jueves, febrero 09, 2006

PARTE DOS

Continuando el tema que inició en el post anterior, recordé una canción de Andrés Calamaro que dice: "... y reprimir el instinto asesino delante de un mimo o de un clown hoy estoy down violento, down radical PERO TENGO APRENDIDO EL PAPEL PRINCIPAL."
No se cual será ese papel y a veces lo interpreto como la forma que tenemos que vivir para que no nos molesten. Muchos cristianos hemos aprendido ese "papel principal", el mismo que usamos para estar bien con todos pero que nos morimos por dentro por sacar nuestras dudas, lo que somos realmente que no ha sido cambiado sino reprimido.
¿Hasta cuando viviremos así?
Yo amo a mis hermanos en Cristo y se que Dios ama incluso nuestra variedad (aunque no las peleas a causa de la variedad, ni las discusiones teológicas sin sentido), y por ellos he intentado ser otro muchas veces, pero cuidadosamente hace años me dediqué a ser quien yo soy y que ellos me aprecien como soy. ¿Será eso una utopía? No lo sé, pero me niego a vivir conforme al "papel principal", y quiero agradarle a Dios. Si hay o habrá algún cambio en mi vida será el que Dios ponga en mi corazón realizar.

3 comentarios:

Jaaziel dijo...

Hoy he conocido tu blog a traves de Rafael, de Jesus.com.do
Pensaba que no habia mas "locos" fuera del "papel principal"
Y somos casi un "clan" :-D, te meto en mi bloglines y en mi blog.
El Señor te bendiga, mi hermano

Vitix dijo...

man.. es mejor ser odiado por quien realmente eres que ser amado por quien no eres..

Danny dijo...

Un pastor, Bonhoeffer, asesinado por Hitler, tiene un hermoso poema, que trata justamente sobre este mismo problema.
¿Quién soy realmente?
Cuando nos preguntamos eso, a la luz de circunstancias como las que tú describes, pues..podemos entrar en contradicciones.

Danny