lunes, diciembre 10, 2007

SIN PALABRAS (pueden ser de alguien más)


Ayer mientras estaba en el estudio de grabación de un amigo, se armó una pequeña discusión sobre “propiedad intelectual”, una “tesis tertuliana” con énfasis en el ambiente cristiano, tan pequeña que duró dos horas. La cuestión explotó cuando se trajo a la luz la realidad de que, en algunos países “desarrollados”, tienes que pagar hasta por las canciones que cantas en la iglesia. Es decir, no solo tienes que pagarle al tipo 16 dólares (les recuerdo que en mi país un número considerable de personas vive con menos de un dólar al día) por un cd, 30 dólares por un concierto, sino que si vas a cantar sus alabanzas en tu congregación también debes pagar. Mientras más alabas a Dios, más pagas.

Parte de las cosas que comentábamos es que, lamentablemente, hay países donde el asunto es legal, por ley, debes pagar a quien hace o escribe una canción. Pero es legal, gracias a que un grupo de autores cristianos, decidieron que ya era tiempo de ganar dinero con esto. Así que si es legal, ¿qué carajos puedes hacer? Miren, no voy a hacer el papel del Che Guevara, pero más que legal es un problema moral. Como persona que me considero discípulo de Cristo debo preguntarme: “¿Qué piensa Dios de todo esto?”

Cito, Efesios 4:11-13: “Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, a fin de capacitar al *pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo. De este modo, todos llegaremos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a una *humanidad *perfecta que se conforme a la plena estatura de Cristo.” Cada cosa que Dios ha puesto en mis manos es para “edificación de la Iglesia”, y al paso que vamos la “humanidad perfecta” que viene a consecuencia de eso está más lejos que jupiter. “Si, pana – me podrías decir- pero no me saques el pasaje de contexto. Aquí se refiere a profetas, apóstoles, evangelistas, pastores y maestros…” ¿Y qué si te digo que cada habilidad y don que tienes es más para edificar la iglesia que para lucro personal? (1 Corintios 12). Pero la gente escribe no para la comunidad sino para su “propiedad propia”, y qué importa, te dirían, “no dices que yo también soy la iglesia, así que con los cuartos que gano con esto, me edifico.”
¿Saben qué? No importa lo que yo escriba (ya otros como Keith Green escribieron de esto hace tiempo) es probable que la situación no cambie, así que esto servirá más para desahogarme que para rascarle la panza al problema. Un pastor amigo me dijo la semana pasada: “Esto pasa porque los evangélicos nos merecemos esto, y no va a cambiar, va a peor.” (espero que esas palabras no estén registradas porque de otro modo tendría que pagar). Es cierto, así que más gente se burlarán de esto que escribo que las que dirán: ¡Hey! Hagamos algo! Pero… me desahogué. El día que aquí vengan a cobrarme por cantar canciones en mi congregación entonces escribiré canciones o adoraré en “silencio”.

Hay que tener cuidado, porque si el mercadeo ya no es en mesas, sino que es “intelectual”, de ideas, de canciones, cuando Cristo venga a destrozar serán otras cosas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Loco,
Muy de acuerdo contigo...es que a veces nosotros como cristianos decidimos vivir nuestro Cristianismo únicamente como nuestro renglón espiritual o ritual que ejercemos. Por ejemplo seré Cristiano para adorar, orar, ir a la iglesia, ofrendar o ir de misiones....pero seré del mundo en mi trabajo, seré del mundo en mi profesión, seré del mundo en mis hobbies. Al final del día todo está bien si sigo siendo "Cristiano" en mi vida espiritual! no?

Con frecuencia creo que dividimos nuestra vida en renglones y solo dejamos a Dios entrar en los que son competentes a el...según nosotros entendemos claro está. Y fácilmente podemos ser cristianos que roban, cristianos que golpean a sus mujeres o cristianos que matan……….. te imaginas!

Que va men…..en eso Dios es o blanco o negro. O cristiano o NO.

Anyulled dijo...

