miércoles, junio 24, 2009

EN HTB 02

Hablando como de locos de mi viaje al Reino Unido, mientras me tomo un café y chequeo los pantalones que están en el lavarropa (la vaina ma cool del mundo, no el lavarropa sino café, escribir y lavar... ¡qué mundo que ha progresado! al mismo tiempo), ah! mientras escucho música... eso no se podía antes...

Na... quizás la mejor impresión que me llevo me la llevo de Holy Trinity Brompton, la iglesia que nos invito a mi y a mi esposa Noelia. He visitado muchísimas iglesias de esas de las que todo el mundo habla, algunas de las que están haciendo muy buena influencia en el mundo y otras que... hmmm. Pero en HTB se respira un espíritu diferente. Obviamente no pasé tanto tiempo como para poder oler como es el ambiente en comunidad. Pero, nunca había visto una iglesia donde todo estuviese tan descentralizado y donde la figura pastoral "principal" estuviese tan interesado en que toda la comunidad fuese protagonista. Nada de que alguien fuese la súper estrella, ni de personalidades inaccesibles. Y, aunque unos más que otros estaban en frente de las personas, se veía como estaba repartido entre un grupo de personas que son parte de la comunidad.

Conocí a David, quien fue deportado a Inglaterra hace un año, la iglesia lo recibió incondicionalmente y ahora está contento y trabajando en un ministerio. Conocí a otra hermana (no me autorizó a dar su nombre) quien había pasado por la misma experiencia por problemas de drogas y ahora también estaba sirviendo. David me contó como la policía lo dejó en el aeropuerto con 50 libras y le dijo: "¡Arreglátela!", imagínate 30 años sin estar en tu país, y que HTB lo recibió y ahora es parte de los que ayudan. Esas son historias de éxito, de redención.

4 comentarios:

el escribidor dijo...

Qué bueno. Ojalá la iglesia de Jesucristo fuera así en todos lados.

alber dijo...

La iglesia es y deber ser así.Pero, la realidad es que lo permea el denominacionismo de estructura dogmática del yo creo que es así. Cada integrante se hace prepotente en sus convicciones, qué le pesa dar un breve giro para ver como eran. Pero, no giran, porque se creen super héroes de la verdad y la espiritualidad, y por ósmosis que caen en ese vacío existencial, transformándose en instrumento del dogmatismo sectario o mejor dicho del dogmatismo anacrónico, ahistorico, fuera de los cabales de la realidad. Soy ser-humano porque siento, porque padezco las mismas penurias que los demás, que mi estado espiritual no nos hace mas celestiales que los demás, sino pieza reparadora del que esta pasado por un estado crítico, o si no miren los ejemplos, que son muchos.

Si es así, como dice Fausto, esta iglesia está actuando dentro de los parámetros de cristianismo social-espiritual. De qué está pasando ese mismo ejemplo en este paisito, bueno a correr fanático...

veldugo01 dijo...

Alber: creo que hay iglesias en este país que son así, de que no abunden es cierto, pero una que otra que conozco son bien así...

alber dijo...

Estoy rotundamente de acuerdo,de que existen algunas que llevan este modelo de evangelio socio-espiritual. Claro he visto algunas. Ahora, en proporción con la esencia del evangelio es ínfima, cuando el norte del evangelio es ir en pos de ese modelo de vida adverso. Sé que muchas van en esa dirección, pero confunden en muchas de las ocasiones tiempo-madurez con dogmatismo-radicalizante, cuando se llegan a este tipo de personas, provocando el éxodo. No entiende que quien cambia no soy yo, sino Cristo, que si es por el hombre, desearía verlo muerto en el cambio y no vivo en el arrepentimiento.

Pero nada, en la viña del Señor de todo hay. Que debemos ver a la iglesia como una comunidad de seres humanos con posiciones desiguales, aunque el evangelio es uniforme, análogo en su palabra.