sábado, abril 26, 2008

La Frase de un Ruso


"Hay dos Dioses, está el Dios en el que la gente generalmente cree- un Dios que puede servirles (a veces en formas muy específicas, como por ejemplo darle paz mental). Este Dios no existe. Pero el Dios que la gente olvida - el Dios al que todos debemos servir- existe, y es la causa prima de nuestra existencia y de todo lo que percibimos."
Leo Tolstoy

7 comentarios:

Anyulled dijo...

Yo tengo otra frase del Ruso que también me gusta:

No culpen a los santos ideales por mi incapacidad de alcanzarlos

¿qué te parece, eh? Igual a los líderes intachables que se encuentran por todos lados....

A partir de tu frase, y de esta también, comprendo que la gente solo cree, o siempre busca, al dios que le acomode, al que se parezca a sus inquietudes y gustos, uno que me sirva y no uno a quien yo sirva...

Saludos, bro. Que bueno que ya estás escribiendo más seguido.

veldugo01 dijo...

Gracias amigo por comentar!
Hay muchos dioses, de hecho más que dos... jejejeje!!! que lío... el verdadero muy poca gente adora, es menos de lo que pensamos y más de lo que pensamos... complejo.

MonjaGuerrillera dijo...

El Dios para ser servido...

Qué lindo el ruso, ese también tenía que pedir persón por escribir y que no le entendieran.
Pero llegó su tiempo cuando tuvo sus lectores y él ni se enteraba, así funcionan a veces las concreciones en la vida.

Me gusta mucho el ruso, pero en este caso específico de la cita, me gusta un poquito más el Flaco Judío, que se refería a Sí Mismo como el Hijo del Hombre.

Qué enorme cita la de Marcos 10 en el verso 45. "El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida..."

veldugo01 dijo...

Monjita: como concilias la frase del Flaco Divino con la del barbudo ruso?

MonjaGuerrillera dijo...

Sobrino Pastor: No concilio, leo al ruso barbas porque ya lo leí (entonces es imposible dejar de leerlo fuera del libro, en la gente misma de todos los días también) y ese ruso -entre tantos- es un alimento cultural que él me da a través de sus experiencias humanas. Refleja, medita, se desmenuza, se muestra, nos describe, busca, desencuentra. Me secretea cosas por las que quizás yo tenga que pasar, me las adelanta, es un viejo con experiencia que me cuenta "cuentos" para no dormir.

Y el Flaco HumanoDivino es el Flaco HumanoDivino, para muchos es cultura también, pero para mí es DiosHombre, incluso creo que lo Es aunque no lo fuera para mí. (Pavada de conservadora!)

Así que le agradezco al Flaco HumanoDivino que me haya servido con su sacrificio extracultural y cósmico (cosmético debería decir) sin que me haya pedido que lo sirviera yo. Dios tiene muy claro lo que es inútil, y no anda con vueltas probando...
:)

Sin esa seguridad nueva y sin es gozo pleno muy hondo no podría en mi antiguo ateismo haber durado viva más de los 20 o 22 años. El nihilismo me hirió de muerte y el Flaco HumanoDivino lo vio, y es Quien me saca todo el tiempo (omnitemporalmente) las papas del horno, aun hoy, a mis 40.

Y agradezco esa sed de eternidad que puso allá en lo profundo de nosotros.

Pero como no creo en una Historia de dos planos (una profana y otra sagrada) sino que creo el Flaco HumanoDivino indivisible se pasa interrumpiendo los planos históricos y culturales para manifestarse de todo modo posible e 'imposible', agradezco que nos haya dado en esta cultura que nos toca vivir, a esa gente con los talentos de las letras y del pensamiento.
Maestros, amigos, compañeros, hermanos, comensales.

La única forma de ser servido el Flaco Divino, según mi fe, es que le creamos que vino Él a servirnos.
Cual era la Voluntad del que lo envió. Que le creamos que Él lo envió.

Y nos sirvamos explicarle esto a todo el mundo en todas las generaciones, hasta cuando sea, Quién Es el que decidió primero venir a servir, Quien Es el que realmente puede servir, qué servicio le interesa y busca, a quienes vino a servir, por qué, para qué, por cuánto, desde dónde y hasta dónde.

Ahi en Marcos se toma lo de Isaias 53. Ahí el Flaco Divino une en su Persona dos profecías –para algunos, son profecías discordantes- que atañen al Hijo del hombre y al Siervo.

El Hijo del hombre había de venir y todos los pueblos le servirían. Pero vendría como Siervo, no habría de ser servido sino que serviría, y consumaría su servicio soportando entregar su vida a favor nuestro.

Dice Stott, (otro tío viejo anglicano que tengo) en "La Cruz de Cristo": "Sólo sirviendo sería servido y sólo padeciendo en servicio sería glorificado".

Estoy bastante segura de que Tolstoi con sus dones haya servido al Dios Siervo Glorificado, sirviéndonos a nosotros -sus prójimos- con su talento perfeccionado.

Un abrazo fuerte.
Ruego que no haya complicado!!

Anyulled dijo...

INTERESANTE, MONJA, SOLO ME QUEDA UNA PREGUNTA:

¿COMO SABES QUE EL JUDIO DIVINO ERA FLACO?¿ERA TAMBIÉN BARBUDO?

MonjaGuerrillera dijo...

Ay pero sobri, no es que lo sepa, me atengo a lo íconos, no hay más que eso. Ni si quiera me conformo con posibles "reconstrucciones" fisionómicas. Será porque me gustan los de barba. Los que niegan que estaba bajo voto del nazareato, están tan inseguros como yo de afirmarlo.
Y en cuanto a flaco, no vi ninguna pintura en que fuera gordo, jajaja, ya va a salir alguno que lo pinte, y diga, bueno, pero esto es para que no discriminen a los gordos y los dejen huerfanos de jesuses.
Además, aqui en Argentina se le llama "El Flaco" por antonomasia.
Y por la cantidad de ayunos, uno deduce que sobrepeso no podia tener. Son sólo íconos.