jueves, febrero 27, 2014

41- Ser Dominicano

Hoy celebramos un año más de independencia dominicana. Muchos se sienten orgullosos de ser dominicanos, y lo expresan de diferentes maneras. Pensando en esto, he visto que la mayoría de esas expresiones de dominicanidad son más ornamentales, orales y por ende... temporales.

Si amamos tanto este país:
¿por qué rompemos las leyes?
¿por qué tiramos basura en la calle?
¿por qué irrespetamos al otro dominicano que es parte de la dominicanidad que tanto "profesamos"?
A nuestros políticos:
¿por qué atropellan al pueblo?
¿por qué se enriquecen con el dinero que debe usarse para el bien del Estado?
A los que quieren ser políticos:
¿por qué? ¿para "arreglar tu vida" mientras jodes al pueblo? ¿o para servir?
Los carros públicos:
¿por qué manejan de manera tan desastrosa?
A los comerciantes:
¿por qué le roban al pueblo?

Las preguntas pueden seguir pero se supone que esto no es un día de amargue, así que esto no puede ser una "bachata". Pero es bueno considerar, el día en que celebramos ser dominicanos, si estamos seguros qué eso significa.

Creo en lo que dice el Himno Nacional:
"Ningún pueblo ser libre merece
si es esclavo indolente y servil
SI EN SU PECHO LA LLAMA NO CRECE
que templó el heroismo viril..."

Por eso también creo que nuestro derecho a la libertad está en cuestión.
Que nuestra "dominicanidad" se vea en actos que de alguna u otra manera refleje que queremos una mejor nación. Yo eso no lo veo, y hoy 27 de Febrero me da verguenza que gente entregó su vida por esto pero me alegro que tenemos una buena oportunidad para hacer que las cosas mejoren.
¡Feliz Día de la Independencia!

------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

*Imagen tomada de www.hoy.com.do

miércoles, febrero 26, 2014

40- Dios Habla ¿Hoy?

“[El silencio] Está fuera del mundo del beneficio y la utilidad. No puede ser explotado; y no puedes obtener nada de él. Es "improductivo"; por eso se le tilda de inútil. Paradójicamente hay más ayuda y sanidad en el silencio que en casi todas las cosas útiles." 
Max Picard

Antes entendía que solo debíamos callar el ruido externo en orden de que Dios nos hablara. Pero últimamente me he dado cuenta que también debemos callar nuestras intenciones para escuchar que desea DIOS. Muchas de las razones por las que queremos que Dios nos hable son oscuras y están lejos de la práctica de la obediencia. Así que decidí preguntarme: ¿Por qué querría que Dios hable? Es bueno que Dios nos hable, pero ¿hay buenas razones por las que Dios me hablaría?

A principio de semana estaba leyendo en Génesis una fascinante historia donde Abraham y Sara le preparan comida a Dios. Después de unas horas Dios se va, pero antes de irse dice que Dios "estaba pensando: «¿Le ocultaré a Abraham lo que estoy por hacer? Es un hecho que Abraham se convertirá en una nación grande y poderosa, y en él serán bendecidas todas las naciones de la tierra. Yo lo he elegido para que instruya a sus hijos y a su familia, a fin de que se mantengan en el *camino del Señor y pongan en práctica lo que es justo y recto. Así el Señor cumplirá lo que le ha prometido.»" (Génesis 18)

¿Te imaginas a Dios pensando que hay cosas que no... te puede... ¡ocultar!? Nunca me había llamado tanto la atención ese pasaje, me había enfocado en la discusión que tiene sobre si hay 100, 50, 20 o 10 justos, pero nunca en el hecho de que Dios piensa que no puede ocultarle algo a Abraham. Recuerdo ahora también, esa parábola del sembrador que Jesús grita a la multitud que no la entiende, pero que luego comparte con los discípulos porque: "a ustedes les he revelado los secretos del Reino."

