sábado, noviembre 17, 2007

DOS IGUALES DIFERENTES

Hace tiempo me convencí que Dios no usa fórmulas. Lo de PC = AQO+9, no es siempre lo que El hace. Su mente infinita es sumamente creativa (infinitamente creativa) y eso le da paso a que la forma de obrar en cada uno de nosotros sea diferente. Nos molesta, porque no sabemos de que forma Dios va a obrar en aquella o en esta persona, o si alguien que hizo lo que yo hice finalmente terminará teniendo los mismo resultados. Definitivamente las cosas de Dios son del mismo tipo y de diferentes sabores, y hasta haríamos un blog con un post diario de formas en que Dios obra en casos del mismo tipo, en diferentes personas, de forma diferente. ¡Uff!

¿Qué lo hace así? ¿la personalidad de la gente? ¿el país dónde viven? ¿su capacidad de asimilar cosas? ¿su capacidad de no asimilar cosas? Eso no lo sabemos. Lo que si sabemos es que si en ti Dios obra mientras estás orando en el baño, cuando yo use tu misma fórmula frustración es el resultado. No siempre, digo… no siempre. Lo que si es cierto es: NO FORMULA (buen título para un libro, ¡el primero que lo registre lo tiene!).

Durante la última semana he estado leyendo “NO COMPROMISE”, la historia de la conversión y vida de Keith Green, y “CAUTIVADO POR LA ALEGRIA”, la historia de la conversión de C.S. Lewis. Dos vidas distintas, ambos artistas (uno de la pluma y el otro de la música), cuyas conversiones fueron procesos lentos y diferentes uno del otro, demostrando la pasión de Dios por no usar fórmulas (¿tendrá Dios pasión? Puedes saber visitando
www.laspreguntasteologicasmasfrecuentesdelmundo.com).

Keith Green pasó de ser un apasionado músico, hippie, judío pero de familias de la Ciencia Cristiana, a ser un hombre con una pasión increíble por Jesús y por traer otros a Dios, con una forma que algunos calificaríamos casi de fanatismo, pero que resultó en miles de vidas transformadas. Su música, aunque no es de mis favoritas, todavía es escuchada por miles de personas hoy, y ha sido una influencia increíble para muchos de los músicos cristianos que conocemos. Siempre he admirado de él y de Larry Norman, el no tener pelos en la lengua al momento de decir alguna verdad, sin miedo a la reputación. El tipo trató de convencer a los músicos y cantantes cristianos de su época que no vendieran su música y que no cobraran entradas para sus conciertos. ¿Adivinen que pasó? ¡Claro! Falló, nadie le hizo caso y lo que si ganó fueron muchas críticas. Pero por lo menos tuvo las agallas de hacerlo. Keith murió a los 28 años (1982) en un accidente de avión junto a dos de sus hijos, pero su música y sus mensajes influencia personas hasta el día de hoy.

Par de buenas frases de Keith Green:
“No puedo imaginarme a Pablo diciéndole a la Iglesia de Corinto, ‘Lo siento muchachos. No puedo puedo ir al menos que ustedes me den una ofrenda de 5,000 denarios y dos carruajes de primera clase.'”

“Hay muchos cristianos profesantes que están dispuestos a hacer cualquier cosa religiosa que no incluya el negarse a sí mismos. Lo que no se han dado cuenta es que negarse a sí mismos es una condición del discipulado que ni siquiera ellos comprenden…"


C.S. Lewis, es uno de mis escritores favoritos. Siendo un jovencito decidió seguir el camino del ateísmo, pero en la mitad de su vida, inició un proceso lento, doloroso e intelectual (a diferencia de la conversión de Keith, que fue algo mucho más emocional), que lo llevó a reconocer primero, que sí, que había algo detrás de esto que conocemos como creación, y luego, al buscar qué era ese algo, encontró que era Jesús el Hijo de Dios. Esta conversión lenta, “bien pensada” e intelectual, lo llevó a trabajos sumamente brillantes como “El Problema del Dolor” y “Mero Cristianismo” (¡por fin disponibles en español!), y que han influenciado a miles de cristianos en todo el mundo.

Algunas frases de la historia de su conversión:
“Es cierto, un joven ateo no puede defender su fe con demasiado rigor. El peligro le espera en cada esquina… Por primera vez me examiné seriamente con un propósito práctico. Y encontré algo que me aterrorizó: un zoológico de lujurias, un manicomio de ambiciones, una guardería de miedos, un harén de odios mimados. ¡Mi nombre era legión! … no podía hacer nada… sin recurrir continua y conscientemente a lo que llamaba Espíritu. La sutil distinción filosófica entre esto y lo que la gente corriente llama ‘orar a Dios” se hunde tan pronto como empiezas a hacerlo con honestidad. Del idealismo se puede hablar y se puede sentir, pero no se puede vivir… cedí, admití que Dios era Dios, y oré de rodillas… la humildad divina acepta a un converso incluso en tales circunstancias.”

“Aunque me gustaban los sacerdotes como pudieran gustarme los oso, tenía tan pocos deseos de estar en la iglesia como en el zoológico. Los himnos me resultaban (y me resultan) sumamente desagradables…
Así, el que yo fuera a la iglesia era una práctica meramente simbólica y provisional. No me dada cuenta, ni me la doy ahora, de si esto me ayudaba a moverme en la dirección cristiana.”

“… la bondad solo es bondad si es desinteresada y cualquier esperanza de recompensa o miedo del castigo pervierte todo.”


“Esto no es una ‘religión’ ni una ‘filosofía’. Es la reunión y la actualización de todas ellas.”


Resultados iguales, procesos diferentes. Nosotros somos gente de procesos aprendidos, Dios de creatividad prolongada. Hay algo que sus conversiones si tienen en común: ambos tuvieron que abandonar el deseo de obtener cosas que consideraban importantes en sus vidas, dejarlo, soltarlo, y cuando Dios hizo la obra, les devolvió el deseo cumplido y con mucho mejor resultado de lo que esperaban.

¡Ahh! Lo de: www.laspreguntasteologicasmasfrecuentesdelmundo.com, es una broma… por si acaso…

Les súper recomiendo ambos libros, la intensidad de la vida de estos personajes muchas veces nos animaría o nos haría sentir identificados en caso de confusiones, de éxito o de momentos de intensa Presencia de Dios.

3 comentarios:

Alejandro Vazquez dijo...

Hola Fausto,
Excelente post, yo no me puedo declarar como un fan de Keith Green, sin embargo tengo un juego de CDs que adquiri con una coleccion de su mejor musica y la verdad cualquiea que escuchas te llega al corazón. Son bastante intimistas y te invitan a la reflexion. Y la musica y voz me cautivan.
En cuanto a Lewis fijate que la semana pasada pude adquirir dos libros que aquí en Mexico no he visto: Cartas del Diablo a su sobrino y Mero Cristianismo.
Estoy leyendo el segundo esta bastante bueno.
Un abrazo

Claudia Lama dijo...

Hola Fausto. Me encantó este post y en general todo lo que hasta ahora he alcanzado a leer me ha parecido muy interesante. Te sigo leyendo. Bendiciones.

veldugo01 dijo...

Hola Alejandro: yo tampoco me declaro un fan, pero de verdad que su vida deja mucho de que hablar y seguir.. BENDICIONES!

Claudia: gracias por pararte por aca!!! He encontrado también buenas cosas en tu blog, lo único que no soy muy bueno comentando... perdon por esa!
Dios les bendiga!