domingo, febrero 15, 2009

01- UN OSCAR DESPUES DE MUERTO

Para nadie es oculto que la muerte activa la admiración. Hemos visto como decenas de actores, cantantes, músicos, que no fueron tan apreciados mientras vivían, al morir es como si todo el mundo nota lo maravilloso y especial que eran. Creo que la condecendencia y la conmiseración nos lleva a admirar lo que nunca quisimos ver.

En el mundo cristiano vi esto en Rich Mullins, nadie apreciaba su música, nadie ponía atención a su mensaje, nadie daba ejemplos de su vida sencilla: hasta que murió. Cuando murió: premios, bandas se crearon en su nombre, toda la atención del "mundo del arte" cristiano se tornó alrededor de Rich. Diagonalmente opuesto es la situación con Heath Ledger, cuya super actuación en The Dark Knight (Batman) le ganó la admiración de mucha gente, y quien después de morir ha ganado más premios que cuando vivió, y su muerte (sin despreciar su increíble actuación) le hará ganar un Oscar... ¡Qué desgracia! Desgracia porque no podrá disfrutarlo. Ahora, ¿sería bueno para muchos actores morir en orden de que les llame la atención a alguien? Creo que la opinión a unanimidad es "¡NO! ¡Claro que no!"

Y esto me dejó pensando en como los cristianos actuamos con respecto a la vida y a la muerte, y la cuestión es que muchos esperamos la muerte en orden de ganar el Oscar (que es el "griego" que significa CIELO), y nos matamos la vida, nos "quemamos el fundillo" (como dicen acá) en orden de adquirir algo, sin prestarle mucha atención a como podemos disfrutar de Libertad, de Verdad, y de Esperanza AHORA. Como dice Dallas Willard: "a la mayoría de los cristianos se les prepara para morir pero no están preparados para vivir." Como actores se nos enseña a actuar una vida que no es nuestra en orden de que alguien se interese en darnos un Oscar, y como es actuación, solo se actúa en ciertos círculos donde se nos aplaude, se nos considera "perfectos" o "buenos", pero fuera de esos círculos... ¡ay mi madre!. La única diferencia es que este Oscar no es para actores (¿hipócritas?), no es para gente que oculta quien es, sino para aquellos que tienen el valor de mostrar sus cicatrices (ojos: no sus llagas podridas) en orden de que otros vean que es posible que la vida se viva ahora y que se continúe después de la "muerte".

8 comentarios:

Guille dijo...

Auspicioso comienzo!

y... uf! Si, soy de los que viven en la lucha de definir que es lo que significa realmente vivir, ya que como decís, no nos han preparado para eso. Muy identificado con el post.
Saludos :)

Fray Marcos dijo...

Muy cierto, y creo que podemos ir más alla: los cristianos muchas veces vivimos en función de la Nueva Vida, y no nos preocupamos por cambiar el mundo aquí y ahora. Es decir, no nos inmvolucramos en cosas tan fundamentales como la política, la sociedad, el Estado...

Yo insisto en creer que la idea del cristianismo es dar esperanza de que las cosas pueden cambiart AQUI y AHORA!!! Tal vez sea un idealista, pero sino, ¿cual seria el sentido del mundo? ¿Y de Jesus y su venida al mundo?

Un abrazo.

Fray Marcos dijo...

Me olvidaba...Te deje un premio que vas a poder ver en mi blog. No es necesario que completes los requisitos,pero estaria bueno.

Un abrazo.

Leandro dijo...

uy, que buena reflexión
acabo de encontrar tu blog, ya ire leyendo las cosas que escribiste parecen interesantes jeje..
y de paso invitarte a un blog de un amigo que esta recien empezando en este mundo cibernetico y esperamos tus comentarios...!!! :D
www.deestonosehablaa.blogspot.com


un gran abrazo!

veldugo01 dijo...

Guille: Si! ¡Qué lucha! ¿no? Man, de verdad que es un proceso confuso y extraño pero una vez entras en él vas descubriendo como poco a poco las cosas se van poniendo en orden (que no significa realmente orden en el sentido que lo conocemos... vaya!). Hay escritores que han dado el clavo con eso, entre ellos Dallas Willard, que aunque en algunas ocasiones es una lectura difícil es muy bueno. HAy dos libros de él en español: RENOVANDO EL CORAZON (altamente recomendado) por editorial Clie y LA GRAN OMISION por VIDA...

Fray Marcos: ¿Cómo estás? ¡Gracias por el premio! Totalmente de acuerdo, creo que nuestra idea de Reino está distorsionada, y por eso muchos cristianos están esperando la muerte o el rapto y siendo irresponsables AHORA... que vaina!

Leandro: Gracias! Estaré pasando por tu blog...

Gracias totales!

Guille dijo...

Voy a tratar de ubicar el libro que me comentás :)

Claro,estos días justamente estaba leyendo para la facultad algunos apuntes de historia social argentina, donde se hablaba del sentido de "orden" que la clase dominante en formación encontraba urgente, para la concreción de sus propósitos.

Creo que ese orden en sentido represor impregno la mentalidad moderna y se traslado luego a nuestras congregaciones de forma poco feliz.

Saludos!

veldugo01 dijo...

Guille: ¿que estudias? Es increible como en algunos casos los cambios sociales de una nación afectan a la iglesia. El otro día estaba hablando con un amigo de Argentina (Flavio) y me abrió los ojos respecto a cambios experimentados a raíz de la opresión en la dictadura militar y como eso afecta también el trabajo de la iglesia...
Estaré escribiendo de orden pronto...
Cuidate che!

Guille dijo...

Relaciones Públicas, yo digo que es la más capitalista de las carreras de humanidades, pero al menos es de humanidades :)

Si creo que los paradigmas impuestos por los grupos de poder se suelen inmiscuir en la iglesia, y encima después tildamos de "mundanos" a los que no se ajustan a ellos.

Si, cruce algunos mensajes con Flavio, me parece interesante la labor en que está implicado acá en Argentina, lástima que ando falta de tiempo para involucrarme más.

Comencé a leer el libro que me comentaste, muy bueno!