lleva la afirmación de Jesús al extremo, Jesús le dice: "Te puedo decir con toda seguridad, que si no naces de arriba, no puedes entrar al Reino de Dios." No es "desde el principio" (Juan 2:3*), y pudiese ser una expresión idiomática que signifique "de nuevo", pero lo literal es "de arriba". Nico lo lleva al extremo: "alguien, que ya es viejo, no puede entrar por segunda vez (deuteron) al vientre de su madre y volver a nacer" (Juan 3:4).  Jesús lo re-dirige, rabbi style: "Te puedo decir con toda seguridad, que al menos que alguien nazca del agua y del Espíritu, no va a entrar al Reino de Dios." 

Agua-Espíritu.
De arriba.
Viento.

Toda nuestra vida nos la pasamos construyendo una identidad, a veces con la ayuda de otros y, en otras ocasiones, bajo presión de los otros. Lo que eres ahora lo estás construyendo o lo construiste, te fajaste, sudaste, estudiaste, amaneciste, te caíste, te levantaste... ¡hasta pagaste! Y eres... esto, lo que ahora eres o estás planeando ser. Jesús dice: "Stop. Jesus time! Rewind! Vamos a empezar otra vez, y estos son los materiales: Agua-Espíritu (que explicaré en otro post), pero el ejemplo soy Yo, Yo Soy. Sígueme y haré que tu vida trascienda." 

A Nicodemo le costó, y nosotros ¿lo entendemos?
 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
*Las traducciones del texto bíblico usadas
en este post 
han sido realizadas por mi.

viernes, febrero 08, 2019

Mente y... ¿Riñones?

Cosas del Corazón 04

El Salmo 7:9 es bien conocido en español por la versión bíblica más popular entre los cristianos protestantes (que ya no "protestan", by the way), que lo traduce así:
"Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón." (RV60)

Las traducciones de un lenguaje más contemporáneo lo han hecho de manera similar:
"tú eres un Dios justo que examina el corazón y la mente."
(Reina Valera Contemporánea)
"Pues tú miras lo profundo de la mente y del corazón, oh Dios justo."
(Nueva Traducción Viviente)
"Dios justo, que examinas mente y corazón..."
(Nueva Versión Internacional)

Lo que todos han mantenido es la dupla "corazón-mente", que también se usa en inversión: "mente-corazón". Desde que iniciamos esta especie de serie, he dicho que la intención es ver cómo lucirían algunos versículos en donde aparece "corazón" en hebreo usando el significado que el término tiene dentro de la Biblia Hebrea (mente, pensamientos, voluntad); y, en el caso particular de este versículo, es que "corazón" ("levot" en el versículo, que significa "corazones") ha sido traducido como "mente", efectivamente, pero la palabra que en la mayoría de las versiones  ha sido traducida como "corazón" en este versículo es "riñónes" (chelaiot), que en muchos de los casos en que aparece en el Antiguo Testamento significa: "consciencia, emoción, sentimiento". Un ejemplo interesante es Jeremías 12:2:
"Te tienen en la punta de la lengua, pero te mantienen lejos de su corazón." (RVC)

La palabra usada para "corazón" aquí vuelve a ser "riñones" (siempre aparece en plural), es decir que, una traducción literal del versículo sería: "cerca estás de su boca, pero estás lejos de sus riñones." Pero "riñones", como expresión de la interioridad del hombre, es tan raro para nosotros que el versículo sería incomprensible si lo dejamos tal cual, y lo que se ha hecho en la mayoría de traducciones del Salmo 7:9 es que, para no tener que usar "corazón y el corazón", se ha tenido que recurrir a "mente", a pesar de que en la mayor parte de los versículos donde "corazón" (לב ,לבב, "lev, levav") aparece se ha traducirlo literalmente, es decir como "corazón" y ya... meh....

Es raro... Aunque no creo que impida que el versículo sea bien interpretado si se usa "corazón y mente" (después de todo expresamos la interioridad y el sentimiento con "corazón"), quizás debamos aplicar esas decisiones a la traducción de otros versículos.

¿Qué sugiero, aparte de no tener a Dios lejos de tus "riñones"?
Una decisión comprensible sería traducir "riñones" sino como "el interior", dándole el amplio rango que la palabra tiene en el hebreo. Así:
"[eres un] Dios justo, que examinas la mente y [nuestro] interior"

Básicamente: ¿qué hay que Dios no pueda escanear? ¡Nada! No hay nada que Dios no pueda saber, conoce lo que piensas, y lo que sientes, por eso su ayuda es más efectiva.

¡Qué tengas un buen fin de semana!

 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

jueves, febrero 07, 2019

¡Señoras y Señores...!

