viernes, junio 12, 2009

Y... DEBO ADMITIR

Con perdón de mis ahora amigos londinenses, debo admitir que todo esto es completamente diferente a como imaginé. Bueno… sabía que el clima iba a ser como es, pero no todo lo demás. Por ejemplo, pensaba que si le preguntaba algo a alguien en la calle iba a sacar su carnet de Jack El Destripador y volarme arriba por irrespetar su espacio y hablar en inglés importado de algún lado que no es este, pero al contrario: la gente es súper agradable, me perdí y me ubicaron, con una sonrisa, algo muy importante, a pesar de que quizás estaba retrasando su jornada. Compré un salami libanés, que comí con tortillas árabes y con huevos hindúes y eso me lleva a la siguiente parte:

¿Qué es lo que más me gusta hasta ahora? La diversidad. No vivo en Londres, mañana me voy y alguien podría decirme lo contario, pero gente de muchísimas costumbres raras (para mi… creo), en diferentes idiomas, comparten este lugar como su ciudad sin problema y de forma natural. Súper cool: conservan sus tradiciones (aunque hay jóvenes que quizás no lo hacen… pero ¿qué importa?), su comida, su ropa y, a los ingleses, anglos o sajones o lo que sea, parece no preocuparles y estar bien con eso.

Hay mucha gente con creencias rarísimas y con la valentía suficiente como para exponerla, algo que en cierto sentido me atrae pero mucho. Un reto para la iglesia, pienso, pero pa´ lante…

Bueno, hay que acostarse pero mañana o pasado sigo dando capsulitas desde Londres o de camino a casa….

2 comentarios:

Macrojeva dijo...

de camino por favor!!! ya ta bueno!!!

Trastornador dijo...

Este viaje como se ha sido muy interesante, digase una "aventura" esperamos compartir esas experiencias.