martes, julio 25, 2006

REVOLUTION

Estoy leyendo el nuevo libro de George Barna: "Revolution", el cual es una investigación que pretende avisar sobre el estado de la iglesia y al mismo tiempo, inspirar a aquellos que se encuentran atrapados dentro del pensamiento revolucionario de lo que es conocido como la "iglesia emergente".
Basado en versos de los capítulos dos y cuatro del libro de Hechos, Barna sugiere que la iglesia primitiva tenía:
1- Adoración Intima
2- Conversaciones edificantes basadas en la fe.
3- Crecimiento Espiritual Intencional
4- Servicio
5- Inversión de Recursos
6- Amistad Espiritual, compañerismo
7- Construía la Familia en Fe

Basado en estos principios, Barna hace una investigación en diferentes iglesias de los Estados Unidos y los resultados son interesantísimos. No se cuál sea la condición de la iglesia en Latinoamérica, pero en mi concepción personal es muy parecida:
1- Respecto a la Adoración:
- El atender dos veces por semana a un servicio de adoración es, por admisión de los mismos creyentes, el único momento en que adoran a Dios.
- 8 de cada 10 creyentes no siente que ha entrado en la presencia de Dios, o experimentado una conexión con El, durante estos servicios de adoración.
- La mitad de los creyentes encuestados admiten no haber sentido la presencia de Dios o experimentado una conexión con El durante el pasado año.
- Sólo uno de cada cuatro creyentes dicen que cuando ellos adoran a Dios lo hacen para que Dios sea glorificado, los otros tres admiten que cuando adoran el propósito de ellos es sentirse bien.

2- Respecto a Conversaciones de Fe:
- El creyente regular que atiende a una iglesia morirá sin guiar a una sola persona a los pies del Señor o a tener una relación con Dios.
- Admiten no tener a nadie en mente a quien les gustaría que aceptara al Señor.
- La mayoría de los creyentes admiten que como no tienen el don del evangelismo alcanzar a otros no es una opción para ellos.

3- Respecto al Crecimiento Espiritual:
- Sólo un 9 por ciento de los adultos que se consideran "nacidos-de-nuevo" tienen una visión bíblica del mundo- esto significa que solo menos de uno de cada diez creyentes con edades sobre los 18 años admite que la verdad moral absoluta existe, que tal cosa esta en la Biblia, y posee algunas verdades que reflejen esas creencias. El otro 91 por ciento posee una extraña mezcla teológica y raras veces vive conforme a esas creencias.
- Aunque el creyente típico admite que la Biblia contiene las verdades de Dios, el o ella pasa menos tiempo leyendo la Biblia en todo un año que el tiempo que pasa mirando televisión, escuchando música, leyendo otros libros o publicaciones, o conversando sobre intereses personales u otras actividades recreativas.
- Cuando se le pregunta qué es el éxito en la vida, pocos creyentes lo definen desde una perspectiva espiritual.
- Cuando se les pide que den una descripción de como ellos quieren ser conocidos por otros, menos de uno de cada 10 creyentes lo describe en términos que reflejen a Dios en sus vidas.

4- Respecto a la Inversión de Recursos:
- Las iglesias cristianas dan un promedio del 3% de sus entradas anuales- by the way: están muy conformes con su generosidad.
- Sólo un 8% de las iglesias cristianas dona por lo menos 10% de sus entradas a otras iglesias u organizaciones sin fines de lucro.
- Cuando se les pregunta cuál es la perspectiva bíblica de la mayordomía, menos de uno de cada veinte iglesias incluye recursos como tiempo, relaciones, ideas, o habilidades en su descripción.
- La mayoría de los creyentes no pueden identificar, cuando se les pregunta, nada en específico a lo que le haya donado dinero o a lo que ellos hayan donado que cambien vidas.

5- Respectos al Servicio:
- En una semana típica, solo uno de cada cuatro creyentes utiliza su tiempo su para servir a otros. La mayoría de este tiempo es dedicado a voluntariado en la iglesia o programas que sirvan a la congregación; muy poco de este tiempo es invertido en ayudar personas fuera de la congregación.
- La mayoría de las iglesias cristianas admiten que han visto personas desamparadas o que viven en las calles de las comunidades alrededor del templo, solo un pequeño porcentaje admite haber interactuado con ellos.
- El creyente regular preferiría dar dinero a una organización que le permita ayudar a alguien o hacer algún servicio misional que tener que involucrarse personalmente en aliviar las necesidades de personas desprotegidas.

6- Respecto a Amistad o Comunidad:
- Menos de uno de cada seis creyentes admiten tener una relación con otro de los creyentes que asisten a su iglesia.
- La influencia más significativa en los creyentes que se congregan regularmente no es ni las enseñanzas desde el púlpito ni el consejo de alguno de sus hermanos en Cristo; son los mensajes que se absorben de los medios, la ley y los miembros de la familia.

7- Respecto a la Familia de la Fe:
- La gran mayoría de creyentes prefiere contar con su iglesia que con su familia, para educar a sus hijos para que sean creyentes maduros.
- En un mes, menos de uno de cada diez familias que asisten a la iglesia adoran juntos fuera de los servicios regulares de su congregación. Solo unos cuantos oran juntos fuera del tiempo del almuerzo.
- La duración de un matrimonio cristiano es la misma que la de los matrimonios que no son discípulos de Cristo.
- Aparte de un programa de su congregación, la típica familia cristiana pasa menos de tres horas al mes en asuntos diseñados para fortalecer su fe.

Triste realidad, ¿no?

3 comentarios:

Natanael Disla dijo...

Es una triste realidad, sí. Comparto tu punto de vista de que es exactamente la misma realidad que se vive en las iglesias de Latinoamérica.

La impersonalidad de la iglesia en la realidad del hombre postmoderno y la falta de una iglesia con tendencia integral al individuo son las principales causas de toda esa situación esbozada.

yanira santana dijo...

me identifico totalmente con estas informaciones que brindas y en este momento le pido perdon a Dios por ser parte de esas estadisticas, en este tiempo me he propuesto estudiar la vida de Cristo aqui en la tierra, creo que perdemos mucho tiempo estudiando otras inclusive de la misma biblia , y no nos detenemos a analizar como vivio Cristo y sencillamente decidirnos por actuar siemplemente como el actuo, cuando era niña yo cantaba una cancion que decia :" amar como jesus amo, soñar como jesus soño , vivir como jesus vivio , sonreir como jesus sonrio , sentir como jesus sentia , querer como jesus queria y al llegar al fin del dia se que vivirias mucho mas feliz "si fueramos mas como Jesus esos datos no fueran cierto, pero todavia en Señor en su infinita misericordia nos regala un poco de tiempo mas para cambiar y hacer lo que tengamos que hacer sin esperar mas.

veldugo01 dijo...

Cosa dificil Yanira, pero es a lo que estamos llamado...
Dios te bendiga mucho y gracias por visitar mi blog...
Fausto