martes, octubre 11, 2005

ERRRR MINITERIO!

Casi cada día, surfeando en el internet, encuentro la narración de algún líder o pastor de jóvenes que ha cambiado de “trabajo” por sufrir lo que ellos llaman la decepción del ministerio. Muchas veces hasta me he preguntado si algún día sufriré de esa decepción, de ese cansancio. He leído de algunos que ante tal cansancio pues lo esconden y terminan en una depresión intensa. Este que leí ayer es muy interesante (click aquí). Y tengo algunas preguntas: ¿qué pasa con el ministerio? ¿lo estamos tomando a la ligera o creemos que es algo que no requiere nuestro esfuerzo? ¿deberíamos de poner las manos en el arado y no mirar nunca hacia atrás o hay oportunidad para dejarlo cuando estamos hartos de la gente de la iglesia? Quiero sus comentarios, sería cool…

5 comentarios:

Rafael dijo...

Hey. Tengo dos ideas al respecto. Creo que los pastores que terminan abandonando lo hacen entre otras cosas por dos razones:
- No tenían una convicción de llamado. Hay muchos creyentes con carisma y dones de liderazgo pastoreando iglesias. Lamentablemente no todos los líderes ni todos los predicadores tienen un corazón de pastor.
- Se creyeron el cuento del pastor superestrella que puede jugar todas las bases. Cuando observo los pastores que tengo al rededor los veo haciendo "en amor" todas las cosas que debería estar haciendo la iglesia (sus miembros). Caminando delante de las ovejas con una cuerda (arrastrando) y con tres de ellas encima (Cargando). Al final, cuando se cansan, la calidad del ministerio decae y terminan desmotivados o frustrados.

Anónimo dijo...

YO considero lo mismo Rafael, nunca nos tomamos el equilibrio para poder dar los frutos correctos. La mata e mango no da fruto todo el año...

Sunny dijo...

Bueno, lamenatblemente TODOS nos jartamos de TODO.. pero si nos llevamos de nuestras emociones momentáneas, los arranques y las desepciones de las cosas que hacemos, pues nunca llegaríamos a nada, nunca terminaríamos nada, y hasta a los maridos los dejaramos por cualquier pendejá... La perseverancia es la clave del exito... y casi nunca, en "ministerio issue" veremos nuestra recompensa aquí en la tierra... este tipo de cosas, se ve solo cuando estemos en la eternidad... ahí estará nuestra corona, nuestra satisfación.. ademas, nadie dijo "ESTO ES MUY FACIL"...

Anónimo dijo...

Si la perseverancia es sumamente importante, y tener en cuenta que nuestra recompensa no está aquí en la tierra sino en los cielos, eso nos mantendra sabiendo que no tenemos que recibir buenos o malos comentarios sino ser guiados por Dios para hacer un buen trabajo. A veces nos enfocamos tanto en lo que la gente dice que... vaya!! Pero Dios ta con uno... si o si... eso es asi....

Anónimo dijo...

si queremos responder esas preguntas *las del final* tomando como premisa a nosotros los humanos, es muy posible dada nuestra naturaleza ambibalente, incosistente entonces, seria que si, se puede poner la mano en el arado y mirar atras. Aunque no kiero dejar el componente humano a un lado, porque somos humanos, hay que poner el Autor de todo ministerio delante, El es quien pone y quita reyes dice su Palabra, y el ministerio que viene de la palabra servicio, se ha vuelto una especie de moda, que se pone y luego se deja, y Cristo enfatizó lo que significaba, es a pesar de tus debilidades, y tentaciones en el camino, significa tener un corazon perseverante para hacer la obra para la cual te ha llamado a pequeña o grande escala. Espero que aunque sufras decepciones no te muevas de tu lugar hasta que El te lo indique, q ya eso es otro caso. Es dificil, yo no soy la mas indicada para hablar de fidelidad a los ministerios, pero se que el comprometerse con Dios no es una moda o asignado por el zeigest de un tiempo, y demanda determinacion, vision y pasion, que solo El puede darla siendo la Vid de tu vida.