lunes, julio 02, 2012

Déjà Vu 02

Este es el segundo escrito ya escrito sobre el dolor, el desastre:
"Cada vez que alguien nos dice: "Tranquilo... Dios está en control." es casi el preaviso de que la cosa se va a poner peor. Como cuando la tía tiene cáncer y el doctor dice que le queda una semana de vida o cuando tu hijo de cinco años está en el quirófano, a punto de perder un ojo por jugar con fuegos artificiales; siempre aparece uno que no encuentra que decir y suelta el: "No te preocupes, Dios está en control." O sea, rara vez ponemos nuestra fe en El y ahora menos, por eso: "imagínate, ya hicimos lo que pudimos démosle el 'control' a Dios (ahora)."

Primeramente: ¿qué es el control? ¿qué El está a cargo de lo peor? Si te soy sincero, de tan solo pensar que debo entregarle el control a Dios, me da tortículis (como la que tengo ahora que inspiro este post): porque YO quiero estar EN CONTROL. Es como esos programas donde la niñera viene a ponerle el tornillo que le falta a tu hijo o de la gente que viene a arreglar el desorden en tu casa (con diseñador y todo) y a ponerla como nueva. Sabes que si estás tranquilo y dejas que la niñera se haga cargo, tu niño parará con su tarea de matar a todos los gatos del barrio (ya ha matado tres perros pero no se lo dices a nadie), y que si dejas a la gente organizar, y deshacerse de unas cuantas chucherías que no tienes el dominio propio de botar, tu casa va a estar linda. Pero la desesperación que viene al no tener el timón es más fuerte que la esperanza de que todo mejorará. Por eso "Dios está en control" es la frase terminal y no... la del principio.

Pero si te soy honesto, también, con todo el dolor que trae saber que no depende de ti, que ya no se te necesita, que no hay puntos o millas ganadas por lo que hagas, que no eres imprescindible y que eres un simple ordinario; la verdadera libertad viene cuando le damos el timón y la llave a Dios (usualmente después de tres o cuatro o 1000 accidentes). Por eso "Dios está en control" debe ser la frase del principio y no... la terminal."
 
-------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

3 comentarios:

Miguel Angel Acosta Navarro dijo...

Si tomaramos esa actitud desde un principio la historia de nuestra vida se escribiria diferente. A nuestros problemas le encontrariamos otra solucion.

'La fe mueve montañas' es algo que es mas facil creer cuando no estamos en el medio de algo o sufriendo por algo. En el momento en que estamos en medio del problema se nos hace dificil porque siempre contamos con nuestras propias formulas, hasta que nos damos cuenta que no nos sirve y cha chan! Luego de varias caidas (muchas varias jeje) Recurrimos al unico que nos puede sacar de alli. Nuestro Padre.

Muchas Gracias Fausto, bendiciones!!

romel rodriguez dijo...

romelium.blogspot.com

veldugo01 dijo...

Miguel: gracias bro...
Romel: te he estado leyendo