lunes, marzo 01, 2010

CONOCIENDO A ROCO BARREIRO

Cuando conocí a Roco Barreriro ya no era ese pastor de jóvenes que tanta fama tuvo. Ahora escribía libros, dirigía discusiones teológicas en un popular café de la ciudad (me corrigió varias veces diciéndome que no eran discusiones teológicas sino: comunidad) y fumaba un cigarrillo cada media hora. Su excusa era que los necesitaba para alivianar el stress que la institución llamada iglesia le había dejado. Decía que a veces le daba deseos de comprarse una pipa cuando veía fotos de C.S. Lewis o Karl Barth, porque de alguna forma le parecía que había una conexión entre el profundo pensamiento teológico de estos hombres y la pipa que fumaban.

Tengo que confesar que me pareció una excusa barata para un mal hábito y que de alguna forma debía de superar sus problemas con la institución, “yo los he superado” me decía. Pero acordamos que durante estas reuniones no lo juzgaría, algo casí imposible para mi que, aunque me consideraba un cristiano “avant garde”, todavía guardo mis detellos de “rajatablismo de ultraderecha radical”.

Quedamos de juntarnos un día cada semana por un tiempo que al principio no definimos, yo siempre he tenido ciertos problemas con la institución (como los lectores de este blog saben) y aunque no me considero 100% recuperado, he superado algunas cosas. De todas maneras, estar con este hombre que había roto tantos paradigmas, que finalmente no aguanto más y decidió ponerse al margen, levantaba mis expectativas a to´ lo que da: por lo que podía aprender, por descubrir que cosas tenemos en común, y… ¡qué se yo! En cierta manera siempre he querido hacer lo que él hizo (ponerme al margen) pero admito que me faltan cojones, y esa lucha me mata. Pero, ¿no es falta de cojones también ponerse al margen? Así que aproveche el tiempo que estaría en el país, con su familia y hablábamos.

He decidido publicar un resumen de nuestras juntas en este blog, editándolo obviamente porque hay cosas que transpasarían su privacidad, y mientras nuestra conversación seguirá cada semana. Publicaré dos o tres cada semana hasta que solo pueda publicar uno semanal, quizás pueda servir de algo a la gente que como yo tiene sus luchas

4 comentarios:

Abel García García dijo...

Por aquí quedamos a la espera de los resumenes.

Saludos,

veldugo01 dijo...

=-)

Andy dijo...

Yo también quedo a la espera :)

Anyul Rivas dijo...

Aquí otro en la cola...