lunes, marzo 27, 2006

HABLEMOS DE HIPPIES (PARTE 2)

El Jesus Movement:

El movimiento hippie tuvo su contraparte cristiana, llamada The Jesus Movement.
Este fue un movimiento contra-contra-cultural. Algunas personas se decepcionaron de la vida americana y se volvieron hippies; después otras personas se desencantaron con los valores hippies y se volvieron "Jesus Freaks". El término Jesús Freak (que en español sería como FANATICO de JESUS o "Loco por Jesús") originalmente era una marca peyorativa, pero los hippies del Jesus Movement se apropiaron de él. Ellos mantenían muchos de los manerismos y costumbres hippies pero cambiaban el contenido. De hecho, amor libre (que en realidad era sexo libre) paso a ser amor libre por Dios y por la gente; frases como "ONE WAY" (Un Camino) suplantó su foco de lo individual y pasó a enfocarse en Dios; "Just Drop Jesus" desplazó la frase "Just Drop Acid". Jesus People, como se les llamaba a los hippies del Jesus Movement, se conocían por ser abiertos y honestos. Eran primitivistas en su teología, buscando un retorno a la vida original de los primeros cristianos. Hicieron un llamado a volver a la simplicidad, a hacer votos de pobreza y estaban en contra del materialismo. Eran fuertes en proclamar el evangelio. Lo que les faltaba teologicamente lo complementaban con un celo por Jesús y amor por el prójimo.
Quizás el aspecto más característico del Jesus Movemente fue la vida en comunidad, en las comunas el grupo era más importante que el individuo, y compartir sus posesiones era la norma. Algunas de estas comunas todavía existen como el Jesus People USA en Chicago.
La sociedad fue cambiando, pero muchos del Jesus Movement no. Y como su reacción primaria fue una reacción a un movimiento contra cultural, cuando este movimiento murió, el Jesus Movement perdió su relevancia cultural. Para principio de los 80s, había desaparecido casí totalmente. Hoy en día todavía existe su influencia en la música alternativa cristiana, Jesus People USA y otros ministerios que han permanecido relevantes en una cultura que cambia rapidamente.

1 comentario:

Roberto dijo...

Hola. Qué buen aporte. Me la he pasado todo el sábado viendo documentales del LSD y la contracultura. Saber que "Jesus Freaks out in the streets handing tickets out for God..." sucedió me levanta el ánimo como no tienes idea.
Pasé por tanto... no te imaginas. Me pelée con Dios por una identidad, como Israel.
Bueno el camino es largo y estrecho, pero vale la pena hermano.
Saludos de Lima, Perú.