sábado, septiembre 01, 2007

RESPUESTA A ODE

Pidiendo disculpas a mi amiga Ode, he puesto la respuesta aquí por la longitud de la misma. Espero que no te enoje, y espero que otros lo aprovechen.
Ode: gracias por esperar. Si te sientes culpable por lo que hiciste antes de recibir al Señor... hay problemas... porque cuando aceptas seguir a Cristo su gracia interviene (que es lo que estoy explicando acá) de modo tal que esas cosas son olvidadas... "borrón y cuenta nueva" como dicen por ahí, y puedes seguir adelante, con la condición de que no vuelvas a endeudarte, porque cuando Dios se olvida se olvida de que se olvidó...
Te pongo un ejemplo (es un poco largo pero nada):
Tú tienes una deuda de 50,000 pesos y estás desempleada por algunos meses, lo que ha ocasionado que la deuda acumule intereses y vaya por los 75,000 pesos.
Caso 1: Viene un tipo que se llama Jesús te dice: "Ode te doy un trabajo para que puedas pagar la deuda, te voy a pagar 10,000 pesos de los cuales te descontamos 3000 pesos por un período de tiempo de dos años y medio." ¿Qué pasa? Tienes que vivir con los otros 7,000, de los cuales 2000 se te van en pasaje, tu mamá te dice que tienes que ayudar en la casa, y le das 1000, 2500 se te van en comida y el resultado es que tienes que buscar mas dinero para poder sobrevivir en el mes. Resultado, siempre estás ansiosa y en culpa.
Caso 2: Viene un tipo que se llama Jesús, te dice: "Amada Ode, se que tienes una deuda y estás desempleada, te propongo algo: te voy a pagar toda la deuda, pero no me debes nada de nada, ni te lo sacaré en cara. Y te voy a poner a trabajar conmigo para que conozcas los procedimientos de mi empresa, ganando 10,000 pesos para empezar, no es mucho pero ahi le vamos y luego te subimos. Solo hay una condición: no te vuelvas a endeudar ni a hacerte esclava de una financiera..." Lo mejor de todo es que la deuda la tienes con su Papá.

¿A quién se te parece más la gracia?
A mi, el Caso 2. Mi responsabilidad es ahora no entregarme al pecado ni prestar mi vida a las cosas de la carne, y en agradecimiento a El, cada día me esfuerzo más por parecerme a Dios...
Espero que eso te haya respondido...
Si tu llamado es a ser perdonada, entonces el caso uno es suficiente, siempre estarás en deuda con el inconveniente de que no tienes las condiciones para pagar. Si tu llamado es a SEGUIR A CRISTO, entonces aceptas que El paga la deduda, no hay culpa por mi pasado y cada día, en agradecimiento, me esfuerzo por ser perfecto como mi Padre de los cielos (Mateo 5:48).

Dios te bendiga...

2 comentarios:

Ode dijo...

Hola Fausto!

Gracias por tomarte el tiempo de responderme y por la forma de hacerlo :)

Definitivamente estoy en el caso 2, lo que pasa es que; sabes esos días en que no entiendes muchas cosas, que todo te lo cuestionas? Y que sólo papa Dios puede soportarte por el inmenso amor que te tiene, bueno creo que últimamente tengo muchos de esos días, pero se que es porque el señor está trabajando conmigo.

De verdad gracias.

Dios te llene de bendiciones y guarde tu corazón.

Ode

veldugo01 dijo...

¡Claro que se de esos días! Y, aparte de la lucha interna que suele crear dentro de nosotros, si lo haces sinceramente el resultado es una experiencia satisfactoria de crecimiento espiritual.
Pregunta todo lo que puedas y busca respuestas...
Dios te bendiga Ode...