martes, mayo 04, 2010

19- ESTO ES LO QUE ES

La semana pasada, mi esposa y yo pudimos conocer más de cerca a Claudio Oliver. Tengo que admitir que la primera vez que lo escuchamos (hace dos años) la experiencia fue un poquito extraña. Déjame explicarte: Claudio no tiene filtros (he llegado a la conclusión que todos los Claudios son locos), es del tipo de personas a las que uno le tiene miedo porque puede decir algo que te impresione, te enoje o te averguenze en cualquier momento. A esos que son así los admiro, pero a veces pierdo ligeramente la paciencia o me averguenzan, seamos totalmente sinceros.

Compartimos algunas cosas: las mismas luchas, las mismas preguntas, el ministerio, y ambos somos parte de la Red del Camino, un grupo de iglesias intentando caminar juntas y unidas por la Misión Integral. Cuando conozco a alguien que lucha mis luchas (la mayor parte de las cuales son internas y muy difíciles de expresar) me conecto. Es un practicante. El, junto a su comunidad de fe, hicieron algo que nunca había visto, por lo menos no de cerca: pasaron por el proceso lento de "desconstruir" su comunidad desde una visión históricamente correcta a explorar que significa ser iglesia bíblicamente (algo que ambos admitimos no estamos tan seguros qué es, pero que sabemos que no es precisamente lo que ahora conocemos como iglesia).

Hace años, al ser sinceros se hicieron la siguiente pregunta: "Vamos a 'pelar la cebolla', si cuando lleguemos al centro lo que hay ahí no es Cristo, dejamos de hacerlo." 5 años después, y al pelarla completa: cerraron las puertas de su "templo" para adorar de forma más espontanea y auténtica. No se que significará eso, pero hasta donde lo vi les ha funcionado (a ellos) y sigue dando buenos resultados.

Entre todas las cosas que hablamos, mucho más de cuestiones teológicas que necesitan ser revisadas, que de práctica, lo que más me dejó pensando es todas las cosas que hablamos, que criticamos, que re-revisamos, y que re-re-cuestionamos, al final no hacemos nada. Eso fue lo que me bufeo: "si algo está mal, busquemos formas creativas de hacerlo mejor, pero hagámoslo." Esto me lleva a un nuevo nivel de lucha, por romper el status quo al cual he renunciado y darle pa' lante a cosas que se deben hacerse.

Mucho gusto, Mr. Oliver.

2 comentarios:

jonatanpb dijo...

Me contenta saber que la labor de re-comprender el significado de iglesia se está quiriendo llevar a cabo más allá de las converzaciones de pasillo (conocidas como pelambres por quienes las hicimos alguna vez) y que se ha tomado como una responsabilidad que nos lleva hacia lo que tenga que llevarnos.

Me entrega ánimo el comprender que esta búsqueda se centra en nosotros como hacedores de iglesia y no en las repetidas formas de querer hacer algo diferente con exactamente las mismas formas. Me gusta que queramos re-encontrar el fondo de lo que hacer iglesia signifique.

Me gusta que estemovimiento no entegue una estructura receta que aplicar a cualquiera que quiera congregarse. Sino una visión más de fondo que de forma.

Y para aportar, más allá de mis palabras (y como dije antes en otra converzación, con otros hermanos), he venido comprendiendo -y gracias al re-descubrimiento de lo que el Amor es- que la iglesia nos fue dejada como una forma de con-movernos en la tarea de negarnos a nosotros mismos sin perder la fuerza, la fe, ni la esperanza.

Saludos, mano.

veldugo01 dijo...

Hola Jon: Me encanta lo de "y gracias al re-descubrimiento de lo que el Amor es- que la iglesia nos fue dejada como una forma de con-movernos en la tarea de negarnos a nosotros mismos sin perder la fuerza, la fe, ni la esperanza."
Creo que lo que pasa no es un movimiento, no hay una organización, ni una estructura, no hay suficiente valor (todavía no) para armar un movimiento, pero si hay diferentes iniciativas que van creciendo por separado, demasiada pequeñas para ser notadas pero con un gran efecto sobre lo que pasará.
¿Serás parte?