domingo, marzo 04, 2007

OTRO DE ESOS...

Hey! Quiero saber que piensan. Cada uno de nosotros quisiera estar en la iglesia perfecta, y desde nuestro punto de vista “sabemos” que haríamos si estuviésemos en los zapatos de x-pastor. Así que, me gustaría escuchar su respuesta a la siguiente pregunta:
Si se te diese la oportunidad de plantar una iglesia, ¿cuáles son las tres cosas que harías diferente a lo que hasta ahora has visto en la(s) iglesia(s) donde te has congregado?
Espero sus respuestas…

7 comentarios:

Natanael Disla dijo...

-Servir como entre integral de la cultura y el arte de la comunidad.

-Deconstruir el concepto de evangelismo dividiendo este del concepto de "misiones", como hasta ahora lo conocemos.

-Eliminar todo lo dogmático que raye en lo prohibitivo desde la psique.

Monja Guerrillera dijo...

Veldugo:

Ya está monja con tiquismiquis en ristre.
Pero digo que con solo tres cosas diferentes la variacion no sería demasiado evidente, Muchos son los cambios.Por eso, los añado a los que ya expuso Natanael.

De raíz: No esperar que "nos den la oportunidad de plantar una iglesia". Eso ya nos emancipa de toda dependencia a otro organismo "superior" que paternalice la "pobre iglesia chica" y le haga creer que es "una infante" y que necesita de un cayado "experimentado" que la guie.

1- Busco un sitio pequeño y "movil", Sin nonbre, sin cartel. Que no se centralice ni tenga oportunidad de crecimiento más allá de lo que se pueda cuidar a cada persona en singular.

2- Doctrinalmente, un regreso a las bases del texto abierto a todos. un hermoso hincapié tipo tábano en la centralidad de la Cruz de Cristo. Sin pastores invitados que contaminen con predicas predigeridas e irreflexivas.Sin campaña de evangelismo, sin diezmo, sin poner a la gente con la boca abierta debajo de la tarima.

3- Otro hermoso hincapie tipo tábano en la gracia, en la inclusión de excluidos (los malos, los feos y los sucios) y otro más hermoso, bello, doloroso, inquietante, decisivo y exigente hincapie en la "metanoia".

Besos

Lizzie dijo...

Bueno Fausto la hiciste bien difícil para una persona como yo que cuenta con 8 generaciones arriba de cristianos, de los cuales 4 han sido pastores y fundadores de iglesias...

Pero me tiro a la piscina!

1) Quitaría los bancos de los templos y pondría almohadones cómodos con pantallas en las paredes.

2) Me quedaría toda la noche si es necesario para compartir con los chicos (me salió la lider juvenil jeje) y acompañarlos.

3) No seguiría legalismos, sino corazones que busquen en lo profundo conocer más y mejor de Dios.

webmaster dijo...

muy buen post. Añadiendo a los escrito por natanael y La monja, yo añado:

- Enfatizar el sacerdocio de todos los creyentes y la edificación mutua de los creyentes, Borrando la línea que distingue al laicado del clero,

- La liturgia no tendría un orden sagrado preestablecido, sino por la vida del Espíritu Santo y la dinámica del Reino de LOS cielos.

- Resaltar la idea de la iglesia como una comunidad y un organismo, en vez de una moderna empresa y una organización.(ojo, tampoco ando promoviendo la anarquia, sino estructuras eclesiales más sencillas y menos patológicas)

Alexander Rodríguez dijo...

Buena idea . . . no sé si vale la pena añadir a los excelentes aportes de mis hermanos . . . escribiré en forma de tres valores en los que pudiera (debiera!) insistir una iglesia nueva:

- Enseñanza sólida con equilibrio entre las bases históricas y la relevancia actual

- Accesibilidad simple tanto a oportunidades de servicio como a beneficios

- Liturgia flexible, centrado en la adoración comunitaria y en las realidades propias de esa comunidad

Se pudieran añadir más, pero me limito a los tres . . .

A&R

El Perro dijo...

Igual que Gaby, creo que la oportunidad de plantar una iglesia debe ser buscada por nosotros, no "concedida" por una iglesia "madre" (esta expresión siempre me recuerda las "naves nodriza" de películas y programas sobre el espacio)

además de algunas de las mencionadas por mis hermanos:

- Enseñanza de principios bíblicos para desarrollar desde la propia cultura antes que imposición de tradiciones y/o convencionalismos denominacionales.

- Organización y liturgia simple (basada en principios bíblicos), participativa (sacerdocio de todo creyente) y comunitaria (una iglesia de un "tamaño" en que todos pueden participar en la edificación del cuerpo).

- Inclusividad para otras iglesias, personas y comunidades en sus diversas formas y/o manifestaciones, favorecer las relaciones con todos aquellos que son el Cuerpo de Cristo.

veldugo01 dijo...

Hey!! No piensen que no voy a comentar... de hecho, esperare algunas opiniones más, para dar la mía y luego hacer un bonito post...
Dios les bendiga,
Fausto Liriano