sábado, octubre 22, 2005

MONEY TALKS (02)


Un amigo mío me contó que hay un hermano que con todo el amor que puede caber en su corazón cumple la gran comisión en su trabajo. Es chofer de transporte público y mientras transita de parada en parada hace lo que tiene a su alcance para compartir su fe: sintoniza a todo volumen su emisora cristiana favorita. Espera sembrar la palabra en los corazones, lamentablemente la radio está de maratón, pidiendo dinero, solo puede sembrar la duda, el prejuicio y la mala voluntad en la mente de sus clientes.

Como en muchas otras cosas hemos confundido el propósito principal. A veces no se de qué se trata la televisión cristiana: ¿de Cristo o de dinero? Alguien que me diga por favor, y como esto no se trata de televisión cristiana (a eso algún día le dedicaremos todo un tomo enciclopédico de investigación psicológica y de distorsión de la Palabra _con P mayúscula), sigamos hablando de el dinero.

Entonces, ¿cuál es todo este asunto con Dios y mi dinero? Primero debo aclararte que no escribo para darte ninguna solución, si escribo para que entiendas mis experiencias. Dios quiere que manejes bien tu dinero, que poseas el dinero y no que el dinero te posea a ti. De hecho la única comparación en balanza que hace Cristo respecto a Dios es con el dinero: "Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas."
Si el dinero te posee es literalmente TU SEÑOR.
Dios da dinero para que des, y cuando das es una de las cosas más gratificantes que existen, no sólo a la obra sino también para que seas bendición a otros.
¿Eres bendecido con esto? ¡Claro! Pregúntale a aquellos que son fieles en dar.
¿Debo dar esperando algo? ¡No! Dios mira lo que haces y te dará tu recompensa.
El otro día mientras conversaba con una vieja amiga a quien sólo veo cada dos años y siempre terminamos discutiendo. Hablábamos de lo que ella llamaba "La Ley de la Siembra y la Cosecha". Esta ley consiste en que mientras más siembras más se te da y mientras menos siembra menos se te da. Le dije que eso no existía en la Palabra, ella me dijo que sí que eso era totalmente cierto. Obviamente como ella tenía la razón y yo también, terminamos enojados y en bandos diferentes. Creó que Dios es fiel y si le das te da, pero también es soberano y le da a quien El quiera cuando El quiera, ¿o no recuerdas que muchos de los grandes hombres de la Biblia murieron en extrema pobreza? Los medios necesitan dinero para llevar la Palabra. ¡Cierto! pero a estos hombres su carencia nunca los detuvo en llevar el evangelio, a nosotros la abundancia nos detiene y nos imposibilita llevar el mensaje.
¿Quién te crees que es Dios? El no necesita tu dinero, ni está en el cielo con sus ángeles esperando quien gana la competencia de dar más en la ofrenda. si mal no recuerdo esa competencia la tenían los discípulos en la Biblia cuando Jesús los sorprendió diciéndole que no era quién daba más sino el corazón con que lo daba.
¿Entonces a quién le creó a lo que me dicen en televisión o en la Palabra?
¿Estás seguro que quieres que te diga?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

q te digo mano? a mi me produce una sensacion desagrable y no se no niego a nadie cuando le dan el enfasis enfermizo y AVARO al dinero en la congre del Señor, es como si nos olvidaramos que El es el dueño del oro y de la plata, como si nos olvidaramos que el amor al dinero es la raiz de todos los males, es como si nos olvidaramos que Jesus no pudo permitirle al joven rico que le siguiera porque este estaba aferrado al dinero, taba en el primer lugar de su corazon, y creo q eso se da en todos los tonos y colores. Dar es biblico, la ofrenda es biblica y el diezmo tambien, pero tan pronto hacemos de estas acciones, acciones que vienen por persuacion o presion o sujestion, ya perdieron su verdadero valor y proposito, es un privilegio darle al Señor lo que El se merece y es tan precioso cuando El te mueve a dar, pero es triste cuando sientes casi una pistola en tu cuello si no das, tas mal!, dependencia y rendicion son actitudes bien internas que Dios las mide en funcion de nuestra genuinidad al darle lo que El se merece.

Vitix dijo...

el senior me hablo sobre eso hace un tiempo.. cuando quieras te puedo comprartir un poco...

Yamel Romero dijo...

Viejo, yo toy de auerdo.
Creo que ese evangelio está destruyendo mucha gente que quizas se acerca ala iglesia a buscar algo diferente, y se encuentra con un "pueblo de Dios" totalmente desenfocado mirando sólo las bendiciones materiales.. Estos líderes dicen lo que la gente quiere oir, díme tu si así no es bueno?? ¿Quién no sigue a Cristo así? Que te promentan que Dios tiene una mata de dinero y que sólamente tienes que regar la matita, para que Dios te de los frutos. Creo que eso es rebajar el evangelio de Cristo, eso es menospreciar la vida de Cristo quien nos dió ejemplo de humildad y de desprendimiento de cualquier bien material, dinero, apariencia, posición, etc. Dios no necesita hacer intercambios con nosotros, ¿Si tu me das yo te doy.. ? ¿Qué es eso?

Me encanta esta frase de Jim Bakker el de PTl ministries (que se vió en un lio feo de dinero que hasta a la cárcel fue a parar) quien después de arrepentirse y ser confrontado por Dios, Reconoció:

"El evangelio de la prosperidad en el mejor de los casos es una averración y en el peor de los casos, otro evangelio"