sábado, octubre 01, 2011

88- ¿A Quién Le Duele Argentina? 02

¡Es increíble! La sociedad decayendo justo en frente de nuestras narices, y la gente que tiene "influencia", que hace y que planea grandes eventos ¡no dice nada! ¿Qué es lo que pasa? ¿Falta valor? ¿No es mejor perder un poco de popularidad y decir lo que hay que decir? ¿O es que soy yo solo que estoy viendo lo que estoy viendo? ¿Quizás los dominicanos somos muy tradicionales y cuando voy me alarmo de "cualquier cosa"? ¿Quizás la iglesia y sus líderes en Argentina vive en platillos voladores sobre la ciudad (como los de V)? ¿Alguien puede responderme alguna de estas preguntas?

3 comentarios:

---kat--- dijo...

¡Cuánto quisiera poder tener la respuesta a cada una de ellas! Pero después pienso en que aunque las tuviera, no podría solucionar todo lo que planteas. No creo en el 'super-héroe' que se levante, se pare en frente a miles, aprovechando su 'popularidad' y cambie en una o dos noches lo que viene decayendo desde hace años (y sé que no te referís a eso) pero sí creo, que eso puede llegar a afectar la vida de muchos en una manera muy positiva. La problemática es demasiado grande de abordar y se necesita de del trabajo de muchos, cada uno aporta su granito de arena desde el lugar o la forma que puede; sería genial que a eso se sume que todos tiráramos para el mismo lado pero lo veo tan lejano... Soy una de las que le duele la Argentina y de las que muchas veces sufre el pedazo de Argentina que le toca vivir.

veldugo01 dijo...

Kat: es muy cierto que no hay quien cambie la cosa juntando a miles de personas y diciéndole que hacer... pero creo que si tienes la oportunidad de estar frente a miles, a cientos, a decenas, a dos o tres entonces DI ALGO POR EL AMOR DE DIOS! di algo, aunque se ofendan. Siempre espero que alguien se rebele pero termino decepcionado. Y lo que siento es que la situación ha estado así por tanto tiempo que los que deben alzar la voz ya están insensibles a la situación... ¿Qué haremos? ¿Orar? Claro, pero... ¡man!

---kat--- dijo...

¡Já! Entiendo y comparto, esa impotencia, indignación y hasta decepción... En este momento, se mezclan muchos pensamientos en mi cabeza y no podría ordenarlos para escribirlos, pero todo confluye en un punto: y es que supongo que habrá que dejar de esperar que 'alguien' se rebele. ¿no?