¿Qué estoy haciendo en la vida que merezca que Dios me hable? De hecho, ¿qué estamos haciendo? Con nuestras mediocres vidas cristianas no hay mucho que decir (o escuchar), de hecho la pregunta es, ¿de verdad quiero que Dios me hable? o ¿estoy evitando con mis hechos y mi vida que Dios de alguna me pueda hablar? ¿le tengo miedo a la voz de Dios porque dice... la verdad? Andrew Murray dice que: "Encontramos que la vida cristiana es muy difícil porque buscamos 
las bendiciones de Dios mientras vivimos por nuestra cuenta. Deberíamos estar felices por vivir 
la vida cristiana de acuerdo a nuestro gusto.” Yo diría que encontramos que Dios no nos habla porque no queremos escuchar, hay mucho ruido y esta vez es interno.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Commons

lunes, febrero 24, 2014

39- Mentir Para Criar

"Ahí está el cuco..."
"¿El carrito? ¿El que hacía mucha bulla? ¡Se rompío!"
"Los niños que no comen zanahoria se le caen los dientes..."
Es mucho más fácil mentir para que nuestros hijos hagan lo que esperamos de ellos.
Es más difícil decirles la verdad:
"No vayas para allá..."
"El carrito hacía mucho ruido y lo escondimos..."
"Debes comer zanahorias porque es bueno para ti..."
 ... y mantener nuestra posición.
Tú eliges, pero si le mientes para criarlo no te quejes cuando te mienta para salir de ti.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Commons

miércoles, febrero 12, 2014

38- Gracia

Hoy es "Miércoles Pa´trá" así que toca un viejo post, esta vez le toca a "Gracia" de la serie "Mi CocaCola y Dios":

Gracia significa que estás en un universo diferente del que has estado atrapado, cuando no hay forma posible de llegar ahí por ti mismo."
Anne Lamott



Gracia. 
La palabra. 
Muchos de nosotros sólo conocemos la que lleva la "s" al final, y no en totalidad. Creo que ni siquiera muchos cristianos entienden lo que esto significa, o lo olvidan.
Hace algunas semanas visitaba un hospital para niños con algunos amigos. No suelo visitar hospitales porque me desmayo, vainas de la debilidad de un hombrecito. Al final de la única sala que tenía está clínica, se encontraba un pequeño niño de casi dos años. Su cabeza más grande que su cuerpo, que era frágil y raquítico, de esos que te dan la impresión que si lo tocas o lo intentas sostener en tus brazos se va a romper o deshacer. El peso de su cabeza sólo le permitía tenerla de lado, y su pequeña barriga no se movía, y sus ojos, no estoy seguro a donde miraban. Daba la ligera impresión de una agonía silenciosa, de una muerte próxima.
Frente a él, su mamá. 
Me dijo que el niño se llamaba Emmanuel. 
Una señora de algunos 45 años, maltratada por la pobreza. Sus ojos tristes fijos en su pequeño niño, en su sufrimiento. ¿Por cuánto tiempo habrá estado así? No lo sé. Pero mientras todos mirábamos al niño como un candidato a la muerte segura, su madre estaba ahí, paciente, esperando una respuesta positiva del doctor, o en el extremo de los casos (y créanme que esto era extremo) un milagro.
Lo que hacía que su madre estuviera ahí se llama: GRACIA. Y la gracia proviene del amor.
Lo peor que nos puede pasar como cristianos es desconocer la gracia de Dios. Era la lucha principal de Jesús con los fariseos. Estos, junto a los saduceos y otros líderes religiosos de los judíos entendían que el principal asunto de Dios era alejar sus escogidos de los "malditos por el pecado": publícanos, skaters, heavy metals, prostitutas, políticos, vendedores de licencias, centuriones romanos y choferes de carros públicos que se roban los semáforos en rojo. Jesús entendía que el asunto de Dios era mostrar a estos que todavía los ama, que no todo estaba perdido y que mientras los "hijos de Dios" los rechazaban, el mismo Dios venía, caminaba con ellos y les daba una oportunidad.

