martes, enero 01, 2008

OTRO AÑO

“I'm never gonna have the time
All the time I really need
To do what I want to
Next to the signs and complete visions you gave me

I don't know anything if I don't know you
I can't feel anything unless you touch me too
Wild Blue
I don't want anything if I can't have you
I can't love anything unless you love me too
Wild Blue
I don't know anything
I can't feel anything
Without you
Wild Blue”
The 77s – Wild Blue

“¿Por qué?”- dice mi sobrino.
“Bueno, empieza un nuevo año, así que uno lo espera despierto, se abraza, y se felicita.”
Con cara de no le veo la diferencia, me dice: “Pero, ¿por qué?”
“Porque es el año nuevo” – le respondo.
“Pero ¿cómo sabes? ¿qué diferencia hay? ¿mañana empieza el colegio?”
La realidad es que no hay ninguna, solo que algo empieza y otra cosa termina, como la universidad (para algunos), el colegio (para algunos también), la cuestión es: empezó otro año.

Quizás mi sobrino no tenga ningún entendimiento de que esto significa, aunque algún día estará contaminado con las costumbres humanas y los rituales relacionales, pero para nosotros (para algunos, como la universidad y el colegio y otras cosas) es como tiempo de analizar, Apocalipsis para otros, un buen tiempo, unos celebran y otros analizan mientras duermen, otros, frustrados por la realidad humana y sin ningún tipo de esperanza deciden que, esto de algo que empieza y que es más abstracto que el metro de Santo Domingo, no les va a importar si es 2008 o 1960. Pero, ¿qué caray le vas a hacer? Sea que no lo entiendas o que no le quieras hacer caso: empezó otro año.

Como dije el domingo en El Círculo: este año fue largo y fue corto. Largo porque hicimos tantas cosas, que cuando me preguntas de algunas creo que fue hace uno o dos años, literalmente perdimos la noción del año en esas cuestiones. Corto porque pasó súper rápido. En El Círculo rodamos como el tabernáculo por 4 diferentes locales (muy desértico el asunto), algunos perdieron personas, otros no terminaron cosas, pero por todos lados vimos la mano de Dios obrando.

Quizás no terminemos muchas de las cosas que nos proponemos, y algunos nos sentimos abrumados porque no vamos a llegar a terminar todo lo que quisiésemos hacer, pero como dice la canción de los 77s:
“No conozco nada, si no te conozco a Ti
No puedo sentir nada, al menos que me toques
Wild Blue
Yo no quiero tener nada si no te tengo
No puedo amar nada al menos que me ames
Wild Blue”

De todas estas cosas nos queda admitir que nada lo podemos hacer sin Dios.
¡Feliz Año! Y antes de empezar analiza si puedes terminar bien.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo pasaba a desear muchas bendiciones para este 2008. Para ti y la Super Noe un abrazo de esos que se dan en años nuevo!!
Eunice Almonte.

veldugo01 dijo...

Gracias Eunice!! Bendiciones!!!