miércoles, diciembre 06, 2006

LA IGLESIA "REACTIVA" LATINOAMERICANA 02

¿ABAJO LA IGLESIA? 13
Sección 6 - Parte 2


Comparemos el pensamiento de la mayoría de los Latinoamericanos con el idealismo postmoderno. He tenido la oportunidad de viajar a muchos de los países de Latinoamérica y también compartir en mi país con latinos de casi todos los países latinoamericanos, he observado que el latino es:
1- Mágico: todavía la gran mayoría de los latinos prefieren el pensamiento mágico que la filosofía de cualquier tipo. En mi país, el 80% de la población tiene tendencia a aceptar las experiencias emocionales sobre las convicciones personales: EM = VA (experiencia mágica “igual a” verdad absoluta). Y prefieren que alguien le diga algo antes de darse cuenta por si mismo. Esta actitud es llevada a la iglesia. La misma situación es vista en la mayoría de la población latinoamericana.
2- Tradicionalista: El latinoamericano promedio, valora las tradiciones sobre cualquier tipo de conducta, filosofía y pensamiento. Cualquier cosa que hagas será comparado con la tradición, si no encaja en lo “tradicional” entonces puede ser que no sea cierto y debemos evitarlo. Esto es cierto incluso en ciertas formas de vestir, o incluso de pensar. Obviamente es también transmitido a la iglesia.
3- Comunicación: si bien es cierto que muchos de los latinos tienen acceso a medios de comunicación de tipo excelente, gran parte de nuestra población todavía no disfruta de estos servicios. No sólo eso, sino que muchas de nuestras áreas rurales no tienen energía eléctrica. Así que cualquier proceso que podamos pautar como “acelerado por la comunicación” debe tomar en cuenta que no estamos tan comunicados.
4- Educación: el nivel de analfabetismo es catastrófico, y no sólo eso: muy pocos latinos son buenos lectores, lo cuál tiene como desgraciada consecuencia el hecho de que muchas veces no podemos pensar por nosotros mismos.

Quizás alguno de ustedes me ayude a ver otras áreas que son debilidades del latino y que nos identifican todavía como muy lejos del postmodernismo proclamado.

¿Estoy descartando la posibilidad de la existencia de postmodernismo en Latinoamérica? En ninguna manera, sería un estúpido si así lo admitiera (hasta el movimiento de Alabanza y Adoración de principio de los 90s es una reacción al de Alabanza y Adoración aún existente en Estados Unidos). Lo que quiero decir es que, dada nuestra realidad y esa es que, un gran porcentaje de la población Latinoamericana no ha entrado ni siquiera al modernismo, no podemos usar el postmodernismo como excusa para una Iglesia Emergente. De hecho, lo que he querido decir todo este tiempo que he estado escribiendo bajo la pregunta de “¿ABAJO LA IGLESIA?”, es que la iglesia latinoamericana necesita emerger, porque hemos estado sumergidos durante mucho tiempo. Pero no bajo la excusa de un postmodernismo latente, que sólo existe en aquellos que tienen acceso a buena educación, que tienen costumbre de buena lectura y que tienen también acceso a buenas herramientas y tecnología de comunicación. ¿Descartaríamos de la “Iglesia Emergente” a aquellos hermanos que he llamado “The Others”? ¡No papá (mamá)!

Y esta es mi protesta: ¡Basta de reaccionar! En palabras de Andy Garcia, el actor cubano que tiene gran éxito en Hollywood, al norteamericano se le hace muy difícil entender la cultura latinoamericana porque la ve como si fuese una sólo y Latinoamérica es diversa, tiene muchísimas culturas interactuando al mismo tiempo. Pero Brian McLaren, uno de esos tipos gringos que no entiende la cultura latinoamericana de por sí, dio en la cabeza del clavo cuando nos llamó a salir del colonialismo. Y si clamamos que la Iglesia Emergente es necesaria por el postmodernismo, estamos sólo reaccionando al pensamiento de moda entre las iglesias estadounidenses y por ende, abrazamos con amor, pasión y cierto erotismo el ser todavía una colonia, por lo menos en el territorio mental, de una potencia mundial.

(continuaremos...)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE VUELVA EL HIPPIE

Atte.

Ene... Anoninmo

Caro dijo...

Fausto..
Faltaría destacar que los latinoamericanos tenemos una sed de autoritarismos caudillistas muy peculiar. Nos gustan las dependencias, los cercos bien firmes que nos faciliten la comodidad de la clausura.
Muchos pastores, ministros, o líderes cristianos se convierten en íconos, creo yo, con mayor facilidad que en otros países.

Gaby dijo...

Muy interesante, sobrino

abdiel dijo...

hey te habla abdiel desde la romana y la verdad desde que empeze a tomar conciencia de la realidad de la iglesia eh tenido serios cuestionamientos y nada me identifico mucho con tu forma de penzar na pa lante espero que podamos charlar un dia sobre todo esto

veldugo01 dijo...

Caro: Muy bueno! Lo estaré agregando en el último post de esta serie de la Iglesia Reactiva Latinoamericana...

Gaby: Gracias! Es un honor que estes por aqui...

Abdiel: no es nada cuestionarse, y espero que un dia de estos hablemos... que sea pronto...