Mi amigo José B es para muchos un impío, aunque nadie le dice nada. Hace sonido en muchos eventos cristianos y no cristianos, así que casi no tiene la oportunidad de congregarse, les grita malas palabras a los músicos por los monitores cuando le exigen algo, hace bromas fuera de lugar, y por la naturaleza de su trabajo muchas veces debe estar en lugares no muy apropiados. No es alguien que catalogaríamos como "prototipo de Cristo". Si, ya ustedes saben: Yo, fariseo.
Hace par de días estuve hablando con alguien, un joven hablaba conmigo de como Dios estaba restaurando su vida. Había pasado por algunos problemas y su vida había sido prácticamente destruida, me dijo que literalmente sentía como, cuando llegaba a un servicio en su iglesia, todos se iban de su lado para no "contaminarse". Luego me dijo algo que no esperaba oír: "Pero José me dijo que Dios no me quería así, que debía salir de eso. Me dio trabajo, empezó a ayudarme y a buscarme, y me levantó el animo. Desde entonces he estado trabajando con jóvenes en la iglesia y creo que se a donde Dios me quiere."

Sinceramente, antes de eso pensaba que debía predicarle a José para que se convirtiera, pero Dios, Dios me dio a través de él una nueva historia de gracia. 

La gracia de Dios es incomprensiblemente ridícula. Ninguno de nosotros la merecíamos, sin embargo la tenemos.

Por eso, no entiendo por qué algunas veces entre los cristianos hay señales de orgullo o sobre espiritualidad, si todos hemos sido sacados del mismo hoyo, del estanque de mierda donde estábamos metidos. ¿ahora, porque estás "limpio", se te olvida de dónde saliste? Como si hubiésemos terminado de pagar todo lo que debemos. 
Nos parecemos al tipo ese que le debía muchísimo al Rey y fue perdonado pero que metió en la cárcel al que sólo le debía 20 pesos. ¡Uff! Hay historias en la Biblia que parece que no leemos.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

martes, febrero 11, 2014

37- La "Trumanmanía" y el Peligro de lo Hiperpúblico

Hace algunos años (creo que esa ya la dan en TCM así que: hace muchos años) algunos fuimos al cine para conocer la historia de Truman, un chamaco que nació en un reality y pasó su vida ante las cámaras sin darse cuenta. ¡Me encantaba el poster! Formando la cara de Truman con imágenes y fotos de su vida. Recuerdo estar en el cine mientras algunas mujeres lloraban (algunos hombres también, lo se porque apretaban los labios y dicen que si aprietas los labios no salen las lágrimas... dicen), mientras Truman (Jim Carrey) golpeaba desde un bote en "el mar" una pared pintada de cielo, llorando como gritando "¡sáquenme de aquí!".

"Pobre Truman", pensábamos en ese tiempo...
"¿No sería miserable vivir así?", nos decíamos unos a otros...
Bueno, no si lo haces... voluntariamente. Hoy todos vivimos en medio de la "Trumanmanía", toda nuestra vida (algunos desde que nacen como por ejemplo... ¿Benjamín? ¡Jejejeje!) está siendo observada por decenas o cientos o miles de personas, no en un sólo país sino alrededor del mundo. Estamos tan conectados y estamos siendo tan observados que cuando ves a alguien con quien no te habías juntado en mucho tiempo ¡no hay nada que hablar o decir!

