miércoles, noviembre 17, 2010

¡Nadie... Ninguno!

"Ignoramos que también nosotros sabemos... que ningún amor o amistad, ningún abrazo íntimo o beso tierno, ninguna comunidad, comuna o colectividad, ningún hombre o mujer serán capaces jamás de satisfacer nuestro deseo de vernos aliviados de nuestra condición de solitarios. Esta verdad es tan desconcertante y dolorosa que nos hacemos más propensos a los juegos de nuestra fantasía que a hacer frente a la verdad de nuestra existencia. Así seguimos esperando que algún día encontraremos al hombre o a la mujer que realmente entienda nuestras experiencias, la mujer que traerá paz a nuestra vida inquieta, el trabajo donde podamos agotar nuestras posibilidades, el libro que nos explicará todo y el lugar donde podamos sentirnos en el hogar. Tal esperanza falsa nos lleva a hacer peticiones que llegan a agotarnos, y nos preparan para una hostilidad amarga y peligrosa, cuando empezamos a descubrir que nadie ni nada puede llenar nuestras expectativas de absoluto."
Henri Nouwen - The Wounded Healer

2 comentarios:

jonatanpb dijo...

La leo y me lanzo corriendo, existencialmente corriendo, hacia el vacío infinito del drama brutal de saber tal infortunio... que me desola y me impulsa a correr más rápido donde sólo el brazo del sentido amoroso de lo divino, quizá me rescate.

veldugo01 dijo...

JOnathan: Man!!!