sábado, abril 04, 2015

Valientes De Ultimo Minuto

En el momento más confuso, dos de los discipulos secretos de Jesús son los que ejecutan acción. Nadie sabía que estos se reunían con Jesús o que compartían con Él cierta simpatía. Su identidad como "cristianos" no había sido revelada por miedo a que otros los rechazaran o a perder cierta posición en el ambiente político o religioso judío. Pero en el instante en que el cuerpo de Cristo "no tiene doliente" ellos toman acción, sin importarles que esto significaría no tomar la pascua y ser "dos impuros" andantes durante el resto de la fiesta.

No creo que aplique juzgar a Nicodemo y a José de Arimatea por cuidar más su reputación que su relación con Dios, o a los discípulos por huir en este momento tan crucial. A lo que si quiero llamar la atención es que: algo pasó con Nicodemo y con José al ver a Jesús en la cruz. Creo que en la experiencia de la cruz los dos hombres se dieron cuenta de algo que los demás discípulos no entendieron sino hasta unos días después, cuando Jesús resucitó y reflexionaban con cuidado en cada hecho. Estos dos hombres entendieron que ahora Jesús era su pascua, era el Cordero sacrificado para su liberación, ¿para que proteger más su reputación, su vida, si su Amigo Eterno había dado su vida por ellos? ¿qué importancia tenía un evento anual frente AL EVENTO que les daría aliento eterno? Todo lo anterior (reputación, celebraciones religiosas, estatus) no hacía sentido frente a la importancia de estar con Cristo.

Un día, algún evento o situación probará cuán cercanos estamos de Cristo, y cuando suceda:
si estamos en oculto ("cristianos de la secreta") que esto nos de la valentía para salir a la luz...
si la situación nos hace huir de Cristo que tengamos la valentía de volver a El...

Que su gracia nos sostenga y nos preserve.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

1 comentario:

Pescadito dijo...

Impecable!