sábado, julio 17, 2010

93- EN BUSCA DEL EVANGELIO PERDIDO

Hoy en día nos encontramos con la necesidad de buscar el evangelio perdido. Y no digo que esta sea la búsqueda de otro libro o de otra biografía de Cristo (que ya hay muchas), sino en busca de la esencia, de lo que realmente significa el Ευαγγέλιο (buenas noticias). Pero no las buenas noticias que yo quiero oir (cómo tener mejores relaciones, cómo ganar más dinero, cómo ser famoso, cómo llegar a tener éxito), sino la noticia de que el "Reino se ha acercado" y que hay una necesidad de "metanoia" ("μετανοῖεν" darle un giro a tu vida, que incluye rendirte por tus pecados, eso que llamamos arrepentimiento).

El mensaje de Cristo se ha perdido entre tantos pequeños mensajes que compiten con el mensaje del Reino por el primer lugar; que lamentablemente tienen apariencia de gratificación y solución instantanea. El evangelio, no es una solución instantanea pues toma tiempo y esfuerzo, es una lucha en contra de mi vieja naturaleza y algunos no tienen éxito. Entones no hay gratificación inmediata, por lo menos no la que yo quisiera, porque el esfuerzo que requiere de mi parte. Búsquemos "juyendo" el evangelio perdido.

2 comentarios:

Miguel Quintero (el perro, pues) dijo...

Andamos en la misma onda o qué? Ayer compartía con algunos amigos de esa primera palabra antes de la proclamación de Jesús: ¡Arrepiéntanse! (metanoia, cambien su manera de pensar y vivir) El reino ya esta aquí.

te sigo!

veldugo01 dijo...

MIguel: pues creo que "compartimos el mismo Espíritu."