¿Qué tan saludable puede ser eso?
O bueno: ¿qué tan sostenible?
Desde hace un tiempo, junto con el voto de ser anónimo, he decidido mantener gran parte de mi vida privada. Hay cosas que me pasan que no cuento... no en las redes. Cuando alguien se entera me pregunta frenéticamente:  "¿Qué pasó? ¿Qué pasó? ¿Nadie debe saberlo?", cuando les pregunto por qué me responden que es porque no lo vieron en FB o TW o whatever...
No es secreto solo que no es hiper-público, y me gusta así...
Creo que todos hemos sido atraídos por la aparente atención que podemos tener en las redes:
cuántos me siguen,
cuántos "likes",
cuantos comentarios a mis fotos o a mis posts,
cuántos "amigos" tengo en FB...
Yo creo que ese deseo secreto puede hacernos más miserables detrás de una atención falsa de un grupo de gente que cuando no tiene nada que hacer revisa su "timeline" o su "newsfeed" y le da la like a las cosas de la gente que le "cae bien" aunque no sepa si es algo que debe gustarle o no (como esos que le dan like a "Mi abuela murió estamos devastados").

Mi miedo es que esta atracción por lo hiper-público nos lleve al extremo: a exagerar lo privado porque nos hemos cansado de gente que "nos acosa". Así lo veremos, lo "profetizo" (espero que no te tomes esta profecía religiosamente) y lo digo en serio.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

lunes, febrero 10, 2014

36- Señalando A Dios...

"El hombre respondió: La mujer que me diste..." (Génesis 3:12)

Las mañas que tiene el hombre son bastante viejas. Una de ellas es: nunca tenemos la culpa, aunque hice lo que hice, la culpa la tiene el otro: el sistema, la forma en que me criaron, el amigo que se bebió mi refresco el día que mis padres se divorciaron, el pastor que me ofendió, el Dalai Lama, los políticos, el que ralló mi carro... y un infinito listado de culpables... ¿pero uno? ¡Uno no!

En Génesis 3 se hace el asunto bastante evidente: no solo el hombre no tiene la culpa la tiene la mujer pero esa mujer "ME LA DISTE TÚ...", como diciéndole a Dios: "Usted fue que me metió en el lío..." Porque uno nunca tiene la culpa.
¡Que maña más vieja y dañina!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

35- Y Mirando Hacia Atrás...

Pensando en cómo me comportaría como padre, hace casi cuatro años escribí esto:
"¿Qué siento? Siento la emoción de la incertidumbre, no se si dormiré esta noche, no se si seré buen padre (aunque trato), si me entrará el egoísmo y preferiré leer un libro que jugar o ver los banyardigans (o como se escriba)..."

Mientras leía eso hoy pensaba: "Me ha entrado el egoísmo y también he tenido que ver los backyardigans (así se escribe)..." Pero me ha entrado el egoísmo tantas veces como las que me he sentado a ver... eso. Y es que, siendo totalmente honesto, uno quiere lo suyo, sus caminos, sus espacios, sus cosas, y la familia expone esa parte de uno que es fea y que no puede ser expuesta en otro lugar sino en el compartir con otros, con esos otros con quienes precisamente tienes y debes estar, y quienes comparten (deben) todas las cosas porque así lo estableció Dios. A otros los puedes evitar, pero a estos no, no si quieres hacer las cosas bien. Y quieres hacer las cosas bien, ¿no?

Uno mata ese egoísmo dándose primero cuenta que es egoísta, que quiere las cosas a su manera y su tiempo estructurado a su forma. Uno mata ese egoísmo poniendo al lado ese libro y sentándose a armar un rompecabeza o a "jugar carritos" o a correr por el parque cuando quieres estar sentado. Siempre habrá tiempo para ti, pero el tiempo con tus hijos es limitado.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Commons

domingo, febrero 09, 2014

34- Un Buen Verso Para Iniciar La Semana

"Que Dios, quien da esa paciencia y ese ánimo, los ayude a vivir en plena armonía unos con otros, como corresponde a los seguidores de Cristo Jesús. Entonces todos ustedes podrán unirse en una sola voz para dar alabanza y gloria a Dios,
el Padre de nuestro Señor Jesucristo. 
Por lo tanto, acéptense unos a otros, tal como Cristo los aceptó a ustedes,
para que Dios reciba la gloria."
Romanos 15:5-7
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

viernes, febrero 07, 2014

33- Huellas


Mucha de nuestra ansiedad surge de querer dejar una huella en este mundo. Pero nunca dejaremos una huella en este mundo al menos que Dios deje una huella en nosotros. Dios no dejará una huella en nosotros al menos que dejemos de querer dejar una huella en el mundo.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

jueves, febrero 06, 2014

32- Pat Robertson: "Dejemos De Hacer El Ridículo"


