jueves, abril 12, 2007

PELIGRO: ¡BLOGS!


Casi cada mañana, mientras llevo a mi esposa a su oficina, escucho un programa radial de opiniones, que es quizás uno de los más escuchados en todo el país. Por sus opiniones y sus lenguas sin pelos, algunos de ellos han sido víctimas de amenazas e intentos de asesinato. El otro día, mientras lo escuchaba hablar sobre el mismo tema que han tenido durante casi tres meses (a la verdad: ya me tienen cansado), pensé: “es muy fácil hablar y hablar, y decir cuales son las posiciones que el presidente o un político debe tomar… quizás sea más difícil ser político o… presidente.” Y eso me llevó a la realidad en nosotros: los bloguers.

No se cuántos blogs cristianos hay, les podría decir que cientos. Soy prácticamente nuevo en esto (ya voy para dos años) y cuando inicié éramos sólo un puñado de gente escribiendo sus pensamientos, desahogándose, y unos cuantos informándonos, enseñándonos, etc. Hoy, cada día se agregan más personas y más personas (cristianos me refiero) a esto de bloguear, convirtiéndose en una comunidad grandísima de creyentes aportando o no (lamentablemente hay blogs que no merecen que veamos su contenido, llamémoslos diarios personales que solo deben ser visto por la persona que personalmente se toma la libertad personal de escribirlos) para el reino de Dios.

Así que aquí estamos: escribimos de nosotros, escribimos de la fe cristiana, atacamos la iglesia, decimos cuáles son (según nosotros) las mejores formas de vivir en comunidad, o de aplicar tal o cual cosa, psicoanalizamos la iglesia y ¡hasta sabemos cuál es la cura!

Pero: ¡PELIGRO!

Cuando nos convertimos en personas que sólo escriben y no aplican, dentro del Reino, para mi no aportamos nada. Así que el blog puede convertirse en una forma cómoda de criticar pero una pésima manera de aportar. Una efectiva herramienta para inmovilizarnos entre opiniones y mantenernos en ese círculo vicioso.

Me encanta conversar, discutir, hablar. Muchas de las cosas que leo en los blogs me edifican, me transforman y me hacen pensar. Pero, nosotros que escribimos de la iglesia, crucificamos la iglesia, tenemos la fórmula para resucitarla al tercer día (by the way), hablamos del hermano, le damos par de consejos… ¿estamos aplicando eso a nuestro entorno? ¿estamos haciendo algo para la transformación de la Iglesia de la cual también formamos parte? ¿escribimos por qué hay una necesidad de edificar con nuestros pensamientos, o es simplemente para satisfacer nuestro ego y desarrollarnos como “artistas del teclado”?

Si la respuesta a esas preguntas (o a la mayoría) es negativa, considera dejar de bloguear por un tiempo, revisa tus notas, tus sugerencias, los pasos que crees que debemos dar para levantarnos como Iglesia de Cristo, tus consejos teológicos… ¡y manos a la obra! ¡Fuera del blog y a la calle! ¡Cuenta conmigo!

Sino: PELIGRO, el blog te ha convertido en un filósofo paralítico.

9 comentarios:

Leonel Rubio dijo...

Aquí les llamamos (nos llamamos en caso de qe nos aplique) revolucionarios de café, es decir, dicen mucho pero hacen poco o nada.

En este caso el primer paso es informar y ser congruente con lo que se dice, el segundo a veces dependera de nosotros, pero desgraciadamente debido a la
burocracia intereclesial y a los modos de pensar ya establecidos, no siempre sera posible, pero pienso que esto es el primer paso para una ReReforma.

Saludos.
Leonel Rubio
 Pensando en Voz Alta

Rafael dijo...

Saludos Fausto, muy buenos puntos. Pensando en esto fue que escribí hace un tiempo que «Mi sospecha y temor es que usemos estos lugares como refugio y descansemos en el diálogo horizontal que ellos ofrecen ante la verticalidad de la conversación en nuestras iglesias locales. Conviene más mejorar la comunicación en la iglesia que transplantar esta parte de nosotros a los nuevos espacios virtuales». Un gusto leerte.

veldugo01 dijo...

