viernes, enero 26, 2007

¿ABAJO LA IGLESIA? 15

OLVIDANDO EL REACCIONISMO LATINOAMERICANO
Sección 7 - Parte 2


“Es uno de los defectos de una era con ningún sentido de su pasado suponer que lo que ahora es, es como siempre ha sido, y que es lo único noble o erróneo o ambos.”
Dallas Willard

Me preparo un café y pongo algo de Fito que no sea tan sucio, y dedico mi tiempo a continuar escribiendo. Hay muchas cosas en mi cabeza pero, al dejarlo por tanto tiempo, los conceptos se han disipado un poco, así que me disculpan si de repente las ideas como que no parecen llegar a ningún lado… by the way: ¿llegaremos a algún punto? Sí, esa es la idea.

Explicando lo de Pablo, que trajo un poco de confusión a algunos de mis amigos y lectores de este blog; lo único que quería traer a colación, a propósito de lo que estaba escribiendo, es que Pablo había pasado por el difícil proceso de decidir entre seguir las costumbres de sus hermanos judíos o la visión que Cristo había puesto en su vida. La decisión que él tomó todos la sabemos: seguir la visión que Cristo le había puesto de predicar a los gentiles, aunque eso le hiciese ganar el desfavor de sus hermanos de Israel. En un post anterior, y parte de este mismo tema, vimos como Pablo, al llegar a cada pueblo, buscaba a los judíos y se quedaba entre ellos, y entre ellos predicaba. No fue hasta un ligero incidente que sucedió años después, donde escogió entre agradar a los judíos o a Cristo.

Tomándome la libertad de sólo usar ese pasaje como ejemplo y no como una ley o regla (para que luego no me acusen de sacar las cosas de contexto), creo que el cambio en la situación actual que vivimos, será el resultado del valor de algunos, que creyendo perfectamente que la Iglesia de Cristo es la que lleva la esperanza al mundo, entonces arriesgarán su pellejo para que esa iglesia cumpla su misión, no importando que esto les cueste la “diáspora” involuntaria. Si muchos de nosotros tomásemos esta misión bien en serio, luego de varios años en el destierro, encontraremos la paz en los brazos de esos hermanos que alguna vez nos rechazaron, quizás no, pero, ¿y qué? (Daniel 3:18)

Si algunos predican falsedad con tanto ímpetu, llenando estadios, salones, casas, o simplemente la mesa en un sitio de comida o en Starbucks, nosotros que entendemos que la verdad debe ser hablada, predicada y conocida ¿por qué no nos tomamos el valor para hacerlo?

Creo que esa es la respuesta ante la pregunta que nosotros muchas veces nos hacemos de “Pero, si es claro en la Biblia que este tipo esta mal-mal de cuidado intensivo, ¿por qué la gente lo sigue? ¿acaso no leen la Biblia?”
Bueno, aparte que no leen la Biblia, es que quizás los que siguen cierta falsedad se la creen más de lo que nosotros nos creemos la verdad.

Entonces: ¡VALOR! Por favor, esto es un llamado a salir de la cueva y de los blogs (que son una importantísima herramienta en todo esto), y hagamos algo. Mi intención, y me siento en el compromiso de aclarar, no es crear una contienda entre los que son “falsos” y entre los que son “verdaderos”. Creo que los que creemos que debemos predicar la verdad, y sacar a muchos que dentro de nosotros están en una posición crítica, no lo lograremos con contiendas ni luchas entre los dos grupos, sino con vivir la verdad y predicarla. Es suficiente.

Ahora, ¿cómo la vivimos?

(¡Les prometo que algún día terminaré! Mientras tanto: continuamos...)

4 comentarios:

La Monja dijo...

Mi sobrino:

Vivirla (y predicarla viviendola) a veces creemos que genera contiendas.
Partes de la contienda de Pablo, (que tuvo muchas, a algunas atendió y a otras las dejó pasar, pero los que le amenazaban el cuerpo le "ganaron")
En realidad somos cristianos como fruto de uan contienda.
Estamos en una contienda ya generada a causa de Cristo

Bien. No satanicemos los blogs como elementos de pasividad, porque los pulpitos son mucho mas pasivos que los blogs, si vamos al caso.
En este pais, lo sabrás por la Princesa, cada vez que alguien dice que es escritor, le preguntan: Ah ¿Y de qué trabaja? ¿Hace algo?

Otra cosa mas: Hagamos algo dices, ¿que hhacemos? Que propones?

Yo "trabajo" o estoy empantanada hasta las rodillas con gente marginal. Tengo encefalomielitis y aun cuando me siento mejor, reparto el tiempo entre "esa gente" aborrecida por als iglesias oficiales, y mi trabajo "secular", mi casa, y la "pasividad" de la escritura y la "esterilidad de la lectura.

El problema tambien reside en creer que lo que se ve a simple vista desde un blog es TODA la vida de una persona que lo mantiene. ¡Y no soy parte de la empresa de google para defender a los blogs! Miremos más alto!

Me quedo con tu frase: hagamos algo.

Un abrazo fuerte.
"Me gusta estar al lado del camino..."

veldugo01 dijo...

Mi querida Monja:
Hey!! En ningún momento fue mi intención "satanizar" los blogs. En ninguna manera seré tan estúpido como para satanizar un medio que me ha sido tan útil para transmitir mis pensamientos entre un grupo de personas, de las cuales muchos ahora son íntimos amigos y hasta cómplices y camaradas.
Así que mi intención no fue decir que los blogs no son para nada útiles, si lo son y me disculpo si tú o alguien más lo entiende así. Es la limitación de los que escribimos sin ser escritores. A lo que si me refiero es que esto no debe quedarse aquí en los blogs, de alguna forma debe llegar afuera...
¿cómo? Vamos a averiguarlo...
Paz

La Monja dijo...

Ya entendi, sobrino!
Vamos a averiguar el como, aunque yo sé que hay muchos cómos.
Y en lo que te surga, lo que proyectes, lo que intentes experimentar, yo me sumo contigo, si lo crees conveniente.
no tengo liderazgo, dejo esa capacidad a otros.
Ya los sabes. Estaré.
Pienso como Abel, algo esta pasando!!

besos!!

veldugo01 dijo...

Mi querida Monja: pues se que tendrás que ayudar desde el convento... pronto iniciará la conversación...
Saludos..