lunes, abril 02, 2007

SATISFACCION GARANTIZADA

¡Buen día señora, buen día doctor! Hace algunas horas salía de comprar unas cuantas cositas que nos faltaban para la casa, en el supermercado. Inmediatamente salí de la caja, revisé la factura como de costumbre; por nada, sólo por si acaso me pusieron productos de más o cobraron algo que no compré. Para mi sorpresa, revisé el recibo y me di cuenta que no me habían cobrado… la azúcar. Inmediatamente volví a caja y le dije a la cajera: “Hey, no me cobraste la azúcar.” Chequeo con cara de sorprendida y me dijo:
- ¡Wow! Sí. ¿Cómo habrá pasado eso? ¡Qué muchacho más serio!

Pagué la azúcar (aunque después que la pagué pensé que era algo así como un milagro de Dios para que yo pudiese contar con ese dinero en el futuro), mientras me despedía la cajera repetía: “¡Qué muchacho más serio!”

Y pasó: Me sentí bien. Lo admito. De hecho, muy bien. Pero siendo un ratón racional como soy, cuando salí de la puerta pensé:
“¿Por qué tengo que sentirme bien por hacer lo que tengo que hacer? ¿Me siento bien por lo que me dijo? (me di cuenta que no) ¿será entonces que me siento bien porque es algo que usualmente nadie o muy pocas personas hacen? ¿tengo que sentir satisfacción por hacer algo que se supone yo debo hacer?” Y otra vez lo pensé al llegar a casa: “¿tengo que sentir satisfacción por hacer algo que se supone yo debo hacer?”

Hace algunos meses, leyendo el pasaje de las ovejas y las cabras en Mateo 25, me di cuenta que aquellos que habían hecho lo bueno ¡ni siquiera se habían dado cuenta!: “¿cuándo Señor?” Sin embargo muchas de nuestras buenas obras son más para la experiencia, satisfacción personal y gratificación propia, que para hacer lo que simplemente debemos hacer. Hacer lo correcto debe ser la actitud natural de nosotros y no debe agarrarnos por sorpresa el hecho de que hayamos hecho lo correcto, porque se supone es lo que simplemente tenemos que hacer.

¿No será que una vida de total satisfacción garantizada es la que se ocupa en cuerpo y mente de hacer lo correcto?

¡Bye señora, bye doctor!

3 comentarios:

Jaaziel dijo...

Que bueno Fausto!
Me "mataste", tienes razón, y no lo había pensado, ese "¿Cuando Señor?" es señal de que lo hacian de forma natural, interiorizado, no se habian dado cuenta que hubieran hecho nada digno de reconocimiento.

Leonel Rubio dijo...

No hermano, uste esta mal, las buenas obras tienen que ser de testimonio para
que vean el "gran" poder de Dios en "nosotros"...
Plop
Touche verdugo, has dicho una gran verdad.

Leonel Rubio
Pensando en Voz Alta

veldugo01 dijo...

JAaziel: Espero que hayas resucitado! Si man... es de esas veces donde ves cosas en pasajes que son evidentes, pero que nunca le había´s´prestado atención, espero que te sirva como me está sirviendo a mi...

Leonel: ¿mal? Malísimo... jejejeje!! gracias Leon...el! (significa León del Señor)