viernes, febrero 24, 2006

BIENVENIDOS A HIPPIELAND (01)

"Vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres"
Jesús de Nazareth


No sé que locuras tengo en la cabeza últimamente. La cosa es que lucho con ser un buen cristiano, como la mayoría de ustedes, supongo. Pienso cosas que creo no puedo compartir con todo el mundo pues pensarán que soy comunista... o loco, o algo por el estilo. Y aunque la guerra fría ya ha terminado no son pensamientos muy populares.
Hace unos días, caminaba con mi novia por las calles rumbo a algún lugar para hablar y comer, cuando a ella se le ocurrió que compráramos una pizza, un refresco y nos sentemos en un parque a hablar de algunas cosas. Yo soy un poco más convencional: restaurantes y eso, comer dentro de un parque nunca lo había hecho, por lo menos no como una cita con mi novia. Así que lo hicimos. Hay cosas que nunca había compartido con ella, por el mismo miedo que no la comparto con algunas personas, está mal... creo. Así que aproveché y empecé a hablar de todas las cosas que estaban rodando en mi caparazón superior durante las últimas horas.
Le dije como me sentía, y me miraba raro, como si tuviese una enfermedad contagiosa que fuese a contaminar toda la humanidad y de forma peligrosa todavía no existía la cura. Ya no era acerca de lo que los otros no estaban haciendo, sino lo que yo no hacía, le dije que como cristiano no estaba haciendo lo que Cristo me pedía que hiciese. Que quería regalar toda mi ropa (aunque no creo que lo vaya a hacer), que me sentía que era un egoísta, que no amaba a nadie, sino que lo hacía por pura obligación... y que sí, quiero un BMW Serie 3 2006 aunque por menos dinero puedo tener un carro bonito y digno. Que se me hacía difícil vivir el día a día como dice la Palabra, aunque estaba loco por vivirlo, y que me afanaba por cosas que no debía afanarme. Que quería una casa grande y que no tenía la más mínima intención de traer a los niños de la calle a comer en mi hermoso comedor de madera de calidad centenaria, junto con muchas cosas más.
No es que sienta depresión o me sienta mal por todas esas cosas, sino que habían estado dando vueltas en mi cabeza últimamente por horas.
Aunque ella me miraba raro, en cierto sentido me comprendía, creo que me miraba raro más porque le hablaba de todas estas cosas y lo mal que me sentía en vez de decir “te amo” y contarle cosas que ella ya sabe como que me gusta mucho, que estoy enamorado de ella y que me encanta, luego cantarle una canción de amor y cerrar con una oración en la que le pida a Dios que se lleve todas las nubes para luego decirle a ella: "que linda esta la luna amor... ¿te gusta? porque tu belleza la empaña..." y todas esas cosas que uno dice cuando está enamorado pero que les dan risa si otra persona delante de nosotros le dice a su enamorada.
Se que estarás pensando que estas cosas que siento no están nada mal, que tengo derecho a tener mi armario lleno de ropa, mi bolsillo lleno de dinero y a tener todo lo que me de mi gana, si lo trabajo claro. Pero ¿por qué?
En una ocasión en la que Jesús estaba enseñando un hombre rico se le acercó, supuestamente quería saber que cosas debía hacer para tener vida eterna aunque aparentemente lo había hecho todo, por lo menos fue lo que respondió cuando Jesús le dijo cuales eran.
"Te falta una cosa más- le dijo Jesús- vende lo que tienes y dáselo a los pobres."
¡Qué dolor! ¿Por qué? Porque nuestras posesiones, lo que tenemos, lo que hacemos, nuestras metas, lo que queremos lograr, muchas veces son las que se oponen a que tengamos una excelente relación con Dios.
(continuará… ejejejejeje! Volví a lo mismo)

martes, febrero 21, 2006

Que les digo...


