lunes, septiembre 22, 2008

NACER DE NUEVO (FELICITENME)

Hace cuatro días cumplí 17 años siendo “cristiano”. Era el 18 de septiembre de 1991 y yo estaba en el último banco de un templo lleno de gente, las imágenes aparecen como en un sueño pues no recuerdo la cara de nadie. Es como cuando las memorias se van borrando y gente va desapareciendo. Del predicador solo recuerdo que tenía un traje blanco; no recuerdo el mensaje, las canciones ni nada… ah! La otra cosa que recuerdo: pase por compromiso, ante la eufórica reacción de mis luego hermanos en la fe, que no sabían que no entendía qué estaba haciendo ni para qué había pasado. Lo recuerdo como hoy pero no recuerdo nada. Días después seguí yendo a la iglesia por responsabilidad, pero en ese proceso me gustó el asunto y aquí estoy.

Hoy, me pregunto ¿cuándo es que realmente uno nace de nuevo? ¿puedes nacer de nuevo ante una decisión que no has tomado sinceramente? ¿aunque esa decisión no fuese sincera una simple oración te da derecho de ocupar un espacio en el Reino? Pregunto desde la sinceridad. Porque sinceramente unos meses después tenía todo el amor por mi nueva “fe” que ustedes puedan imaginar: cerca de donde vivía está la Zona Industrial de Herrera, y mi hermano y yo aprovechábamos las 5 de la tarde, cuando todos los trabajadores salían, y distribuíamos alrededor de 300 tratados diarios. Fuimos maltratados por la fe (la gente se reía de nosotros), fuimos rechazados (la gente tiraba los tratados), pero nos sentíamos orgullosos de que estábamos haciendo el trabajo. ¿Creen que Dios mira mal eso? Aunque ahora no simpatizo con el método, Dios sabe qué había en nuestros corazones: ¡unas benditas ganas de cambiar el mundo! Y no: no creo que lo miraba mal. Tocaba conga en la iglesia, luego batería, luego guitarra, luego el piano. Cantaba, limpiaba los bancos. Fui maestro de escuela bíblica, predicador irresponsable. Estudié en el Seminario de mi denominación, di clases de Hermenéutica, Pedagogía y (esta los va a hacer reir) Dispensaciones, cosa que solo hice por un año porque a algunos pastores en entrenamiento que ya tenían algunos años, les ofendía que un jovencito inexperimentado de 19 años les diera clase.

¡Cuántas vainas hice! Pero hace 6 años me di cuenta que el piso debajo de mis pies tambaleaba. Ya no tenía la misma pasión por el ministerio ni por las cosas de Dios, raramente oraba y mi vida era de compromiso, y descubrí (no que haya sido la primera vez que lo haya leído pero era como si fuese la primera vez) el Sermón del Monte, y Dios rompió todos mis ídolos. Me di cuenta que años de experiencias, de trabajo ministerial, y de tiempo en la iglesia, me habían dejado con nada y que era tiempo de… ¿nacer? Así que, hace 5 años, me rendí a una nueva vida, una nueva vida de búsqueda de Dios, sincera y honesta, de alinear todo mi ser en orden de servirlo no con mi espíritu o con mi carne, sino con todo. Ya la cuestión no era sobre los materiales con que había construido la casa, sino donde lo había construido. Antes la verdad eran dogmas, doctrinas, estatutos y burocracia, ahora la verdad era Cristo. Antes no estaba seguro que creía, era un “delay” que repetía algunas cosas que parecían chulas y revolucionarias, ahora estaba seguro de lo que hacía y de lo que quería.

Júzgueme el que quiera. Entiendo que Dios me amaba tanto antes, cuando sinceramente vivía lo que no sabía, como ahora. Antes cuando “de oidas lo había oído” como ahora que “mis ojos” lo ven. Su amor nunca varió, me ama tanto como ama a aquellos que todavía no se han acercado a El. La cuestión es que no se cuando fue que realmente nací de nuevo, y no es que lo haya dudado, así que prefiero decir que nací de nuevo dos veces.

3 comentarios:

C Jhon's dijo...

cierto.. es todo un ministerio en cuando ocurre ese nuevo nacimiento...
Felicitaciones bro!!

Alexander Rodríguez dijo...

Naciste de nuevo en la omnitemporalidad de Dios! Así que no tienes que definir cuándo... ;)

A&R

Andreita dijo...

Fausto
amigo
que ocurre cuando alguien cae??? como lo ayudas a levantarse, mas aun cuando te das cuenta por haber caido ha quedado solo???

la gente es dura y muchas veces cruel.
a veces es necesario volver a nacer constantemente, no crees??

gracias a Dios que Dios no es hombre...

besitos