lunes, agosto 27, 2007

ENTONCES... CONVENCEME

"Here we are now, entertain us!"
Nirvana

“Si las buenas obras fueran una galaxia de virtudes humanas, deberíamos glorificar a los discípulos en vez de a Dios.”

Dietrich Bonhoeffer

Bonhoeffer tenía razón…
¡Y aquí voy otra vez! Perdón, no pude resistir… tenía que hacerlo, hay cosas que lamentablemente no puedo dejar de hablar. Durante días esto ha estado dando vueltas en mi barriga, y más por ética que por otra cosa no lo había escrito o comentado. Pero, ya que me negué a mi mismo algunos minutos antes de tomar la cruz y otros minutos antes de seguir a Cristo (realmente después, y tuve que devolverme a poner la cruz en el piso luego negarme y luego volver… hmm… es una historia larga, luego la cuento), eso quiere decir que perdí mi reputación terrícola, lo cual no quiere decir que no tenga ninguna reputación sino que no es importante la que la gente considera importante sino el otro tipo de reputación que aparenta no ser ninguna… y Blablabla bla bla… bla bla… eso quiere decir que lo puedo decir…

Bonhoeffer tenía razón…

Es probable que (quizás) me quede toda mi vida siendo pastor de una iglesia de un puñado de gente, que no llegue a tener un ministerio que alcance millones por televisión y que nunca llegaré a escribir un libro que haga llorar a unos cuantos más. No porque esto sea mi visión, sino porque prefiero hacer lo correcto que ser “políticamente correcto.” Prefiero predicar la verdad y que no me inviten más, a predicar lo que sea y que me inviten otra vez, prefiero decir lo que tengo que decir y no ser popular a decir cualquier cosa que alguien quiera oír y ganarme la confianza del hombre.

Cuando a veces leo algún libro o manuscrito de hace 500 o 600 años o 200, me he dado cuenta que ha pasado esto varias veces, y mi única pregunta es: ¿por qué? ¿por qué si la gente lee su Biblia, busca de Dios y afirma tener el Espíritu es tan ciega a estas cosas? Anoche mientras pasaba un buen tiempo con mi esposa, veía un show en FX donde desenmascaraban a los Médium y Adivinadores, y me llamó la atención una frase que uno de los investigadores dijo: “A la gente le gusta ser engañada…”

Y a los algunos les gusta ser exaltados (probablemente ellos mismos se están engañando. Por ahí andan, cargando con nuestro dinero, conduciendo shows de adoración, actos que hacen para que “celebremos juntos” pero que les lleva los bolsillos desde 5,000 hasta 30,000 dólares.

Y, ¿crees que me vas a engañar con tus "esfuerzos"? ¡Convénceme!:
- Predica gratis en naciones donde el evangelio no sea proclamado y donde quizás seas un desconocido. Es probable que te apedreen o que sólo juntes unas 100 personas, pero probablemente tengas mejores resultados.
- Vende tus libros al costo (no pretendo que sean gratis, porque cuesta tiempo, material, esfuerzo) o regala unos cuantos con lo que ya has ganado, es probable que alguien sea bendecido con eso que Dios ya te dio y que has industrializado.
- Deja que la gente baje una o dos de tus canciones que Dios te dio, y que para ti no tienen precio, alguien puede ser bendecido, sanado y hasta impresionado con tu generosidad. Vende los cds con una ganancia justa, y deja que otros puedan vender sus cds durante tus shows en los que quieres que solamente haya exclusividad con los tuyos.
- Si crees que tus tres pasos son la fórmula para cambiar la iglesia… ¡demuéstramelo! Y da algunas conferencias gratis por ahí, yo mismo te mando una ofrenda pa que la sostengas.
- Comparte tus ganancias con una familia pobre de la iglesia (no se si piensas que no son bendecidos porque no son espirituales, pero Jesús dijo que a los pobres siempre los tendrán entre ustedes… ok! Pero no a los indigentes).

¡Pero por favor!, no me vengas diciendo que todo esto es para exaltar a Dios, cuando todo lo que muchos hacemos apunta a una sola cosa: LA EXALTACION DEL HOMO SAPIENS CRISTIANUS… Esto lo escribo desde el amor, y no desde el odio, porque todos queremos que el evangelio llegue, ¿no, naco? Y como yo soy uno de esos, quiero escribir lo que debería ser correcto.

Bonhoeffer tenía razón… y por eso exaltamos a los discípulos, no a Dios.

2 comentarios:

Alexander Rodríguez dijo...

Ouch!

Pero bien dicho...

A&R

leo_on dijo...

Cielos compadre, demasiado corto consiso y preciso...