Bueno, creo que lo que más me anima a escribir en el blog es escribir alrededor de un tema específico sino le pierdo como la corriente a todo... asi que en estos días, probablemente por una buena cantidad de semanas, estaré escribiendo sobre mis reflexiones en el Sermón del Monte y otras experiencias de Jesús con ese tipo de enseñanzas. Por supuesto, estaré escribiendo sobre otros temas, pero eso en general...
Asi que, ¿qué les digo?
El te quiere HIPPIE...

martes, febrero 14, 2006

HENRI NOUWEN SOBRE PERDONAR LA IGLESIA

Lei esto mientras estaba preparándome para un mensaje y quisiera compartirlo con ustedes:
"Cuando hemos sido heridos por la Iglesia, somos tentados a rechazarla. Pero cuando rechazamos la iglesia se nos hace muy difícil mantenernos en contacto con Cristo. Cuando decimos "Yo amo a Jesús, pero odio la Iglesia," terminamos perdiendo no sólo a la iglesia sino también a Jesús.

El reto es perdonar la iglesia. Este reto es grande especialmente porque la iglesia raramente pide perdón, al menos no oficialmente. Pero la iglesia como la fallida organización humana necesita nuestro perdón, mientras que la Iglesia que es parte del cuerpo de Cristo nos continúa ofreciendo perdón.

Es muy importante pensar en la iglesia no como "ese lugar" sino como una comunidad de personas débiles y con problemas de la que somos parte y en la que hemos conocido a nuestro Señor y Redentor."

lunes, febrero 13, 2006

BAR Y TOSTONES... ¡QUE COMBINACION!

Hace algunos días y por pura casualidad de la vida, me encontraba en el bar de un restaurant esperando 10 servicios de tostones*. Mientras estaba ahí y la jevita primero ordenaba la caja y luego preparaba las bebidas para las personas, me preguntaba que iban a pensar si llegaba alguien conocido y me viese frente ahí, a Don Jhonny Walker y todos sus amigos de clase media y clase alta, ¿qué les iba a responder?: "Na aquí eperando uno totone...." "Yeah right!"
Me preguntaba qué me preocupa más: ¿mi apariencia? ¿o que alguien no se desvíe de la luz por mis afanes de comprar tostones en los lugares más inesperados?
Así que llegaron esos oscuros y claros versículos de la Biblia donde Pablo explica que si a tu hermano algo le es ocasión de caer no lo hagas, y cuál era ahora el significado de esos versos para nosotros: ¿una excusa para el legalismo y la religiosidad o un sacrificio de amor para que el hermano no caiga?
La realidad es que en muchos de los casos no es ninguna de las dos...
La mayor parte del tiempo se trata de mi, de que mi imagen no llegue al piso más que de proteger al otro, y es todo lo mismo ¿no? Tratar de que todo el mundo tenga la proyección correcta del cristiano que soy, más que proteger en amor a aquellos que son débiles.
Piensa en eso, yo lo pensé mientras estaba en un bar... esperando unos tostones... por mi madre que era esperando unos tostones...


*en el argot dominicano tostones es plátanos verdes fritos.

jueves, febrero 09, 2006

PARTE DOS

Continuando el tema que inició en el post anterior, recordé una canción de Andrés Calamaro que dice: "... y reprimir el instinto asesino delante de un mimo o de un clown hoy estoy down violento, down radical PERO TENGO APRENDIDO EL PAPEL PRINCIPAL."
No se cual será ese papel y a veces lo interpreto como la forma que tenemos que vivir para que no nos molesten. Muchos cristianos hemos aprendido ese "papel principal", el mismo que usamos para estar bien con todos pero que nos morimos por dentro por sacar nuestras dudas, lo que somos realmente que no ha sido cambiado sino reprimido.
¿Hasta cuando viviremos así?
Yo amo a mis hermanos en Cristo y se que Dios ama incluso nuestra variedad (aunque no las peleas a causa de la variedad, ni las discusiones teológicas sin sentido), y por ellos he intentado ser otro muchas veces, pero cuidadosamente hace años me dediqué a ser quien yo soy y que ellos me aprecien como soy. ¿Será eso una utopía? No lo sé, pero me niego a vivir conforme al "papel principal", y quiero agradarle a Dios. Si hay o habrá algún cambio en mi vida será el que Dios ponga en mi corazón realizar.

