lunes, diciembre 15, 2008

CUANDO NO QUIERO SER PASTOR

“Antes de hacer la diferencia uno hace el ridículo.”
Wellman Lake (no se si esto es de Wellman, que es uno de los líderes de El Círculo, pero el siempre lo dice y me gusta)

No es que tenga baja (auto)estima, pero hay veces que no… no quiero. Tampoco soy de esos de doble ánimo que andan de un lado a otro, siendo corridos por el viento, diciendo que es el Espíritu que los mueve y a eso se debe nuestra confusión con ellos, que la gente del Espíritu es “difícil de entender” (creo que la gente del Espíritu no es tan difícil de entender por gente del Espíritu). Si hablaran solo en griego, idioma en el que la palabra espíritu y viento son la misma cosa, definitivamente no sabríamos de que hablan. Pero a veces no quiero ser pastor. ¿Puedes creer que debo pasar un 25% de mi tiempo dando explicaciones de lo que hago y aún así ser malinterpretado?

Debo confesar que la mayoría de mis molestias vienen a causa de cristianos, y por eso se me hace difícil asimilarlas, cuando esperas una palabra de ánimo de un hermano ellos no pueden ver a través de sus prejuicios, y debo admitir que algunos son presos de la sabiduría de propia opinión. Pero no se preocupen, he aprendido a no ser manejado por los comentarios o deseos de los demás, como dice la frase que puse al principio es el precio que debemos pagar los que vamos en vía contraria, y ahora a no esperar nada. Tampoco voy en vía contraria porque me gusta ser un rebelde, tampoco se si voy en vía contraria, ¿existe una vaina llamada vía contraria cuando estás tratando de hacer la voluntad de Dios en tu vida? No en Dios, a quien creo, escucho y sigo, sí en los hombres.

Hay otros que piensan que mi fin es atraer más jóvenes, pero no es mi intención, porque ¿para que atraeré a alguien a mi? ¿no sería esto una carga más pesada de la que podría llevar? ¿no pasaría mi vida tratando de agradarle a un grupo de gente con el fin de que nunca se despeguen? ¿no sería mi próximo paso faustoliriano.com? Si alguien resulta atraído que sea atraído por el Señor. Lo que hago lo hago porque creo que no está mal… punto. No creo que Dios sea limitado por liturgias, ni por estilos, ni por formas idiomáticas (aunque hay un idioma de respeto) Dios es muy grande para eso. Creo que Dios nos mira desde arriba y se rie, pero nos deja tranquilo para que aprendamos a amarnos.

Lamento decir que me pasa como el profeta Jeremías: aunque quisiera callar (y creo que Jeremías y yo lo haríamos por la misma razón) no puedo porque la voz del Señor me quema dentro. Y no escribo esto para recibir sus conmiseraciones, ¡para nada! solo me desahogo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

estoy contigo hermano!! el pago de servir, es el descontento y los malos ratos..No te detengas!!Chi-Klom..

Anónimo dijo...

estoy contigo hermano!! el pago de servir, es el descontento y los malos ratos..No te detengas!!Chi-Klom..

keyla26.blogspot.com dijo...

Es la primera vez que visito este blog, y la verdad que que bueno que Dios ha levantado gente para este tiempo... Que Dios te siga usando. Bendiciones

del Blog I'm a dreamer

veldugo01 dijo...

Gracias Josué!!!!!

Keyla: gracias por entrar a mi sala... DTB