viernes, noviembre 24, 2006

¿ABAJO LA IGLESIA? 08


LA IGLESIA REACTIVA Y OTROS DEMONIOS INDIGENTES Sección 4 - Parte 1
“Acaso no saben que los creyentes juzgarán al mundo? Y si ustedes han de juzgar al mundo, ¿cómo no van a ser capaces de juzgar casos insignificantes? ¿No saben que aun los ángeles juzgaremos? ¡Cuánto más los asuntos de esta vida!”
Pablo en 1ra. De Corintios


¡Ba! Lo de “demonios indigentes” era para llamar su atención, romper un poco el molde y hacer la conversación más amena.

He estado bien ocupado últimamente, y aunque he puesto mi corazón en este trabajo a veces no es bueno no tener continuidad, las ideas se pierden de vez en cuando, así que quizás compre una grabadorita o busque una prestada. Hace un calor y su madre en Santo Domingo (aparte de su madre, creo que vino con toda la familia) y amenaza el día con lluvia. Lejos del calor y la lluvia, que no me sorprenden porque este país es simplemente imposible de descifrar en cuestiones referentes al clima, recibí una llamada de mi amigo californiano para saludarme y ver como anda todo. Después de algunos minutos, me dice que ya está listo para empezar a buscar un trabajo; le preguntó que si va a buscar trabajo en alguna iglesia y me dice que no, que ahora mismo quiere estar lejos de eso, que no dejará de congregarse, pues están buscando donde hacerlo, pero que por ahora le caería bien un trabajo “normal”. Me entristeció un poco, y después de orar por él en estos días, trataré de animarlo a volver.

Mi esposa y yo estamos considerando hacer el ministerio “HERIDOS POR EL MINISTRY”, pues es increíble la cantidad de personas que vienen cada semana “estropeados” por algún problema eclesial. Bueno, espero que no me hayan creído en eso (en lo de hacer el ministerio, ¿necesitamos otro más?) pero que conmigo, oren por ellos, y participemos en la renovación del cuerpo de Cristo.

Estoy jugando aunque… aunque… hace unos años, estuve almorzando con una pareja, amigos de hace un tiempo y quienes ofrendan para un ministerio que se encarga de cuidar a los pastores o líderes que han sido heridos en su practica ministerial, así que no es una idea nueva.

Volviendo al tema: He estado pensando profundamente de dónde viene la actitud de estos que simplemente ponen “su lado” de la iglesia, y no sólo eso sino que “su-lado (a su entender “verdadero”) en contra del otro-lado”. Y es que como cristianos se nos enseñó a que debemos reaccionar. La iglesia ha sido cuestionada en varios momentos durante los últimos siglos. Una de las principales amenazas nació en el Siglo XIX con la teoría de un antiguo seminarista metodista, llamado Charles Darwin, totalmente contraria a la de la creación y que conocemos como Evolución. No quisiera estar en los zapatos de aquellos cristianos que vivieron en esa época de terremoto espiritual, y aunque en algún momento la iglesia pudo sentirse sucumbida ante la amenaza de que el mundo abrazara tal teoría, aquí estamos. Ha llegado hasta nuestra época el deseo de defenderse de tal amenaza, hay muchísimos libros de cómo contrarrestar la amenaza de los Darwinistas, pero…

Con la entrada de el Jesus Movement, a finales de los 60s en Estados Unidos, entró el apogeo de la “Apologética” o defensa de la fe, algo así como de tener las palabras listas cuando en algún momento podamos ser atacados. Un gran precursor de esto es Josh McDowell, cuyo libro “EVIDENCIA QUE EXIGE UN VEREDICTO” habla de cómo pasó de ateo, buscando una prueba para negar a Cristo, a cristiano convencido, y es una ayuda para defendernos de aquellos que niegan que hay Dios.