lunes, febrero 06, 2006

SACO Y CORBATA


AMIGO ANOMINO (says10:32:27 AM)
en la inauguracion del nuevo tem plo fuiste vestido como si fueras para el circulo ...no para una inuguracion donde hay personas invitadas no necesariamente cristianas
AMIGO ANOMINO (says10:34:18 AM)
aunke dios no come ropa ni estilos solo come corazones
AMIGO ANOMINO (says10:37:07 AM)
se supone que de ke nos hemos arrepentido
AMIGO ANOMINO (says10:37:39 AM)
si no presenta cambios tu vida de que te has arrepentido


Esto es simplemente una conversación que tuve hoy en la mañana con un amigo-hermano en la fé. Casualmente anoche durante El Círculo Live habíamos hablado de eso: el tipo de conducta que nos caracteriza a la mayoría de cristianos que escandalizados te critican o te juzgan si exteriormente no muestras lo que esta estandarizado para el modus vivendi cristiano.
Le pido perdón a mi hermano si mi forma de vestir durante el sábado no es la que a él le puede agradar y trataré de ser lo más formal posible en las próximas reuniones (tengo que aclarar que esto no es de El Círculo sino de la Iglesia al que asisto pa llenarme el tanque).
Pero me gustaría preguntar algunas cosas:
¿Nos escandaliza como el otro se viste porque a Dios le molesta o porque no es nuestro estandar social?
¿Queremos que los otros se vistan de una forma o de otra porque así indicarás que eres realmente cristiano o porque nos gustaría que todos fuesen o se vistiesen como nosotros?
Los dejo con unos versos bíblicos que usamos en la predica de anoche:
Marcos 7:

"Los fariseos y algunos de los maestros de la ley que habían llegado de Jerusalén se reunieron alrededor de Jesús,
y vieron a algunos de sus discípulos que comían con manos impuras, es decir, sin habérselas lavado.
(En efecto, los fariseos y los demás judíos no comen nada sin primero cumplir con el rito de lavarse las manos, ya que están aferrados a la tradición de los ancianos.
Al regresar del mercado, no comen nada antes de lavarse. Y siguen otras muchas tradiciones, tales como el rito de lavar copas, jarras y bandejas de cobre.*)
Así que los fariseos y los maestros de la ley le preguntaron a Jesús: --¿Por qué no siguen tus discípulos la tradición de los ancianos, en vez de comer con manos impuras?
Él les contestó: --Tenía razón Isaías cuando profetizó acerca de ustedes, hipócritas, según está escrito: "Éste pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.
En vano me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas.'*
Ustedes han desechado los mandamientos divinos y se aferran a las tradiciones humanas.
Y añadió: --¡Qué buena manera tienen ustedes de dejar a un lado los mandamientos de Dios para mantener* sus propias tradiciones!
Por ejemplo, Moisés dijo: 'Honra a tu padre y a tu madre
Ustedes, en cambio, enseñan que un hijo puede decirle a su padre o a su madre: 'Cualquier ayuda que pudiera haberte dado es corbán' (es decir, ofrenda dedicada a Dios).
En ese caso, el tal hijo ya no está obligado a hacer nada por su padre ni por su madre.
Así, por la tradición que se transmiten entre ustedes, anulan la palabra de Dios. Y hacen muchas cosas parecidas.
De nuevo Jesús llamó a la multitud. --Escúchenme todos --dijo-- y entiendan esto:
Nada de lo que viene de afuera puede contaminar a una persona. Más bien, lo que sale de la persona es lo que la contamina.*"
Ustedes concluyan por ustedes mismos.

jueves, febrero 02, 2006