En un esperado e importante debate entre un cristiano y un evolucionista, Ken Ham (un cristiano creyente en la edad joven de la tierra) quedó al ridículo al enfrentarse sin argumentos contundentes frente al evolucionista Bill Nye, hasta Pat Robertson pidió en uno de sus programas del Club 700: "¡Por favor! No sigamos haciendo el ridículo."
Ken Ham se enfrentó a Hye con solo un argumento: "La Biblia dice..." Soy un firme creyente en lo que la Biblia dice, pero a través de los años he aprendido que "la Biblia dice" no es una prueba para aquellos que no creen en las Escrituras como una prueba confiable, y para eso la revelación de Dios está "escrita" en la creación (lee Romanos 1:18-20).
 Es desafortunado que esas cosas pasen y, siempre me ha sorprendido que muy pocos debates son hechos entre ateos y cristianos donde el creyente sea una persona que ha desarrollado argumentos importantes al respecto (si hay alguno ha sido poco promocionado). Pero aparte de esto, no creo que esos argumentos deban llevarse a la palestra pública, pero eso es otro tema.
Para aquellos que hablan inglés, aquí hay un buen artículo sobre el debate y otras formas en que debió ser abordado: The Ham-Nye Creation Debate: A Huge Missed Opportunity
Luego hablamos un poquito de Pat Robertson y sus comentarios, ¿vale?
¡Paz!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons


miércoles, febrero 05, 2014

31- ¿Miembro o Discípulo?

Escribí este post alrededor de esta fecha hace 6 años,
lo comparto hoy en "Miércoles Pa´Trá":


Hoy en día miles de personas se llaman cristianos, el número es cada vez más creciente. Gente de todos los estratos sociales, políticos, artistas, modelos, etc. se unen a seguir a Jesús, cosa que no se me ha dado el papel de cuestionar, digamos que “está de moda”. Pero muy pocas de estas personas sigue fielmente las enseñanzas de Jesús.

De hecho, si nos dedicamos a encuestar a un buen grupo de cristianos, nos daremos cuenta que dentro de cualquier iglesia, sea grande o pequeña, de moda o a la antigua, tipo museo o catedral, encontraremos que mucha gente tiene su propia versión del cristianismo. Me explico: si decidimos elegir una iglesia considerada cristiana, dentro de una denominación en la que creamos que se apega a los fundamentos bíblicos, con una asistencia promedio de 50 personas, para luego entrevistarnos con estos 50 miembros, haciéndoles preguntas que nos indiquen su nivel de creencia en los principios predicados por Jesús en la Biblia, nos daremos cuenta que probablemente:
1- Todos tienen su Versión Personalizada del Cristianismo.
2- Muchos sólo se apegan a lo que ellos personalmente consideran es verdad, lo otro (aunque sea considerado por cualquiera de los lectores de este blog como bíblico) para ellos es pura metáfora o era uso cultural de aquellos tiempos. Note por favor que esta persona no tiene la mínima noción de la cultura en tiempos bíblicos, pero por “obra y gracia del Espíritu” llegó a esa conclusión.
3- Ningunas han sido guiadas a un proceso para conocer más profundamente a Jesús al menos que sean predicas, conferencias o estudios bíblicos.
4- Otras ni siquiera practican o viven como cristianos en su entorno natural (trabajo, universidad, etc.)

Señores, estoy hablando de una realidad que es incluso mi realidad como pastor. Y no es una falla en la enseñanza bíblica, es solamente falta de discipulado, d-i-s-c-i-p-u-l-a-d-o.

