jueves, junio 15, 2006

OTRA ¿FRASE DEL DIA?

No se si esto se vaya a hacer algo común, pero hay cosas que me llaman la atención y que de verdad me encantaría compartirla con ustedes.
Aparte de que soy un loco con C.S. Lewis, hay otro autor que ha llamado mi atención por lo identificado que me siento con lo que escribe, se llama Henry Nouwen. Esta vez estoy leyendo un libro de él que se llama "THE WOUNDED HEALER" (una traducción literal podría ser "EL SANADOR HERIDO"), luego daré un breve resumen del libro cuando lo termine. Pero ¡basta de hablar! aquí va la frase:
"El que ministra es llamado a reconocer los sufrimientos por los que pasa en su vida y en su corazón, y hacer de ese reconocimiento el punto desde donde parte su servicio. Sea que trate de entrar a un mundo dislocado, relacionado a una generación convulsiva, o hablando a un moribundo, su servicio no será percibido como auténtico al menos que, el sufrimiento del cual él habla, venga de un corazón que también ha sido herido.
Nada puede ser escrito sobre el ministerio sin un entendimiento profundo de el camino por el cual el ministro hace que sus heridas estén disponibles como una fuente de sanidad."

¡Dios mío! Alguien que diga algo...

3 comentarios:

eneas dijo...

ok expande mi entendimiento (por que no entendi muy bien), un ministro debe compartir su dolor para sanar heridas, osea el debe decir sus experiencias para hacer a los demas sentir similaridad por el? no entiendo muy bien pero me interesó. eso e de los textos que hay que leerlos varias veces y despacio :P.

Atte.

Eneas Núñez

Lenin Almonte dijo...

Eso está de grandes ligas!!
Me encantó y la comparto en toda su plenitud. Excellent!!

No habrá dos o tres mas como esas??

Cristabel's corner dijo...

q alentador.. y cierto, el sufrimiento por ser uno de los temas tratados en tu post, querido watson, es un valle donde todo ser humano es doblegado, se encuentra con su realidad de vulnerabilidad y temor, y etc, a veces uno se siente peor porque nadie puede entender lo q esta pasando, o pq la mayoria de cristianos no hablamos de nuestros fracasos...