martes, septiembre 04, 2007

CONFESIONES 51

Hasta que leí lo que C.S. Lewis dijo, lo había pensado varias veces pero no tan seriamente. ¡Qué estúpidos somos a veces! Creo que no me hubiese sentido tan mal aunque me hubiese quedado en el mismo curso en la escuela por algunos 4 o 5 años. Pero esto de la carrera espiritual es uno de los cursos más difíciles que he tomado, quizás algunos de ustedes también. Muchas veces es doloroso y satisfactorio al mismo tiempo. ¿Cómo algo puede ser doloroso y satisfactorio al mismo tiempo? No se, pero es la mejor forma de explicarlo. Quizás el mejor ejemplo sea compararlo con algún deporte extremo, pero no siempre los deportes extremos traen dolor, tienen un riesgo… extremo, pero no siempre los extremos te llevan al dolor, cuando el extremo te lleva al dolor es fatal. No así en la carrera espiritual.

Muchos tomamos “BUSCA PRIMERO EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y TODAS LAS DEMAS COSAS SERAN AÑADIDAS.” (Mateo 6:33) como puro idealismo, esas cosas que parecen chulas pero que tan bien son tan inchulas de cumplir, suenan bien pero son utópicas. Una vez las intentas cumplir causan un dolor terrible….

Eso me pasa con todo eso, no que lo tome como idealismo, ¡al contrario! Mi problema es que lo he sacado del idealismo a la vida real, de lo que sería ideal pero que es no-posible-de-cumplir a la vida real.

C.S. Lewis escribió en una carta a un amigo: “Cuando haya aprendido a amar a Dios más que a mis cosas más preciadas, amaré mis cosas más preciadas mucho más de lo que las amo ahora. Cuando las prioridades son puestas en primer lugar, las cosas que están en segundo lugar no son suprimidas sino exaltadas.”

Todos jugamos a “ayudadores de Dios”: lo hacemos en nuestros mensajes cuando manipulamos un poco la verdad para que alguien venga a Cristo, después de todo ¿no es una buena causa?; lo hacemos en el ministerio cuando trabajamos hasta el punto de herir nuestras familias y parejas, y finalmente a nosotros mismos, después de todo ¿no nos manda la Biblia a amar a Dios más que a nuestras familias?; lo hacemos en nuestras propias vidas cuando queremos algo esperando la aprobación de Dios pero le damos una “manito” para que se acelere el proceso, luego nos quejamos de ¿qué fue lo que pasó?… eeee… etcétera.

Pero mientras más “ayudamos a Dios” más nos vamos alejando de El, pues nos concentramos en las cosas secundarias para que el plan se cumpla al pie de la letra y nos olvidamos de aquello que es la “mejor parte” (últimas dos palabras citando a Cristo). Dios no quiere que le sirvamos la comida, Dios quiere que le pongamos atención. El mejor funcionamiento es cuando todo va a la cabeza primero y luego la cabeza manda la señal a la otra parte. De todo este aparataje cristiano, Cristo es la cabeza, si nos conectamos a El entonces El se encarga de hacer las conexiones que necesitamos.

Que pases, del idealismo utópico de las frasecillas pseudopreciosas del cristianismo, a la realidad del reino de Dios.

4 comentarios:

Anyulled dijo...

Interesante explicación de la paradoja de la vida cristiana, mientras mas cedo, mejor control tengo, mientras mas debil soy, mas fuerte me hago...

Interesante también el cómo algunos líderes usan el mismo versículo (mt 6:33) para controlar a los hermanos y sumergirlos en una vida legalista. Si tú te ocupas de las cosas del Señor (asistir a cultos, participar en campañas de evnagelismo, venir a limpiar la iglesia, limpiar los zapatos de tús lideres), El Señor (y no nosotros los líderes, que te crees) se encargará de tus cosas.


Un Saludo man, continuamos conversando

veldugo01 dijo...

Anyulled: ¿qué te digo hermano? ¿Qué versículo no usan para manipularnos? Digamos que a algunas personas no le conviene explicar que el Reino empieza aquí y ahora y que la muerte es solo un cambio de dirección física (¿o espiritual?). Así hacemos entender que el Reino es la congregación local y que buscar el Reino es hacer cosas en la congregación local, no puede haber nada más erroneo... algunos usan eso hasta para "discipular" si no sirves a tu "discipulador" entonces no eres capaz de servir en el Reino... vaya!
Bendiciones...
Fausto

Brisa nocturna dijo...

Hola,gracias por pasar por el blog.

Muy interesante tu punto. Esa "realidad del reino de Dios" es algo que a muchos de los grandes famosos del reino de hoy dia les quedaria bien grande,y creo que por lo incomoda que podria llegar a ser es tan maquillada y distorsionada.Dios nos ayude!

veldugo01 dijo...

Brisa Nocturna: ¿cómo llamar a un GRANDE FAMOSO del Reino "Grande Famoso del Reino" si la realidad del Reino le queda grande?