jueves, marzo 05, 2009

19- LOS 7 PECADOS DEL PREDICADOR

Tentaciones del Micrófono
Por John Ortberg

Cuando inicié mi ministerio, asumí que ser un pastor-predicador-maestro me daría madurez espiritual porque tienes que estudiar la Biblia, hablar de ella cada semana, y orar por eso. Pero no pasó mucho tiempo sin que descubriera que predicar puede hacer difícil el crecimiento espiritual. Aquí hay algunas cosas que pueden invadir a esos que predicamos:

1- NO SER AUTENTICO: Estamos tentados a proyectar una imagen que la gente quiere ver o escuchar, y se transmite en nuestra voz, nuestras palabras y aún en nuestros gestos y posturas.
2- MIEDO: Es fácil cuando predicamos, tener miedo a lo que la gente p ueda pensar de lo que estoy diciendo, si les va a gustar, si no, o que van a pensar de mi después del mensaje, o que pasa si el mensaje no sale como ellos esperaban. Es fácil vivir en miedo.
3- COMPARACION: La primera iglesia donde prediqué fue en el sur de California. Un domingo un visitante vino hacía mi y me dijo que el se congregaba en la Iglesia Presbiteriana de Hollywood, donde el legendario Lloyd Ogilvie era el predicador. Así que me pasó su tarjeta, el era un instructor de oratoria y me dijo: “Llámame un día de estos para que nos juntemos.” Lo único que podía pensar era que alguien que escuchaba a un tremendo predicador como Lloyd yo le sonaba más como a Mickey Mouse diciendo “Oremos…”.
Nosotros nos enfrentamos a esta tentación cada día más y más. Por lo menos nadie en el año 1500 iba a un predicador y le decía: “Escuché a Calvino en la radio y compre unos cuantos cds de Lutero. ¿Cómo es que no predicas como ellos predican?”
Vivimos en una era de comparaciones y si nos rendimos ante eso, es totalmente destructivo.
4- ORGULLO: Cuando a los predicadores se les ha encuestado respecto a cómo ellos se situan en sus habilidades para predicar, 90% se sitúan a ellos mismos en su promedio de predicación. Luego predicamos de textos como “No piensen de ustedes mismos más alto de lo que deben pensar.”
5- MANIPULACION: Todos somos tentados a manipular los hechos y los sentimientos.
6- IRA: Henri Nouwen expuso al respecto en su libro THE WAY OF THE HEART:
“El enojo en particular es casi como un mal comportamiento profesional en el ministerio contemporaneo. Los pastores están enojados con sus líderes por no liderear y con sus seguidores por no seguir. Están enojados con aquellos que no vienen al templo porque no vienen y con aquellos que si vienen por no venir con entusiasmo. Están enojados con sus familias, que los hacen sentir culpables, y enojados con ellos mismos por no ser lo que ellos quieren ser. Este no es un enojo abierto, expresado o gritado, sino un enojo escondido detrás de palabras suavizadas, de caras sonrientes, y de apretones de manos respetuosos. Es un enojo frizado, que se transforma en un agrio resentimiento y lentamente paraliza un corazón generoso. Si hay algo que hace que el ministerio parezca oscuro y aterrador, es este enojo oscuro y gradual de los siervos de Cristo."

7- LO QUE SEA que Dios traiga a tu mente mientras lees los primeros seis.

Extraído de "LEADERSHIP" una revista de Christianity Today

2 comentarios:

elrincongozoso dijo...

Saludos hermano, mi nombre es Ángel tengo 23 años, soy Diacono en la Iglesia que pertenezco y tengo el llamado al Pastorado.

Cada día siento que El Señor me capacita mas y mas para predicar Su Palabra.

Bendiciones.

http://angelantonio.ws

veldugo01 dijo...

Que bendición hermano Angel, si el Señor te capacita más dale pa llá...