Leonel: cuando hablas de que uno de los problemas es la "burocracia entereclesial", lo unico que me llega a la mente es que dependemos de la iglesia local para realizar las que debería´n ser las tareas normales de cualquier cristiano. Las que lamentablemente no se hacen hasta que la iglesia no las ponga en programa, y si tenemos una idea la llevamos para q la congregacion las ponga en programa y si no nos toman en cuenta, refunfuñamos y luego callamos, o nos vamos a otra que apruebe nuestras ideas pero que luego hara lo mismo con otras que tengamos. So, pa lante a veces sera por encima de la burocracia intereclesial.

Rafael: ¿tu me lees? jejejeje! e chercha! Es penoso que algunos usemos esto para desahogarnos y reflejar nuestra impotencia pero para no hacer nada... Bendiciones!

Manlio Hector dijo...

Has hablado con sensatez amado hermano.En las cosas de Dios hay armonía siempre,pero nosotros nos encargamos de complicarlo todo.¿Nos vera Papá como un grupo de infantes en el salón escolar hablando todos al mismo tiempo discutiendo entre sí?
Que séa Su Espíritu Santo nuestra guía y dirección en todo cuanto hagamos,pensemos,hablemos o escribamos.
" Hacedlo todo para la Gloría de Dios"

KRLZMT dijo...

Ultimamente he pensado que es mejor expresar todo lo que se siente. Por eso abri mi blog. No quiero k sean mis palabras si no las de Dios, pero trato de hablar lo mas sencillo posible para que cualquiera que entre no diga "ay un blog cristiano, k flojera" si no que vean que tenemos los mismos problemas y que hay solo una manera de resolverlos y es acercandonos a Dios..

veanlo y opinen x favor:

krlz.blogspot.com

grx

Carlos Mota

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Un llamado de atención tan notable como imprescindible. En Argentina solemos llamarlo "un tirón de orejas".

Adhiero a pié y juntillas a cada uno de tus conceptos y a los que me precedieron comentando.
Solo se me ocurre agregar que, como suele ocurrir en una congregación, la gran mayoría piensa "Este mensaje es para el que está sentado al lado mío", ¡Que bien que habló Fausto! ¡Como se lo dijo!".

Así, la actividad bloguera puede ser similar a concurrir a cumplir la ritualiadad de ocupar nuestros bancos domingueros y por supuesto, ofrendar, ya se trate de una fortuna o una bicoca.

Creo que si surgiera alguno de esos famosos memes que proponga algo como "Además de bloguear, en esto aporté al Reino de Dios en este mes", la iniciativa quedaría prontamente trunca. Y quizás yo me quede sin letra.

Fausto, tu blog enriquece el espíritu de los que te leen... y de eso también se trata la cosa

Un abrazo fraterno
Daniel

veldugo01 dijo...

Manlio: sería una buena pregunta si esto lo hacemos para la gloria de Dios (como deberíamos hacer todas las otras cosas) o simplemente por moda. Creo que hay muchas cosas más que se pueden sacar de bloguear si tan solo nos pusisiesemos a sacar el máximo de esto.

Carlos: Eso es bueno, que lo hagas para expresarte, pero espero que esas expresiones se reflejen en tus acciones. Yo lucho con eso a diario.

Daniel: Gracias!! La verdad es que este cuestionamiento lo empecé conmigo. tengo algunos meses preguntándome si lo que escribo lo hago, o si soy simplemente un "hipócrita virtual" (que aunque es virtual sería lo mismo que un hipócrita) o si esto lo hago para popularizar mi nombre; pensando en eso y hablando con mi esposa pensé en que sería bueno expresar mi miedo, quizás otros lo tendrán, no?
Sería una buena idea lo del meme. Vamos a ver como lo hacemos.

Bendiciones a todos!!
Fausto

Gabriel dijo...

Fausto,

Totalmente de acuerdo contigo. Hay personas valiosísimas en la blogósfera, que con problemas, luchas, muchas lágrimas y pocas sonrisas trabajan desde adentro de la iglesia.

Ojalá y nuestra contribución sea mayor que nuestro desahogo.

Un abrazo, pa'lante!!!

veldugo01 dijo...

Gabriel: Sabes que fuera mejor exponer nuestras experiencias que nuestras sugerencias...
Dios te bendiga mucho!