El apóstol Juan lo llama "Palabra", "Luz"... pero Juan el Bautista se refiere a él con un título profético, ¡escatológico!: "Señoras y señores", me parece escucharlo decir, "ese es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo." (Juan 1:29).

Al verlo Juan el Bautista sabía que no era solo cualquier hombre, sino alguien que nos uniría, nos reconciliaría con Dios,
el sacrificio de una sola vez,
la Solución,
la conexión,
el auténtico Camino a la Fuente,
que es Dios.

Los que lo conocieron en persona no necesitaban hablar mucho para convencer a nadie, solo debían decir: "Ven... y ve", ven y comprueba por ti mismo. Y quienes iban y comprobaban no les cabía la menor duda. Quizás es lo que debamos hacer, caerle atrás a Jesús después del anuncio de "Ese es...", pasar con él todo el tiempo necesario y luego decirle a otros: "creo que encontré la fuente, lo esencial, lo único, la conexión, el que hará que no me falte nada...", y a la respuesta de "¡Pss! ¿eso es posible? ¿puede salir algo bueno de esos lugares en donde buscas?", digamos: "Ven a ver...".

Prueba.
¡Señoras y señores...
Agnus Dei!
 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto cortesía de Thomas Hawk

martes, febrero 05, 2019

Gracia ReMix


Después de siglos de uso y mal uso, muchas palabras religiosas se han alejado tanto de su significado que la gente hasta ha perdido el interés en ellas. Lo que no ha pasado con gracia, por alguna razón. Misteriosamente, aún sus derivados "gracioso" y "agraciado" tienen alguna conexión con ella.

La gracia es algo que no puedes obtener, solo puede darse. No hay forma de ganarla o merecerla... Dormir bien es gracia, así como un buen sueño. Muchas lágrimas son gracia. El olor de la lluvia es por gracia. Alguien que te ama es gracia Amar a alguien es gracia. ¿Alguna vez has intentado amar a alguien?

Una de las excentricidades de la fe cristiana es la afirmación de que la gente es salva por gracia. No hay nada que puedas hacer. No hay nada que tengas que hacer. No hay nada que hacer.

La gracia de Dios significa algo así como: "Esta es tu vida. Nunca hubieses existido, pero eres, porque la fiesta no estaría completa sin ti. Este es el mundo. Cosas hermosas y terribles pasarán. No tengas miedo. Yo estoy contigo. Nada puede separarnos. Te amo."

Quizás poder abrazar esta gracia es también un regalo.

- Frederick Buechner
 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto cortesía de Thomas Hawk

viernes, febrero 01, 2019

¿Dónde Está Lo Que Más Aprecias?


Cosas del Corazón 03

Entonces, me gustaría hacer algunos experimentos con versículos bíblicos que contienen “corazón” (algunos del Nuevo Testamento, si me permiten), y traducirlos tomando en cuenta el significado que “corazón” tenía para el hombre y la mujer bíblicos*. En algunos casos el ejercicio será sencillo en otros más complicado, pero casi siempre resultará en una traducción libre o equivalente.

Tomemos, para iniciar, un versículo donde el ejercicio resulta en mi opinión sencillo:
“Pues donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.” (San Mateo 6:21 RVC)

Para el cristiano promedio el versículo puede ser entendible por la tradición interpretativa y los múltiples mensajes que ha escuchado al respecto. En el caso particular de "tesoro”, Jesús no está hablando de cosas subjetivas, sino de materia bien concreta: algo que la gente guardaba, ocultaba de otros y que, de cierta manera, ayudaba a asegurar su futuro, algo que podían tocar con sus manos. El mandato de Jesús es una respuesta a la pregunta: "¿qué comeremos y vestiremos... mañana?"

Para el hombre y la mujer de hoy, "tesoro" guarda un significado objetivo: ahorros (aunque estos también pueden ser "virtualmente" subjetivos), posesiones, propiedades, etc.; y subjetivo (recuerdos, relaciones, logros, metas, etc.).  Y ya hemos hablado de “corazón”, con su significado más tirando hacia lo cognitivo y los procesos mentales.

Tomando en cuenta estas cosas, sustituiría "tesoro" (θησαυρός, tesaurós) por "lo que más aprecias" y "corazón" por "pensamiento", traduciendo el versículo así:
"Pues donde está lo que más aprecia, ahí van [constantemente] tus pensamientos."

¿Qué es lo que más aprecias?
¿Qué ocupa tu mente la mayor parte del tiempo?
Sigues a Dios, ¿cuando estás tranquilos es el lugar natural a donde van tus pensamientos... o no?

 ------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto cortesía de Thomas Hawk
*Con esto me refiero a la muestra que tenemos en el texto bíblico, que incluye hombres y mujeres de épocas y contextos geográficos distintos, pero para los que "corazón" (según nuestro estudio) tenía el mismo valor semántico.