Recientemente, ante la “profunda amenaza” de lo expuesto en una novela policial, de un señor llamado Dan Brown, y que es conocida como “El Código Da Vinci”, no sólo había gente desesperada por lo que esto podía causar a la Santa Iglesia de Cristo, sino que inmediatamente aparecieron los libros especializados y apologéticos para poder tener las “palabras listas” en contra de la novela, uno de ellos del mismo McDowell. Estaba en Estados Unidos al momento de estrenarse la película y unas personas que iban a verla con nosotros decidieron no ir porque se unieron a un grupo de creyentes que querían boicotear el éxito de la película. El boicoteo fue un fracaso y la película… también (no se si deba expresar que me dormí junto con la mitad del cine por dos razones: ¡protesta! Jejejeje! mentira… la película es aburrida y era la tanda de cine de las 11 p.m.).

En mi blog puse una frase que me impacto muchísimo, de alguien que escribió uno de esos libros de “quememos el Código Da Vinci”. Su nombre, Jim Garlow, su cita reza así:
“Algún día, en un futuro no muy distante, todos nos olvidaremos del libro y de la película del Código Da Vinci. La Biblia y la Iglesia de Jesucristo seguirá en pie.”

(¿sigo? No los oigo... así que continuaré)

3 comentarios:

Carolina dijo...

Fausto,

Creo que los mayores ataques a la Iglesia no vienen desde fuera. Se generan por personas desde el interior de la Iglesia (me remito a eso de la semilla y la cizaña que ha de permanecer junta).

Darwin metodista y Marx luterano... ¡Qué ironías de la historia!. Recuerdo que Darwin nunca tuvo la intención explícita de atacar la fe: contemplaba la naturaleza como obra de Dios (aunque de repente se le ha de habe olvidado eso, claro está). :)

Bendiciones para tus amigos en Cal. En ocasiones mi hermano, esos distanciamientos son muy sanos; con el abrigo y amor de personas en sus vidas (como la tuya), llegará el momento, si Dios lo desea, que retomen su ministerio. Dios es tan misterioso...tal vez su ministerio es algo muy diferente a lo que tenían pensado.

Eso de "demonios indigentes" estuvo muy simpático (tenemos que dejarlos así: desempleados ni paradero, pidiendo limosnas espirituales).

Lizzie dijo...

Che! Estoy de acuerdo con vos!

Voy a comenzar por el final... ¡¡Que aburrida es esa película!! También me dormía y cuando me despertaba estaba en la misma escena... ¿será lenta? jajajaja

Yo creo que la ignorancia acerca de Dios es el problema, aunque estoy poniéndome del lado de los que quieren tirar el guante. A veces es cansador este ministerio de liderar o estar en lugares de liderazgo. Ves cosas que no podes creer y te planteas: ¿Y estos no fueron a la escuela biblica dominical?... lo más probable es que no y por eso pasa lo que pasa.

Agrego a la lista de Carolina: Darwin metodista, Marx luterano y Nietzche bautista ¿qué más podemos pedir? gente que transforme el mundo!!!! jajajaja

Bendiciones, Lizzie

veldugo01 dijo...

Carolina y Lizzie: es triste todo esto, y no podemos solucionarlo con metodos o fórmulas de 1,2,3... sino con ser cristianos transformados, quizás algunos no estén de acuerdo conmigo... me llamó mucho la atención lo que Pablo dice en 1 Corintios 12 sobre el cuerpo de Cristo, lo leía esta semana mientras preparaba algo para el servicio del domingo:
"El ojo no puede decirle a la mano: "No te necesito." Ni puede la cabeza decirles a los pies: "No los necesito."
Al contrario, los miembros del cuerpo que parecen más débiles son indispensables, y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. Y se les trata con especial modestia a los miembros que nos parecen menos presentables,
mientras que los más presentables no requieren trato especial. Así Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo, dando mayor honra a los que menos tenían,
a fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros."

Obviamente los menos honrosos nos van a molestar, pero son PARTE...
Seguimos con esto amigos, gracias por leerme.