lunes, noviembre 15, 2010

¿Tú Entiendes?

Hasta ahora es más fácil explicarlo que ser entendido. Parece que en la piel de la gente, en su sangre, dentro muy dentro de ellos, casi como si fuese un órgano corporal (y me encantaría encontrar más símiles) está este concepto de iglesia versión consumidor. Algo de lo que yo saco ventaja, no donde hago comunidad. Donde escucho pasivamente un mensaje, no donde me uno a la conversación. Un concierto que disfruto, no donde voy a adorar. Donde saco ventaja de sus programas, no donde aporto.

Antes pensaba que era fácil de poner en práctica al explicarlo, pero veo lo difícil que se hace por lo menos en la realidad de este país. Yo estoy 100% comprometido con una iglesia que veo poco pero que no entiendo a totalidad, más que con la versión "shopping mall" de iglesia que tenemos. Estoy dispuesto a luchar interna y externamente por vivir las enseñanzas de Cristo con un grupo de creyentes que valore la comunidad. Pero cada vez me siento más solo con esta idea, mientras veo que la mayor parte de la gente prefiere una iglesia "que encaje con mi estilo".

Como decíamos en El Círculo hace algunas semanas, esta versión de la iglesia parece más "Orgía" que "Liturgia". Cuando la iglesia del segundo siglo se vío en la necesidad de poner un nombre que definiera su reunión tenían que pensar en una opción que los diferenciara de ORGIA, el término pagano que definía las reuniones de muchas religiones antiguas. Así que eligieron una palabra "secular": liturgia, que significa "el trabajo de la gente." Era más usada en la construcciones y obras públicas, especialmente en la construcción de puentes. Cuando estaban construyendo algo veías: LITURGIA (y era algo como lo que hoy llamamos obras públicas), de hecho en latín "pontífice" (que fue adoptado por la iglesia para sus pastores y obispos) significa "constructor de puentes".

En "orgía" me reuno para satisfacer mis necesidades personales, entrar en éxtasis, mis emociones. En liturgia construyo puentes con otros, es un trabajo laborioso (¿sería una redundancia?), pero vale la pena. ¿Tú entiendes? ¿Lucharemos mucho para que un grupo de gente entienda esto y se reuna con "un mismo espíritu y una misma mente?

2 comentarios:

Danny DLuna dijo...

Buen pensamiento.. SOmos por naturaleza consumidores, y lo que debemos ser es consumidos por Dios para ver esa comunidad de que hablas. Buen blog.
-Danny De Luna

veldugo01 dijo...

Eso es así Danny... Gracias por pasar por el blog...