Les ruego por favor que no me señalen como un extremista-ortodoxo-de-ultra-derecha, sino como alguien a quien le preocupa la condición de nosotros, como cuerpo de Cristo. Creo en que hay una profunda necesidad de crear un ambiente donde la gente pueda ser un discípulo de Cristo, más que un cristiano consumista.

Y no quiero hacerles creer que el problema es tan simple como “vamos a discipular”. Ese ha sido nuestro error, tratar de ponerle una curita (bandita, o bendita, dependiendo de que país seas) a una herida que está casi gangrenada.

Consideren por favor mi siguiente planteamiento:
Cuando alguien llega a una congregación cristiana, por más liberal que sea la congregación en cuanto al asunto de dejar que “el cambio suceda en esa persona” o que “el Espíritu haga su trabajo en esa persona” (les acentúo que las comillas no son por la duda de que sucedan esas cosas, sino porque son formas baratas de esconder nuestra posición real) sucede una de dos cosas:
1- La persona se obliga a si mismo a cambiar y a comportarse “cristiano”, para ser aceptado y poder ingresar a ser parte de los que participan en algunas cosas, o a ser considerado como un real “seguidor de Cristo”.
2- Alguien en la congregación, le dice: “esto es lo que hacen los cristianos y esto es lo que no hacen los cristianos.” O le pasa un manual de las cosas que hacen los “nacidos de nuevo”, acompañado con un: “Pero dejamos que sea Dios que te lleve a entender estas cosas.” Se olvidan de la presión que ya eso trae en la persona.

Resultado: nunca penetramos en el sistema de creencias de esas personas, porque por alguna fantasía humana que, lamentablemente, también clasificamos como espiritual bajo la categoría de “sentimos paz departe de Dios”, creemos que ya el “trabajo” estuvo hecho. Las consecuencias de algunas personas en el futuro: un odio masivo hacia Dios canalizado a través de su gente, la Iglesia, y a consecuencia de esto sombrea todas las congregaciones cristianas dentro de SPAM (o dañino al sistema operativo humano). Eso no es nada, lo peor es que perdimos a quien probablemente podría ser un discípulo fiel de Jesús (o, según el consumismo cristiano, un miembro).

Es sumamente necesario para nosotros no manipular la mente de las personas en orden de que encajen en nuestras congregaciones. Nuestras manipulaciones, aunque que parecen ser de ayuda y tengan cierta “apariencia de sabiduría”, pero según Pablo “de nada sirven frente a los apetitos de la naturaleza pecaminosa” (Colosenses 2:23).

Yo se que todas esas cosas las vemos como nuestras mejores intenciones para que las personas puedan llegar al conocimiento de Cristo, no lo vemos como manipulaciones, ni como coerción mental, pero al final eso son. Las personas terminan pasando por el proceso natural que deben pasar: enfrentarse con el pecado para conocer la gracia.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

martes, febrero 04, 2014

30- Koinonía 01

Si hay un tema que me apasiona es el de la iglesia como comunidad.
Sinceramente: debería asumirse que se hace comunidad con otros si eres la iglesia que forma parte de la iglesia (más en eso después), pero eso no es así. Inclusive la gente que revela la intención de que de alguna forma desea una conexión profunda (como debe ser) con otros creyentes, falla en asumir su congregación como comunidad en el sentido puro de la palabra.

Y es que, admitámoslo: ¡la cosa es difícil!
Somos gente muy ocupada, el tiempo que nos queda no es suficiente ni siquiera para poder dedicarlo a la familia y amigos cercanos, ¡no tenemos tiempo ni para nosotros mismos! ¿Y quieres que hagamos comunidad con otros a quienes le vemos las espaldas esporádicamente en un servicio? ¡No se puede!
No solo nos hemos rendido, la cosa ha llegado al punto donde no hay ningún tipo de expectativa de hacer comunidad con esos que se congregan conmigo en "x" iglesia local, solo en retiros especiales y en actividades diseñadas para que esto pase una o dos veces... al año.

