miércoles, octubre 19, 2005

MONEY TALKS

De como Fito Paez dirige la alabanza mientras me piden dinero



Hace algunos años, mientras estaba de visita en Lima, Perú, asistí a una cruzada de un famoso predicador para jóvenes en la que Fito Páez dirigía la alabanza, bueno... no era él, pero era obvio a quién el cantante quería parecerse. Era un espectacular cruce entre Michael Jackson y Fito Páez y Marcos Witt, cosas así uno no las ve todos los días.
Miles de jóvenes se habían congregado en aquel estadio. Uno de mis amigos nos había conseguido pases de pastores por lo que entramos fácil y pudimos estar al frente, así veíamos el predicador de cerca.
Después de un intenso tiempo de alabanza y adoración en el que Fito también danzó, tocaba el tiempo para las ofrendas. Así que llamaron a un pastor, seguramente conocido por sus dotes de convencimientos respecto al $. El tipo tomó tanto tiempo como el que se toma para el mensaje, de hecho recuerdo que la prédica duró menos. Perdonen que viva de esta manera: ¡ME ENOJE TANTO!
Parafraseó un pasaje de la Biblia directo del griego a lo que él entendía significaba. Y nos narró la triste historia de su vida hasta llegar a conocer el secreto del corazón de Dios respecto al dinero. Resultado: ¿ninguno de nosotros dio dinero? ¡NO! Todo el estadio, menos yo y algunos que estaban también incómodos, se desbordaron a ofrendar cuanto más podían para que Dios, quien sólo te mira cuando tienes dinero (por lo menos es lo que dicen) los bendijera mil veces más y, como El es justo, si das mucho te bendice mucho, si das poco te bendice poco y si no das nada pues no te da nada, y ve revisando tu relación con Dios porque algo debe andar mal.
Yo puse una nota dentro del sobre que me dieron diciendo: "¿Cómo carajos creen que Dios vea que engañen a su pueblo de tal manera?" Con mi teléfono, dirección, etc. Se que nunca la leyeron, por lo menos no quien yo quería que lo leyera, sino que paró en la basura después que uno de los que contaban las ofrendas lo leyera.
Eso se quedó grabado en mi corazón para toda la vida. Y se que no hay que ir a Perú para ver este tipo de cosas (a Fito dirigiendo la alabanza sí), sólo enciendes tu televisión y veras como gran parte de una programación cristiana es pedir dinero: "¡Da! ¡Manda tu ofrenda para que seas sanado!" "Estaremos orando por ti mientras recibimos tu donación a través de tu tarjeta de crédito. Ahora aceptamos Matercard™..."
¡Oh, Dios mío!
¿Cómo Dios ve todo este asunto del dinero?
Seguro que le encantaría que Fito Páez le adorara, pero ¿es Dios un usurero común? ¿el banco donde pones tu dinero y luego al tiempo ves los resultados?
No me malinterpretes, Dios bendice y bendice en gran manera a aquellos que dan desinteresadamente, ¿pero es necesario todo este show?
(¿ustedes quieren que continue?)

4 comentarios:

Natanael Disla dijo...

no es necesario ese show, es excesivo. la teologia de la prosperidad ha fallado al engañar a la gente de los países tercermundistas.

Rafael dijo...

Viejo es el mismo caso de la radio, la televisión y las campañas. La palabra es un pretexto para pedir. Estoy deseando que saquen los canales cristianos de la programación regular del cable, que sean canales premiun como los de los adultos.

Sunny dijo...

si man, yo estaba ahí contigo, era un bendito show, un telemaraton, el que diera mas dinero... tambien recuerdo que el preguntó "y que es lo que hace falta?" y todo el mundo a una respondio " LOS SOLESSS!!"..


Que asco!!

Walter Kucharenko dijo...

quien es el "fito"? me muero de ganas de saber quien es!!! dale, di que si...
wal...