Hola Fausto, bien haces en desahogarte. El problema es de índole moral, de gente que no es consecuente con sus desiciones, o de las que el yo gobierna por encima de Cristo. Para eso la mejor solución es escribir tus propias canciones, y así logras tener piezas con las que la iglesia se identifica mas, puesto que son de ustedes, y se relacionan con su propia problematica existencial.

La otra es esperar a que te demanden por transgresor, y que demos mal testimonio al mundo acerca del cristianismo.

Como diria Ghandi:"mi problema con el cristianismo no es Cristo, son los cristianos"

Nos estamos viendo.

Anónimo dijo...

Man! y a cuanto suma la cuenta del Apostol Pablo por el hecho de haber difundido y traducido sus cartas.

Apostol Fausto,
No nos difame, somos hermanos honrados quienes queremos ganar nuestra alma para el cielo y de paso ganamos nuestras almas aqui en la tierra con par de pesos. Ah, ya pronto pasaremos al rango de Patriarcas y la vida se pone mas cara... confiemos en Dios que El prosperara a nuestros feligreses.

Disque "servir para ser servido con buen servicio", que roca tan grande.
Bendiciones.

Creo que el problema es que algunos cristianos no se prueban asi mismos si estan en la fe o no (2 Corintios 13.5), otros no estudian ni leen su Biblia bien y otros no son cristianos.
Disculpen si esto causo ofensa en alguien pero yo tambien me desahogo a veces.

veldugo01 dijo...

A todos: Creo que muchos estamos de acuerdo con esto, ¿pero por qué de alguna forma no hacemos algo? YA que Anyull mencionó Gandhi, una de las formas "pacificas" en que Gandhi venció a los ingleses fue no comprando sus productos. El instò a los hindúes a que ellos mismos hicieran sus ropas y que no compraran la occidentada ropa de los ingleses. Resultado: tuvieron que ceder...
Lo difícil está enq ue dependemos de eso y no queremos "hacerle daño" al "pueblo"...
creo que hay que atreverse...

El Peregrino dijo...

Quizás desbaratar lo que ya está montado sea complicado, pero sí está en nuestra mano que no crezca más. Entiendo que lo que no se ve es lo que debería ser más importante en este asunto. Me explico: Hay cantantes que publican discos como un trabajo (es decir, los que cantan temas "no cristianos", y algunos cristianos también). La cuestión es que si alguien canta para ganar dinero o tener fama, es normal que se preocupe por esto de la piratería, pues lo ve como una pérdida de ingresos. La cuestión es que si alguien recibe inspiración divina para componer, tocar o cantar, si lo recibe gratis, debiera darlo gratis, o al menos, no oponerse al asunto, pues "la fuente de inspiración se podría cortar" y entonces ¿qué sería de sus carreras "profesionales"? Lo que los cristianos deberíamos examinar es esto, pues el que llega a esos extremos de pleitear por derechos de autor, entiendo que estaría manifestando un "fruto" no del Espíritu. Estoy convencido que Dios puede proveer a los suyos sin necesidad de complicarse con eso de los derechos de autor, ni reclamar pérdidas por piratería... Y el "cantante cristiano" que lo quiera hacer, ya estará manifestando su fruto... y esos trabajos son los que nos tendríamos que proponer NO comprar, pues quizás no procedan "del cielo" sino de "profesionales vestidos de dinero, en busca de ganancias deshonestas. Entiendo que puedes grabar un CD y venderlo, y el que pueda, que lo compre... pero reconozco que hay países en los que eso no es tan fácil: No pongamos al dinero como un obstáculo para glorificar a Dios. Yo, por mi parte, tengo algunas canciones compuestas, pero no tengo medios por el momento para lanzarlas con una calidad aceptable, pero no me preocupo, pues si Dios quiere, ya me proveerá... Y cuando lo haga, pienso colgarlas en internet para que se las descargue gratis quien las quiera... Por lo pronto, he comenzado un blog en el que con el tiempo, pienso ir colgando historias, meditaciones, y cuando las tenga, descargas gratis en MP3 de las cosas que pueda ir montando... Dios no me llamó a enriquecerme con los talentos que me dio.

Un saludo desde el Sur de España de "El Peregrino"
http://historiasparameditar.blogspot.com/