¿Cómo voy a ser el cuerpo de Cristo separado de otros que lo son? Eso no es posible. Y creo que la desintegración que hay entre nosotros en macro (denominación contra denominación, iglesia local vs. iglesia local) tiene que ver con que no nos vemos como "uno", ¡cómo un solo cuerpo me refiero! Sino que lo que somos en micro: gente buscando a Dios bajo sus propios términos e intereses pero que entiende que necesita "congregarse" (que en ese sentido es: agruparse con otros de los que solo conoces el 15%, exagerando ¿tú ves?), es lo que se revela a niveles más grandes y profundos.

¿Qué haremos?
¿Seguiremos ignorando esta importante parte de ser iglesia como si no hubiese necesidad de hacerla o haremos algo?
Dime.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

Foto Cortesía de Thomas Hawk

Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

lunes, febrero 03, 2014

29- Twist

La semana pasada conversábamos en uno de los discipulados de El Círculo sobre el Salmo 127. El salmo es medio random: empieza hablando de lo inútil que es esforzarse sin considerar que Dios es quien edifica y vigila, dice:
"Si el Señor no construye la casa,
    el trabajo de los constructores es una pérdida de tiempo.
Si el Señor no protege la ciudad,
    protegerla con guardias no sirve para nada.

Es inútil que te esfuerces tanto,
    desde la mañana temprano hasta tarde en la noche,
y te preocupes por conseguir alimento;
    porque Dios da descanso a sus amados."

Cuando de repente, versión una película de David Fincher, hace un twist loquísimo y entonces habla de qué bendición tan grande de tener... hijos.
Nos preguntábamos, ¿qué tiene que... ver?
Si lo meditas un poquito: mucho.
Contribuimos con concebir nuestros hijos, pero al final tenemos poco control (para no decir ninguno) por lo que sucede dentro de la panza durante esos 9 meses. Podemos cuidar a nuestra esposa durante ese tiempo, hacer todo lo que el médico recomienda, viajar largas distancias en búsqueda de un antojo que al final no quieren, pero finalmente, hasta el día del parto: es muy difícil que sepamos que terminará pasando. ¡Es obra de Dios!
Ni siquiera cuando nuestros hijos nacen, crecen y los educamos, tenemos mucho control sobre qué serán en el futuro, qué decisiones tomarán y si todo terminará como lo esperamos. Entonces, esta "casa" de la paternidad, si no es construida por el Señor, termina siendo otra cosa. Entonces criemos nuestros hijos en cooperación con Dios, seamos cuidadosos en vivir como a Dios le agrada para que un día podamos decirles con toda libertad hijos: "Imítenme a mi, porque yo imito a Cristo."
¡Qué tengas una excelente semana!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons


domingo, febrero 02, 2014

28- Fe

Primero gateamos...
Luego caminamos...
Entonces empezamos a correr...
Y luego caminamos sobre el agua.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons


sábado, febrero 01, 2014

27- El Papa En La Rollingstone

El papa Francisco se ha convertido en el primer papa (quizás primer líder religioso, pero eso debo confirmarlo) en aparecer en la portada de la icónica revista "RollingStone". El editor en jefe de esta revista pasó un tiempo en el vaticano para observar de cerca la transición de quien también es el primer papa latinoamericano. Entre otras cosas escribe:
"En tan sólo un año, el papa Francisco ha hecho muchísimo para separarse de las tácticas de otros papados y establecerse como el papa de la gente...
Sorprendiendo a los empleados de un hotel al bajar él mismo a pagar su cuenta, asustando a sus guardaespaldas al tomar mate de la bombilla de un extraño en una calle de Brasil, y enojando a cardenales con sus bromas..."
Si quieres leer más del artículo da clic: AQUI.
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons