lunes, enero 24, 2022

¿Y Quién Es Este... Dios? (DevosEnOriginales 15)

וַיֹּ֣אמֶר פַּרְעֹ֔ה מִ֤י יְהוָה֙ אֲשֶׁ֣ר
אֶשְׁמַ֣ע בְּקֹל֔וֹ לְשַׁלַּ֖ח אֶת־יִשְׂרָאֵ֑ל
 לֹ֤א יָדַ֙עְתִּי֙ אֶת־יְהוָ֔ה וְגַ֥ם
אֶת־יִשְׂרָאֵ֖ל לֹ֥א אֲשַׁלֵּֽחַ׃
Éxodo 5:2

Cuando leí este versículo, pensé: “¿Y dónde estaba que no me di cuenta que… lo leí?” ¡Oh, sí! A veces uno lee la Biblia mecánicamente para cumplir con la cuota y, en otras ocasiones, es más bien el hecho de que situaciones específicas de la vida, interacciones con personas alrededor del tiempo que lees ciertos pasajes, conversaciones significativas, te hacen “ver” versículos que “no habías visto antes”.

La arrogancia del Faraón es importante,  מִי יְהוָה (¿quién [es] Yahveh?), y es la misma arrogancia que lo va a llevar al fracaso y a la destrucción. Pero, lo que más me sorprendió de leer el versículo fue que… he escuchado eso antes. Más de una vez he escuchado de gente con quien he conversado este  מִי יְהוָה, que me lo dicen no solo para hacerme entender que les importa un comino quién sea o no sea Dios, también lo dicen para que me sienta mal, y en cierto modo me siento mal… por ellos, aunque no creas en algo o alguien debe abordarse de manera humilde y respetuosa, especialmente en el mundo en que vivimos donde hay una supuesta tolerancia.

 מִי יְהוָה 
Esta es la respuesta:

אֱלֹהֵ֨י עוֹלָ֤ם׀ יְהוָה֙ בּוֹרֵא֙ קְצ֣וֹת הָאָ֔רֶץ לֹ֥א יִיעַ֖ף וְלֹ֣א יִיגָ֑ע אֵ֥ין חֵ֖קֶר לִתְבוּנָתֽוֹ׃
נֹתֵ֥ן לַיָּעֵ֖ף כֹּ֑חַ וּלְאֵ֥ין אוֹנִ֖ים עָצְמָ֥ה יַרְבֶּֽה׃
וְיִֽעֲפ֥וּ נְעָרִ֖ים וְיִגָ֑עוּ וּבַחוּרִ֖ים כָּשׁ֥וֹל יִכָּשֵֽׁלוּ׃
(Isaías 40:28-30)

El fin de un camino repleto de arrogancia es la humillación, es la cabeza gacha, es pérdida. Que nuestra humildad nos presente, y que vaya frente a nosotros todo el tiempo.


viernes, enero 21, 2022

Hay Algo Que Debes Saber (DevosEnOriginales 14)


וַיֹּ֤אמֶר מֹשֶׁה֙ אֶל־הָ֣אֱלֹהִ֔ים מִ֣י אָנֹ֔כִי כִּ֥י אֵלֵ֖ךְ אֶל־פַּרְעֹ֑ה
וְכִ֥י אוֹצִ֛יא אֶת־בְּנֵ֥י יִשְׂרָאֵ֖ל מִמִּצְרָֽיִם׃
וַיֹּ֙אמֶר֙ כִּֽי־אֶֽהְיֶ֣ה עִמָּ֔ךְ
Éxodo 3:11-12

Casi todos los que leen la Biblia están familiarizados con el primer encuentro de Dios con Moisés. Moisés, ya acostumbrado a su ya no tan nueva vida (llevaba un largo tiempo viviendo en Madián y cuidando las ovejas de su suegro), se da cuenta que el lugar tan habitual por donde a veces se movía con el rebaño no era tan… ordinario, y que el suelo que pisaba era sagrado. Allí recibe una invitación del mismo Dios, una invitación a romper con el patrón que llevaba todos estos años, y guiar al pueblo de Dios desde Egipto a la tierra prometida. Casi todos los profetas regateaban con Dios cuando eran llamados: “soy muy pequeño”, “soy muy grande”, “no tengo…”, y la conversación que sigue tiene el regateo más grande que hay en la Biblia entre el llamado y Dios.

Lo que más me sorprende es que, ante la primera negativa de Moisés en donde le dice a Dios מִ֣י אָנֹ֔כִי (¿quién soy yo?), el Señor no le da una charla motivacional diciéndole que hay una fuerza escondida en él, no le dice que deje de pensar como pollo si realmente es águila, o que no se límite que su único límite es el cielo… y todas esas cosas que nos venden los que se dedican a decir que todo es posible y si ellos pudieron tú puedes… ¿¡o sea!?). Esta es la respuesta del Señor: כִּי־אֶהְיֶה עִמָּךְ (“pues Yo estaré contigo”). No importaba quién era Moisés, lo que importaba era que “Yo Soy” estaría con él.

A veces no necesita cambiar la estructura de quienes somos o alcanzar una nueva habilidad o capacidad, sino que lo que necesitamos es reconocer lo que Dios ha prometido: “Yo estoy contigo”. Y para los policías de la hermenéutica que ahora están pensando que eso no es algo que Dios nos ha dicho sino que se lo dijo a Moisés, los dejo con esta: «καὶ ἰδοὺ ἐγὼ μεθʼ ὑμῶν εἰμι πάσας τὰς ἡμέρας ἕως τῆς συντελείας τοῦ αἰῶνος» (Mateo 18:20)

Bye!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto Cortesía de Thomas Hawk
Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

jueves, enero 20, 2022

¿De Qué Estás Lleno? (DevosEnOriginales 13)

 «λέγω δὲ ὑμῖν ὅτι πᾶν ῥῆμα ἀργὸν ὃ λαλήσουσιν οἱ ἄνθρωποι ἀποδώσουσιν περὶ αὐτοῦ λόγον ἐν ἡμέρᾳ κρίσεως· ἐκ γὰρ τῶν λόγων σου δικαιωθήσῃ, καὶ ἐκ τῶν λόγων σου καταδικασθήσῃ.»
Mateo 12:36-37

A veces no prestamos mucha atención a cómo hablamos, de hecho: en la mayoría de los casos no le damos ningún tipo de importancia ni al tono, ni a las palabras, ni al cómo nos dirigimos a otros. Pero… resulta ser que para Dios es muy importante lo que decimos y cómo lo decimos, pero no al punto en que estas palabras se convierten en mágicas o porque quizás tienen la capacidad de atraer hacia nosotros lo que más anhelamos, como algunos han llegado a pensar, sino porque lo que decimos revela nuestro interior, revela lo que quisiéramos que le pase a otros y lo que pensamos de ellos (bueno o malo). No es lo que harán nuestras palabras, es lo que somos cuando nuestras palabras salen torcidas, o cuando las gritamos o cuando deseamos lo peor de otros. Y, en ese punto, resulta muy preocupante que, escuchando lo que sale de nuestras propias bocas, no nos preocupe que desde nosotros haya salido eso.

Jesús le dice a sus detractores que vamos a dar cuenta de cada “ῥῆμα ἀργὸν” (que se ha traducido como “palabra ociosa”, “palabra vana”, “palabra inútil”, “palabra sin sentido”), y no se lo que piensas, pero para mi esto es bastante serio.

Una vez leí por ahi:
«Cuida tus pensamientos; se convertirán en tus palabras.
Cuida tus palabras; se convertirán en tus acciones.»
Lo que va totalmente a tono con lo que Jesús dijo: “de la abundancia del interior del ser humano habla la boca.”

Desde lo que hablas y desde cómo te expresas, ¿qué hay en tu interior?
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

miércoles, enero 19, 2022

Dios Va Delante (DevosEnOriginales 12)

וַיִּשְׁלָחֵ֤נִי אֱלֹהִים֙ לִפְנֵיכֶ֔ם לָשׂ֥וּם לָכֶ֛ם שְׁאֵרִ֖ית בָּאָ֑רֶץ
 וּלְהַחֲי֣וֹת לָכֶ֔ם לִפְלֵיטָ֖ה גְּדֹלָֽה׃
Génesis 45:7

Lo primero que pensé al leer esta historia nuevamente, fue en una frase de C.S. Lewis que vi por ahí hace años. No la recuerdo con exactitud, así que voy a parafrasear: “Como Dios no está sujeto al tiempo, Él puede trabajar en el pasado para contestar una oración que harás en el futuro.”

Un montón de cosas hacen sentido “hacia atrás”, en el pasado, cuando miramos su resolución final en el futuro. Es por eso que, muchas veces, lo de “ahora no entiendes lo que estoy haciendo, pero luego lo vas a entender”, es la mejor respuesta que Dios puede darnos, pues Él sabe en lo que está trabajando y cómo se va a desenvolver. 

Pero, ¿cómo respondemos a eso? ¡Confiando!

Caminamos con un Dios Poderoso, quien tiene en sus manos los tiempos, la física, la materia, la energía, y quien no está sujeto ni limitado a estas cosas. Dios no va momento a momento (también algo que magistralmente explica C.S. Lewis en “Mere Christianity”) porque no está sujeto al tiempo, por eso va a través de nuestros momentos (no linealmente sino extra-temporalmente) haciendo la obra en nosotros que su Palabra dice que completará (Filipenses 1:6), Dios es fiel.

Cuando la cosa se apriete mientras confías en Dios, sigue confiando y mantente seguro de que esto resultará para el bien tuyo y de muchos más.
¡Confía!
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto Cortesía de Thomas Hawk
Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

martes, enero 18, 2022

No Depende De Ti (DevosEnOriginales 11)


וַיַּ֨עַן יוֹסֵ֧ף אֶת־פַּרְעֹ֛ה לֵאמֹ֖ר בִּלְעָדָ֑י
אֱלֹהִ֕ים יַעֲנֶ֖ה אֶת־שְׁל֥וֹם פַּרְעֹֽה׃
Génesis 41:16

Me sorprende como tantas veces el uso de las capacidades que Dios nos da se transforma en un asunto de “ganancia personal”, de “avance profesional” o de “crecimiento del individuo”. Se ha vuelto muy común para la gente hablar de estas capacidades o de un ministerio como “suyo” o con ese morbo que señala a la gratificación personal de que este individuo es más especial o destacado que los demás porque tiene esto o aquello ‘de parte De Dios’. Tal actitud no puede ser más contraria al uso bíblico, en donde la respuesta suele ser: “No soy yo, es el Señor”. 

Fíjate que tan conectado estamos hoy con esta mentalidad mundana de tener como meta la gratificación pura y personal, que hay que hablar y explicarle a la gente cómo puede sentirse bien cuando trabaja para Dios si es “Dios quien recibe la gloria”. ¡Par favaaar! “Δοῦλοι ἀχρεῖοί ἐσμεν” (‘Siervos inútiles somos’ - Lucas 17:10)… dirás “Pero, ¡me voy a sentir mal!” Te responderé: “Y, ¿por qué?” Cuidado si tu interés no es glorificar a Dios sino.. a ti mismo.

El “בִּלְעָדָי” (que la RVC ha traducido como “No depende de mi”) debe ser más común que la muy usada frase “la gloria es De Dios y la fama es pa’ mi”. Este es el tipo de persona a la que Jesús se refiere cuando dice: “πολλοὶ ἐροῦσίν μοι ἐν ἐκείνῃ τῇ ἡμέρᾳ· Κύριε κύριε, οὐ τῷ σῷ ὀνόματι ἐπροφητεύσαμεν, καὶ τῷ σῷ ὀνόματι δαιμόνια ἐξεβάλομεν, καὶ τῷ σῷ ὀνόματι δυνάμεις πολλὰς ἐποιήσαμεν;  καὶ τότε ὁμολογήσω αὐτοῖς ὅτι Οὐδέποτε ἔγνων ὑμᾶς· ἀποχωρεῖτε ἀπʼ ἐμοῦ οἱ ἐργαζόμενοι τὴν ἀνομίαν.” (Mateo 7:22-23)
------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto Cortesía de Thomas Hawk
Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common

viernes, enero 14, 2022

¿Dios Resuelve? (DevosEnOriginales 10)

אִוֶּ֣לֶת אָ֭דָם תְּסַלֵּ֣ף דַּרְכּ֑וֹ וְעַל־יְ֝הוָ֗ה יִזְעַ֥ף לִבּֽוֹ׃
Proverbios 19:3

En los años que tengo en mi caminar con el Señor, he visto el reflejo de este proverbio una y otra vez. Gente que toma malas decisiones, que elige caminar en sentido contrario a la voluntad de Dios, que se mete en asuntos complicados sabiendo las terribles consecuencias, y cuando le va mal: se enoja con Dios. 

El lema, en muchos casos: "Dios resuelve... Jesús resuelve”, como si tuviésemos una buena excusa para actuar irresponsablemente, pues luego viene Él detrás de nosotros, con su caja de herramientas de carpintero profesional, enmendando todos los disparates que hacemos o las cosas que decimos mal durante nuestro camino.

Mi pregunta es: ¿Es la gracia una excusa para una vida de actos irresponsables? Creo firmemente que no. Aunque no puedo negar que la gracia de Dios es infinita, nos aguanta hasta que podamos ser responsablemente suficientes para ser tan agradecidos de esta gracia, que la forma en que actuemos sea de acuerdo a la voluntad de Dios. ¿Es posible conocer la voluntad de Dios? ¡Claro! La Biblia dice en Colosenses:
"αἰτούμενοι ἵνα πληρωθῆτε τὴν ἐπίγνωσιν τοῦ θελήματος αὐτοῦ ἐν πάσῃ σοφίᾳ καὶ συνέσει πνευματικῇ, περιπατῆσαι ἀξίως τοῦ κυρίου εἰς πᾶσαν ἀρεσκείαν ἐν παντὶ ἔργῳ ἀγαθῷ καρποφοροῦντες καὶ αὐξανόμενοι τῇ ἐπιγνώσει τοῦ θεοῦ, " (Colosenses 1:9-10)

O sea, sí que Jesús resuelve, pero cuando decidimos agarrarnos de esa frase para actuar irresponsablemente entonces de alguna forma Dios necesita trabajar en nuestras vidas para hacernos responsables de las cosas que no queremos aceptar como nuestra responsabilidad.

------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons

jueves, enero 13, 2022

Durmiendo en Paz (DevosEnOriginales 09)


רִגְז֗וּ וְֽאַל־תֶּ֫חֱטָ֥אוּ אִמְר֣וּ בִ֭לְבַבְכֶם עַֽל־מִשְׁכַּבְכֶ֗ם וְדֹ֣מּוּ סֶֽלָה׃
Salmo 4:5(4)

Este es uno de esos versículos difíciles de traducir que tiene la Biblia, las palabras son claras pero la sintaxis junto a la brevedad que caracteriza un poema hacen su traducción difícil. En español lo han traducido:
“Si se enojan, no pequen; en la quietud del descanso nocturno examínense el corazón.” (NVI)

“Pónganse a temblar, y no pequen; más bien, mediten en sus camas y guarden silencio.” (RVC)

“¡Tiemblen y no pequen más! Ya acostados, y en silencio, examinen su propia conciencia…” (DHH)

Una vez leí en español lo de “Si se enojan, no pequen…”, y me fascinó lo parecido que era al famoso versículo del NT (Efesios 4:26), que usa exactamente las mismas palabras de este versículo en la Septuaginta («ὀργίζεσθε καὶ μὴ ἁμαρτάνετε»). Pero el hebreo dice “tiemblen”, dándole al versículo un hermoso flujo que va desde agitarse (רִגְזוּ) hasta aquietarse (וְדֹמּוּ), desde consternación por el pecado hasta silencio. 

¿Qué haría que uno empiece en consternación y termine en silencio?

La verdad es que no podemos hacer mucho por nuestras faltas, algunas no necesariamente son pecado pero nos perturban porque a consecuencia de ellas alguien sufrió o se siente mal o pasó por un mal rato; otras sí son pecado, y uno se lamenta de seguir cayendo en el mismo lodo o tropezando con la misma piedra. En verdad… uno a veces no duerme o no concilia el sueño pensando o culpándose, pero el salmo nos lleva al punto en donde, meditando en la gracia y la misericordia del Señor, entregando nuestros pecados en arrepentimiento, podemos estar tranquilos porque Dios nos sostiene con su fiel amor.

Solo la conciencia que descansa en el Señor como quien cubre nuestras faltas y pecados cuando nos acercamos a Él con confianza y con un interior arrepentido puede decir como en el v. 8 (9 en el hebreo) de este salmo:
בְּשָׁל֣וֹם יַחְדָּו֮ אֶשְׁכְּבָ֪ה וְאִ֫ישָׁ֥ן כִּֽי־אַתָּ֣ה יְהוָ֣ה לְבָדָ֑ד לָ֝בֶ֗טַח תּוֹשִׁיבֵֽנִי׃

------------------------------------------------------
Fausto Liriano • www.veldugo01.com
Bajo Licencia Creative Commons
Foto Cortesía de Thomas Hawk
Usado Con Permiso Bajo Licencia Creative Common